Néstor Kirchner impulsó personalmente este lunes como nunca antes la sanción de “una verdadera ley de radiodifusión democrática” que permitirá "construir un sistema de medios que esté al servicio del conjunto del pueblo argentino y no de unos pocos".

En el acto por el Día de la Militancia que encabezó en San Vicente, el ex presidente arrancó el párrafo que dedicó a la cuestión de la comunicación apuntando a “algunos medios comprometidos y relacionados con las historias de las dictaduras” que "hoy nos quieren hablar de cristanilidad”.

“De qué pueden hablar con semejante historia. Se les dobla la espalda porque no hay moral que pueda aguantar las cosas que han hecho durante todo este tiempo", siguió, y agregó: “Tenemos memoria, conocemos el camino histórico, y hay otros que a veces se tendrían que dar cuenta y tienen que entender que la visión del país es todo. Que es malo que haya un diario de Irigoyen, pero también es malo que haya un diario de una empresa, de un dueño, y el diario se escriba como la empresa o el dueño quiere".

"La libertad de prensa, la libertad de expresión, son cuestiones fundamentales –continuó–. Alguno por allí, algún respetado periodista, decía que los lectores tienen libertad de elegir. Yo le digo que me hubiera gustado que también diga que van a tener mucha más libertad de elegir, que van a tener muchísimas más posibilidades" cuando haya una nueva ley que “elimine cualquier gesto monopólico".

Lo del “respetado periodista” fue una alusión al editorialista de Clarín Ricardo Kirschbaum, que desde el diario había recogido el guante lanzado por Kirchner en su reciente viaje a Chile, cuando llamó a líderes “progresistas” latinoamericanos a “no tenerle miedo a la cuestión mediática” y vinculó la calidad de la democracia a una menor incidencia de “los monopolios informativos”.

Lo de Chile fue la vuelta de Kirchner a un tema, el del manejo de los medios, que había abordado varias veces cuando fue presidente, entusiasmando a los vastos sectores sindicales, sociales y políticos que vienen reclamando una nueva ley que termine con la vigente, instaurada en la dictadura militar.

Pero a los entusiasmos siguió siempre el desencanto, sazonado por las versiones y reflexiones del tipo “el gobierno arregló con Clarín”.

Ahora, Kirchner dio nuevo impulso a esas esperanzas agrupadas fundamentalmente en la Coalición por una Radiodifusión Democrática, de la que también forman parte militantes que cumplen funciones en el área de Medios del gobierno nacional. “Parece que el guiso está llegando a su punto justo de cocción. Hay que esperar que vuelva la presidenta”, dijo uno de ellos consultado por este diario digital.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio