Para el Ku Klux Klan que lo mira por TV. Como anticipaban las encuestas, ganó Obama y será el primer presidente negro de los Estados Unidos. Una victoria aplastante: obtuvo unos 340 delegados y necesitaba 270.

Las proyecciones de los medios estadounidenses y la tendencia que muestra el recuento de votos son concluyentes: el triunfo es aplastante en cuanto a la cantidad de delegados que logró para la asamblea electoral. Según datos oficiales, el demócrata ya tiene asegurados unos 340 delegados; necesitaba 270 para convertirse en presidente. Mientras que McCain por ahora, llegando a las 6 de la mañana hora argentina, alcanza los 156. A esta hora, a su vez, la mayoría de los resultados de la costa este ya fueron escrutados en casi un 100 por ciento, mientras que en el oeste las cifras llegan con mayor lentitud.
McCain reconoció este miércoles su derrota y felicitó a su rival, por un triunfo electoral "que deja atrás un pasado de divisiones"."El pueblo estadounidense habló y habló con claridad", dijo McCain a miles de desilusionados partidarios congregados en Phoenix, en su estado de Arizona, en el suroeste del país."Tuve la posibilidad de llamar al senador Barack Obama para felicitarlo por haber sido elegido presidente de un país que ambos amamos", agregó.
El triunfo de Obama se construyó de acuerdo a lo que preveían las últimas encuestas. Ganó en los estados del noreste, el norte y el oeste y perdio en los del centro y el sur. En Florida, uno de los estados clave por la cantidad de electores, logró una ajustada victoria. Y otros estados en para los que se preveía un final ajustado muestran un recuento voto a voto.
La victoria de Obama lo catapulta a uno de los puestos de mayor responsabilidad en el mundo, en un momento particularmente difícil. Los ocho años de gobierno republicano de George W. Bush, marcados a fuego desde el inicio por los atentados del 11 de septiembre de 2001, dejaron al país embarcado en dos guerras (Irak y Afganistán) y en medio de la mayor crisis financiera desde la década de 1930.
Los comicios son históricos por más de un motivo. Principalmente, porque representan la llegada de un hombre afroamericano y de apellido árabe a la presidencia de los Estados Unidos, un país en el que existió segregación racial hasta mediados del siglo XX. Pero también porque habrían marcado un récord de votantes, con una afluencia de hasta 130 millones de electores (de los 153 millones habilitados). Es decir, cerca del 75 por ciento los ciudadanos con derecho a hacerlo. Ya lo habían hecho en forma anticipada unos 29 millones de votantes en 30 estados.
 

 

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio