Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Una “denuncia” por falta de cumplimiento de pagos de coparticipación y una convocatoria a todos los legisladores, intendentes y presidentes de comuna propios para el 5 de septiembre marcan la continuidad de la ofensiva del Justicialismo santafesino contra el gobierno de Hermes Binner. El eje del embate es la cuestión tributaria: por un lado se presiona por una nueva ley de coparticipación y por el otro se rechaza la intención de Binner de aumentar distintos impuestos. La movida marca también que el PJ cierra filas a la hora de embestir contra el gobierno del Frente Progresista, y que Ricardo Spinozzi, titular del Consejo Provincial y reutemista, busca mayor protagonismo como opositor a Binner, rol en el que hasta ahora se venía mostrando mucho más activo el rossista Luis Rubeo, titular del bloque mayoritario de diputados provinciales peronistas.

“Denuncia: la provincia no coparticipa a municipios y comunas lo recaudado por convenios de ingresos brutos y multilaterales”, se titula el comunicado que difundieron hoy los diputados provinciales peronistas Alberto Monti y Jorge Lagna –alineados con Spinozzi y el reutemismo– que presentaron un pedido de informes donde consultan al gobernador los motivos por los cuales “no se ha coparticipado a municipios y comunas lo recaudado en concepto de impuesto sobre los Ingresos Brutos – Contribuyentes Locales y de Convenio Multilateral incluido dentro del régimen de facilidades de pago de carácter permanente aplicable a la cancelación total o parcial de deudas fiscales, establecido por Resolución General Nº 06/08 del 21/04/08 de la Administración Provincial de Impuestos".
También preguntan al Ministerio de Economía los motivos "por los que no se ha contemplado la inclusión en el referido régimen de facilidades de pago al impuesto Inmobiliario provincial, de manera de fomentar la regularización de deudas tributarias".
Lagna y Monti fundamentan el pedido recordando que la ley Nº 12.814 sancionada el año pasado establece que “a partir del día 1° de enero de 2008, el Poder Ejecutivo participará a las municipalidades y comunas el ciento por ciento (100%) del producido de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos".
“Sin embargo –dicen Lagna y Monti– los municipios y comunas de la provincia que deberían haber recibido” ese ciento por ciento de recaudación de Ingresos Brutos “no los han percibido aún”.
“Es decir que durante 4 meses el gobierno de la provincia no ha cumplido con la ley”, destacan los diputados del PJ, a la vez que realzan “las carencias que actualmente atraviesan nuestros municipios y comunas”.
Intendentes y presidentes comunales peronistas serán, justamente, los grandes protagonistas de la reunión convocada para el 5 de septiembre por las autoridades provinciales del PJ encabezadas por Spinozzi. La convocatoria se decidió anoche, en una nueva reunión entre los dirigentes partidarios y legisladores provinciales “a los efectos de seguir diseñando una estrategia política conjunta y unificada para el abordaje de los temas de agenda legislativa mas importantes, como el nuevo régimen de coparticipación provincial a municipios y comunas y la pretendida reforma tributaria propuesta por el gobierno de la provincia”.
El mega encuentro de legisladores, intendentes y presidentes comunales peronistas –“sobrevivientes” de las últimas elecciones provinciales, que determinaron la primera derrota electoral del Justicialismo santafesino para la Gobernación desde 1983 hasta acá– se realizará a partir de las 10 en la sede partidaria de la capital de la provincia.
En la reunión de anoche, se repasaron las finanzas provinciales de acuerdo con datos presentados por el senador Juan Carlos Mercier –un “sobreviviente” de antes del 83–, que reflejaron una comparación de los períodos enero a julio del año pasado y el actual. Según el informe, el resultado es que “los recursos corrientes aumentaron por todo concepto un 36.4 por ciento, aunque los gastos tuvieron un incremento del 43.3 por ciento”.
“Por el lado de los ingresos, los de orden provincial tuvieron un alza del 31.7 por ciento (…), mientras que los recursos coparticipados de origen nacional llevaron un alza del 28.6 por ciento”, añade el estudio.
Tras ver el informe, los dirigentes del PJ señalaron que “el crecimiento de los ingresos tanto provinciales como nacionales y la sólida situación fiscal de la provincia de Santa Fe, con ahorros mayores al monto de su deuda y una situación comparativa que la pone como una de las provincias mejor administradas de la Argentina, mérito indudable de las gobernaciones peronistas, no ameritaría un incremento violento de sus impuestos, mucho menos si se habla de volver a imponer tributos a la producción, como por ejemplo el impuesto a los Ingresos Brutos”.
Lo de Ingresos Brutos forma parte del paquete de incrementos tributarios que impulsa el gobierno provincial, que cuenta con mayoría en la Cámara de Diputados pero es minoría en la Cámara de Senadores, dominada por el PJ que, a juzgar por sus movidas de los últimos días, no está dispuesto a aprobar la iniciativa.
En el embate contra el gobierno provincial, el peronismo santafesino diluye sus diferencias internas, que se expresaron crudamente con el conflicto con los propietarios rurales y que estuvieron a punto de enfrentar a los sectores encabezados por Spinozzi –prohijado, aunque con su estilo críptico, por Carlos Reutemann– y Agustín Rossi, enrolado claramente en el kirchnerismo. Pero finalmente no hubo elección interna  y sí acuerdo de reparto de cargos para el Consejo Provincial y para la lista de congresales nacionales, con Spinozzi y Rossi al frente de sendas nóminas, y elecciones en algunas Juntas Departamentales en las que prevaleció el rossismo. En Rosario, por ejemplo, obtuvo mayoría y minoría la lista que encabezó Luis Rubeo hijo, titular del bloque de diputados provinciales mayoritario del peronismo, que se posicionó desde esa trinchera legislativa como líder opositor al gobierno provincial. Ahora, al calor del tema impositivo, Spinozzi parece querer buscar protagonismo en el mismo sentido, tras haberse mostrado en los últimos meses más contemplativo con el gobierno de Binner, con el que, por ejemplo, firmó aquella recordada declaración en el conflicto del campo que pedía al gobierno bajar la resolución 125 pero ni siquiera mencionaba los cortes de ruta y el desabastecimiento. 

Más notas relacionadas
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
  • Perú: no es una generación cualquiera

    El periodista Alonso Mesía Macher, cuenta los sucesos recientes en Perú, tras la destituci
  • Dilemas de la paz albertista

    Acusado de timorato por algunos sectores de su coalición, el gobierno de Alberto Fernández
Más por Admin
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

La canción del Elegido

¿Por qué todo este dolor que parece será infinito? ¿Cómo es que todo un pueblo llora porqu