Las grandes esperanzas argentinas siguen en pie.
Las grandes esperanzas argentinas siguen en pie.

La selección argentina de Básquet cerró en buen nivel, aunque con ciertos altibajos, su participación en la primera ronda de los Juegos Olímpicos, ante Rusia, ya eliminada. Ahora, espera a Grecia, por los cuartos de final. Por su parte, también el Jockey femenino se clasificó para las semifinales al vencer por 3-2 sobre Nueva Zelanda. El próximo rival de Las Leonas será Holanda, el mejor equipo del mundo.

Los gigantes van por una medalla. La selección argentina de Básquet cerró en buen nivel, aunque con ciertos altibajos, su participación en la primera ronda de los Juegos Olímpicos. Ante una Rusia ya eliminada, en el equipo de Hernández hubo mayor rotación de lo habitual entre los titulares y suplentes y eso se sintió un poco en el rendimiento. Pero cada vez que tuvo problemas apareció Luis Scola como el as de espadas para que la victoria no corriera peligro.

Con el segundo puesto del Grupo B asegurado y con Grecia esperando en cuartos de final, la Selección dio otra vez muestras de que es un equipo de élite. Pero dentro de ese conjunto que se reencuentra como tal, algunos se destacaron: además del mencionado ala-pivote, aparecieron chispazos de Nocioni -sobre todo en el primer tiempo- y la clase inconfundible de Ginóbili.

Argentina tuvo algunos inconvenientes en el comienzo con los rebotes, al punto de que el primero lo obtuvo recién cerca de los 3 minutos de juego. Como había ocurrido ante Croacia, luego de un inicio parejo la Selección empezó a despegarse y al final del primer cuarto había sacado una clara diferencia, de 27 a 16.

Esa distancia llegó a extenderse hasta 15 puntos. Pero de repente Rusia empezó a arrimarse, en buena medida amparado por la rotación que había comenzado en el equipo argentino. Llegó a ponerse a un solo doble de distancia en el último minuto. Ahí, dos conversiones argentinas sirvieron para finalizar el primer tiempo en un 45-39 algo más amplio.

Vaivenes parecidos en el resultado se registraron en el tercer cuarto. Argentina amagó con irse muy lejos en el resultado, pero Rusia -actual campeón europeo a fin de cuentes- aprovechó distensiones momentáneas del equipo para que la distancia no se hiciera nunca irremontable.

Arrancó 72-64 el último cuarto, pero el comienzo mostró los momentos más flojos de Argentina. Rusia clavó un parcial de 8-1 en los dos primeros minutos de juego y estuvo a punto de ponerse arriba en el marcador. Pero ahí apareció nuevamente el intratable Scola y aportó lo suyo el reingresado Emanuel Ginóbili.

Durante los primeros tres cuartos, los rusos persiguieron la victoria como un perro la zanahoria. Cuando Scola les volvió a correr el premio en el último cuarto, ya el ánimo no les dio para intentar algo más. El final encontró a una Argentina superior y que ya empezaba a pensar en el miércoles. Ante Grecia, por los cuartos, será el momento de ratificar que el equipo está entre los cuatro mejores del mundo.

Las Leonas también van rumbo al podio. El empate (0-0) entre Gran Bretaña y Estados Unidos les simplificó la historia a Las Leonas, es cierto. Pero una vez más demostraron de qué están hechas. Salieron a jugar buscando la clasificación ante Nueva Zelanda, un equipo que perdió todos sus partidos en los Juegos Olímpicos, pero lejos de subestimar a su rival fueron con todo por el triunfo. En el afán por buscar el arco de enfrente dieron ventajas defensivas, que de no haber sido por Belén Succi, reemplazante de Vukojicic, podrían haberle traído más de un dolor de cabeza. Fue un ajustado 3-2, que así como pudo terminar 3-3 también por momentos el equipo de Minadeo estuvo cerca de ampliar.

Argentina tuvo un buen arranque y apretó bien arriba a las neocelandesas. Así, las situaciones de gol se repitieron en los primeros minutos, aunque el equipo de Minadeo tuvo que esperar hasta los 15′ para ponerse en ventaja. Fue cuando, tras un desborde de Russo por derecha apareció Rebecchi y tocó sutilmente, la bocha, que pegó en un poste y entró.

De a poco Nueva Zelanda se fue soltando y convirtiendo a la arquera argentina en figura. Así, Succi salvó tres veces al seleccionado, pero en la cuarta situación de gol, las oceánicas consiguieron la igualdad. Fue a los 33′, por intermedio de Niniwa Roberts, quien la empujó al fondo del arco, luego de una gran jugada combinada.

En el segundo tiempo, Elizabeth Igasan, quien había sido clave en defensa para su equipo, comenzó a perder ante el talento de Aymar y compañía. Y de esta manera, Las Leonas encontraron varias veces con Kayla Sharland, la arquera de Nueva Zelanda. Y en tres minutos Argentina liquidó la historia: a los 8′ Sole García y a los 11′ Mariné Russo le dieron la serenidad necesaria al equipo de Minadeo, que a partir de ahí sí empezó a pensar en Holanda, el rival de semis.

Las chicas de negro no se rindieron y a falta de 9 minutos, Elisabeth Igasan acercó a su equipo y Succi terminó por convertirse en una de las figuras. En el cierre del choque, las chicas argentinas intentaron retener la bocha y escaparon a la presión para terminar de abrochar el pasaporte a semis, instancia en la que Alemania (líder del Grupo B) se medirá con China.

 

 

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio