El candidato demócrata aventaja a John McCain por casi ocho puntos según el promedio de encuestas publicadas hoy en la prensa norteamericana. Sin embargo, el senador por Illinois advirtió que "no hay que confiarse en los sondeos".

Cuando quedan 9 días para las elecciones presidenciales estadounidenses, el candidato demócrata, Barack Obama, sigue despegándose en los sondeos y logra una ventaja de casi 8 puntos porcentuales (50,4% – 42,7%), sobre su rival republicano, John McCain, según un promedio de encuestas publicado hoy.

Pese a estos datos, y a la creciente ventaja en la recaudación de fondos, el senador por Illinois, que puede transformarse en el primer presidente negro en la historia estadounidense, advirtió que "no hay que confiarse en los sondeos", tras retomar ayer su campaña luego de visitar a su abuela enferma en Hawaii.

Su equipo de campaña quiere impedir de este modo que haya electores que se queden confiados en sus casas creyendo que Obama tiene el triunfo asegurado.

Sin embargo, el aspirante afroamericano se aleja de McCain en estados que en los últimos años votaron a candidatos republicanos -Florida y Carolina del Norte- pero también cuenta con una amplia mayoría entre los electores independientes que son los que siempre definen una elección, lo que consolidar su favoritismo.

En una carrera presidencial que se caracterizó en sus últimos tramos por el endurecimiento del tono, Obama logró despegarse de las críticas sobre posibles "vínculos con terroristas" y de su "juventud e incapacidad" -que le endilgaron sus rivales- para guiar los destinos de la mayor potencia económica y militar.

McCain, en tanto admitió "con gusto" ir por detrás en las encuestas, y acusó al senador por Illinois de "haber dado ya la vuelta de la victoria", tras trascender que Obama dispone ya de un borrador del discurso de investidura, algo que, sin embargo, la campaña del candidato demócrata niega.

El republicano afirmó que John Podesta, ex jefe de personal de Bill Clinton, ya escribió un borrador del discurso para Obama, informó la agencia e noticias DPA.

"Lo que necesita EE UU ahora es alguien que acabe la carrera antes de dar la vuelta triunfal", dijo McCain ante una multitud congregada en una plaza del sur de Nuevo México, mientras el eqiupo de campaña de Obama negó tajantemente esas afirmaciones.

El ex combatiente en Vietnam, que fracasó al intentar poner el tema de la seguridad nacional en el centro del debate presidencial, intenta aún defender la influencia de su partido en este y otros estados que históricamente apoyaron a los republicanos.

Luego de su visita a Nuevo México, McCain se dirigió hoy a Iowa, un estado en el que en 2004 ganó el actual presidente George W. Bush, pero que ahora parece inclinarse por el demócrata, según los últimos sondeos.

No obstante, en el sistema electoral estadounidense no son los votos directos de los ciudadanos los que determinan al ganador de la contienda, sino los del llamado Colegio Electoral, organismo que tiene 538 sufragios divididos en los 50 estados del país.

En ese conteo, la web especializada RealClearPolitics (www.realclearpolitics.com) atribuye al demócrata una sólida ventaja de 306 delegados (259 votos firmes más 47 indecisos proyectados) contra sólo 157 de McCain (137 firmes y 20 indecisos proyectados).
 

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

El peor resultado: Newell’s ganaba 2 a 0 y se lo empataron

La Lepra no pudo sostener el resultado favorable y ahora comparte la cima con Gimnasia: ig