La jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay criticó la idea del gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli quien, en una encarada a lo Blumberg, quiere bajar la edad de imputabilidad penal de los menores desde los 12 o 14 años. ¿Quién la salió a cuestionar?: Reinaldo Sietecase, en su columna en LT8. Dijo que lo de Argibay “es el garantismo a la bartola".

Como lo prometido es deuda, el Señor I quiere dar cuenta de una de las tantas rutilantes perfomances de los últimos meses de un integrante de la troupe de opinadores que mutan de progres a derechosos de tanto amamantarse con La Nata de Jorge. Se trata de Reinaldo Sietecase, que en un su columna del último lunes en LT8 citó su propia experiencia como literato con su obra “Pendejos”, un libro sobre la violencia urbana entre los jóvenes, como basamento para cargar contra la jueza Argibay, quien cuestionó la idea de bajar la edad de imputabilidad penal. “Rei” hizo su planteo con una lógica que por momentos rozó la de algún taxista defensor de la mano dura, al decir que lo de Argibay “es el garantismo a la bartola”.

Argibay, a quien amigos y enemigos reconocen mucha capacidad en cuestiones del derecho, había señalado que hay que ayudar a los niños y no “torturarlos, encerrarlos, maltratarlos, tratarlos como a animales”. “La gente que habla de bajar la edad de imputabilidad y dice que ahora todo es culpa de los menores creerá que los menores se cayeron de Marte. Si esos menores están en esa situación, nosotros somos responsables”, aseguró la integrante de la Corte Suprema de Justicia.

Sietecase consideró necesario salir al cruce de la magistrada con la acusación de bartolear sobre el tema, aunque por lo menos aclaró que lo de penalizar a los pibes debe ir acompañado por “políticas serias”, porque si no se caería “en la misma posición que la derecha paleolítica”.

“En el medio (del bartolismo y la mano dura paleolítica) tiene que funcionar un sistema penal que les dé (a los chicos) una pena de acuerdo a su edad”, consideró el periodista rosarino radicado en Buenos Aires. “Hay jueces que dicen que la peor de las familias es mejor que los penales para menores”, tiró en tono de queja.

Así, el periodista rosarino radicado en Buenos Aires se mostró muy lejos de la postura de personas y organizaciones a las que en otras circunstancias supo ensalzar y defender. El Movimiento Los Chicos del Pueblo, por caso, que consideró que “los accionistas de los niños descalzos piden bajar la edad para penalizar a los pibes. Como si los responsables de la pobreza y la inseguridad que vive nuestro país fueran esos pequeños hambrientos de miradas oscuras que piden un poco de amor aunque sea de segunda mano”.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis