Diego cuando todavía tenía piernas, y con la rubia antes de la amputación.
Diego cuando todavía tenía piernas, y con la rubia antes de la amputación.

La del sábado será la tercera final que protagonizarán Argentina y Nigeria. Este encuentro, que ya es un clásico, además significó el último partido de Diego Maradona con la camiseta celeste y blanca, justo antes de que le corten las piernas.

Argentina y Nigeria reeditarán el próximo sábado a la madrugada (no confundir: es avanzada la noche del viernes) la final de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. En aquella oportunidad, los africanos se impusieron por 3 tantos contra 2 con un gol sobre la hora y se quedaron con todo el oro.

Oro negro. La selección argentina que era dirigida técnicamente por Daniel Passarella (rinoscopía y corte de pelo para todo el mundo) abrió el marcador a los 3 minutos de juego, con gol de cabeza del Piojo Claudio López y enseguida igualó Babayaro por la misma vía. Ya en el segundo tiempo, Crespo transformó en gol un penal que le habían cometido al Burrito Ortega y renovó la esperanza. Pero los africanos, liderados por Kanú estaban dispuestos a dar batalla hasta el final. En el minuto 74 Amokachi gritó el 2 a 2, y cuando expiraba el tiempo reglamentario, la defensa argentina jugó la ley del off side en un tiro libre con forma de centro y Amunike, completamente sólo, tocó suave para decretar el resultado definitivo. El oro había sacado pasaje rumbo al continente negro.

Tiempo de revancha. En 2005 el campeonato mundial sub 20 se disputó en Holanda y Argentina tenía entre sus filas a Lionel Messi, que daría el salto final al estrellato en aquella copa, Sergio Kun Agüero, que con sólo 15 años era el benjamín del equipo, y jugadores que luego serían figuras en los principales clubes del mundo, como Fernando Gago, Oscar Ustari, Neri Cardozo y Ezequiel Garay. Con semejante poderío, los dirigidos por Francisco Ferraro llegaron a la final con Nigeria, después de dejar en el camino a Colombia, España y Brasil. En el encuentro decisivo, apareció como nunca la magia de Messi, que con dos goles de penal le dió la victoria y el título a la Argentina que se impuso por 2 a 1 al conjunto africano.

Me cortaron las piernas. A la hora de rememorar choques entre argentinos y nigerianos, indefectiblemente hay que hacer referencia al que disputaron por la primera fase del campeonato del mundo de 1994 que se llevó a cabo en los Estados Unidos. Argentina, que era conducido técnicamente por el Coco Alfio Basile, ganó 2 a 1 con dos tantos de Cladio Caniggia, pero es exclusivamente recordado porque al término del mismo, Maradona, que salió del brazo de una rubia enfermera, daría positivo de efedrina en el control antidóping y ya nunca más vestiría la celeste y blanca con el 10  en la espalda.

El presente y nada más. lo cierto es que el próximo sábado, a la 1 de la mañana, argentinos y africanos volverán a enfrentarse en una étapa decisiva. El escenario será el estadio Nido de Pájaro, el húngaro Viktor Kassai el encargado de impartir justicia y, el oro de Beijing lo que estará en juego.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio