Un operativo contra vendedores ambulantes fue llevado a cabo a primeras horas de la mañana en la peatonal Córdoba por la intendencia. Fue encabezado por el propio jefe de la Guardia Urbana Municipal, Claudio Canalis y por el director de Inspección, Luis Baita, en persona –cabe recordar que el personal está de paro– quienes intentaron despejar la zona de vendedores y artesanos. La medida provocó un airado rechazo y hubo momentos de tensión. Poco después, llegó la policía y amenazó con incautar la mercadería ilegal; entonces, los vendedores optaron por abandonar la resistencia y marcharse hacia otros espacios públicos.

 “No podemos permitir que haya semejante caos, es un perjuicio para los comerciantes”, dijo Baita mientras advertía: “Los estamos invitando a que se retiren y si no lo hacen les vamos a sacar la mercadería”. 

Por su parte Canalis explicó: "Esto es una resolución que la tomó el intendente en persona para que se llevara adelante este operativo. El mismo se realizará durante todo el día, en distintos horarios. Trataremos de que no se vuelvan a instalar nuevos vendedores". 

 

 

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

El peor resultado: Newell’s ganaba 2 a 0 y se lo empataron

La Lepra no pudo sostener el resultado favorable y ahora comparte la cima con Gimnasia: ig