El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón dispuso ayer aceptar parcialmente el examen físico al cura Julio César Grassi, acusado de abuso sexual y corrupción de menores, pedido por la querella, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón que juzga al sacerdote Julio Grassi por 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores autorizó hoy la realización de una pericia médica al cuerpo del religioso para corroborar la descripción que realizaron las presuntas víctimas.

Los trámites para realizar este importante procedimiento judicial comenzarán el martes próximo cuando se reanude el juicio oral, aunque la defensa adelantó que se opondrá con todos los recursos judiciales posibles, por lo que analizaba hoy la presentación de un recurso de reconsideración a la medida.

Los tres miembros del Tribunal, si bien autorizaron la pericia, no permitieron la extracción de semen al imputado ni la revisación de sus glándulas mamarias tal como había pedido la querella, aunque si dispusieron el resto de los procedimientos.

Los procedimientos que sí se permitieron son la revisación del torso y espalda del cura para revisar si tiene lunares o pecas y si sufrió algún tipo de decoloración de los mismos o extirpación.

Además se determinará la presencia y características de la vellosidad pectoral y púbica, su coloración y las posibles maniobras depilatorias o de decoloración en la misma.

En cambio el tribunal rechazó por "improcedentes otros cuatro puntos de la pericia médica parcialmente admitida, por una cuestión de recato y para evitar ofensas al pudor de los particulares damnificados o al imputado".

También autorizó la presencia de las partes para ver la forma en que escribe "Gabriel" para la posterior realización de una prueba caligráfica y permitió además la pericia de un video aportado por la fiscalía.

Juan Pablo Gallego, abogado querellante que representa al Comité Argentino de Seguimiento de los Derechos del Niño (CASACIDN) y quien pidió la pericia al cura dijo a Télam que la resolución del Tribunal "cumple con todas nuestras expectativas".

"Estamos de acuerdo en las pericias que ordenaron los jueces porque cumplen con el objeto del pedido que es que se preserve el cuerpo del cura", dijo el abogado.

Gallego puntualizó que la defensa podría presentar recursos para dilatar la pericia, "pero espero que reflexionen porque de otra manera el último recurso es recurrir a la fuerza pública para obligar al sacerdote a cumplir lo que dispone el Tribunal".

El abogado destacó que se trata de "una prueba científica que se utiliza habitualmente para estos casos de abuso" y manifestó que la medida "reafirma el círculo probatorio en contra del cura".

"Si me hacen el examen físico será un acto invasivo sobre mí, sólo para humillarme, para hacerme sentir mal", dijo Grassi hoy al ingresar a la última audiencia de la octava semana de juicio.

Grassi destacó que él puede probar "cómo es que en seis años de convivencia, a través de diferentes actividades, algunas personas pueden conocer algunas de mis características físicas", un hecho que para gallego es "un absurdo y una mentira más".

La defensa del sacerdote analizaba hoy los recursos a presentar aunque es probable que opongan un recurso de consideración ya que cree "vejatoria, absurdo y humillante la pericia" y adelantaron su intención de "no colaborar".

En la jornada también declararon las periodistas Lorena Maciel y Andrea Basconi y el empleado del juzgado de menores de Morón, Carlos Morland, quienes se refirieron al episodio de la retractación de Ezequiel, ocurrido en diciembre del 2002.

Maciel aseguró que a la producción del programa en el que trabajaba y que se emitía por América Dos, comenzaron a llegar ofrecimientos desde el juzgado de menores de Morón y desde la Fundación Felices los Niños de la retractación que había realizado Ezequiel, informaron fuentes judiciales.

Precisaron además que la periodista Andrea Basconi, quien trabajaba en un programa que conducía Carmen Barbieri y que también se emitía por América Dos, aseguró que logró entrevistarse con Ezequiel momentos después de haber estado en el juzgado de menores que presidía Ricardo Oyama y donde se retractó el joven.

La periodista manifestó que en esa conversación "a Ezequiel se lo escuchaba mal. Afirmó estar enojado porque había denunciado a Grassi por abuso y a su madre le habían pagado para que hable en su contra" y que al otro día "vio en los diarios la reproducción del facsímil de la retractación de Ezequiel".

Por su parte, Morland destacó que desde el conmutador del juzgado de menores "salieron cinco comunicaciones a redacciones periodísticas con las actuaciones del juzgado de menores con el membrete de Fundación Felices los Niños", destacó la fuente.

 

(TELAM)

Más notas relacionadas
Más por Admin
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario tuvo su pequeña pausa al aislamiento

Se cumplió este domingo la primera jornada de caminatas recreativas permitidas y no se inf