El impacto del megaplán de obras públicas anunciado por la presidenta CFK abrió grandes expectativas en las órbitas estatales provinciales y municipales del país. Uno de los que que no pudo ocultar su satisfacción fue el intendente Lifschtz.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, se mostró este martes exultante con las medidas que afirmó “refuerzan las expectativas de crecimiento de la provincia". Por su parte, el mandatario de La Rioja, Luis Beder Herrera, sostuvo que el plan le permitirá completar trabajos de infraestructura para la producción. En tanto, en Mendoza el listado de obras que contempla el megaplán permanece abierto y ya involucra a no menos de 50. Por el lado de Córdoba, tanto el gobernador Juan Schiaretti como el intendente Daniel Giacomino, elogiaron el impulso por parte del Estado en momentos de desaceleración económica por la crisis mundial. Otro que no pudo ocultar su satisfacción fue el intendente Lifschtz.

 

Urribarri, gobernador de Entre Ríos, consideró que el megaplán de obras públicas lanzado ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “refuerza las expectativas de crecimiento de la provincia”. “El carácter descentralizado de esta iniciativa le dará una activa participación a los gobiernos provinciales y municipales”, afirmó este martes en declaraciones periodísticas. Según Urribarri, los anuncios de la jefa de Estado constituyen “una cifra récord en materia de inversión pública”.

Luego, destacó la modalidad que tendrá este plan de obra y su carácter descentralizado de administración y licitación en los gobiernos provinciales y municipales. “Siguiendo con el espíritu que ha tenido la gestión de Néstor Kirchner y que continúa con Cristina Fernández, este plan se concretará en forma descentralizada ya que serán los gobiernos provinciales y los municipios los que llamarán a licitación y los que establecerán los mecanismos de las obras para cada lugar”, manifestó.

Por su parte, Herrera, gobernador de La Rioja, dijo que el plan de obras públicas anunciado por la presidenta, permitirá a su provincia completar trabajos, en particular los de infraestructura para la producción.“En nuestra provincia, los beneficios se verán especialmente en lo que hace a la continuidad de las grandes obras que ya se vienen ejecutando, como rutas, gasoductos y energía, que son las obras más importantes que La Rioja necesita para poder crecer”, dijo.

En tanto, en Mendoza el listado de obras públicas que contempla el megaplán de la Nación permanece abierto y ya involucra a no menos de 50 obras de todos los tamaños en distinto grado de elaboración y presentación, entre las cuales se encuentran las represas hidroeléctricas Los Blancos I y II -con aporte privado- y Portezuelo del Viento -que cuenta con un compromiso anterior de la Nación- dentro del plan estructural 2009-2011, según indica en su edición de este martes el diario Los Andes

A ellas se suma la reparación o ampliación por tramos tanto de la Ruta 40 desde Jocolí en Lavalle hasta Barrancas en Malargüe, como de la Ruta 7 desde Desaguadero en La Paz hasta el Cristo Redentor en Las Heras, más la ruta 188 entre General Alvear y Malargüe.

En el gobierno provincial se espera, además, una duplicación de los fondos para viviendas (lo que podría elevar de 3.000 a 6.000 la cantidad de casas en construcción para 2009); mejoras y ampliación en 4 hospitales; la construcción o reparación estructural de entre 20 y 30 escuelas y la realización de un plan de obras de saneamiento, servicios y viales cuya dimensión aún no se puede conocer con precisión, pero que gira en torno a los 30 trabajos, además de otros importantes proyectos.

Por el lado de Córdoba, el gobernador Schiaretti y el intendente Giacomino tienen expectativas de ampliar planes de viviendas, rutas, cloacas y desagües.

Los planes de viviendas y de rutas, en el caso del gobernador; las cloacas y los desagües, para el intendente. Con esas prioridades llegaron y se fueron juntos de Olivos, Juan Schiaretti y Daniel Giacomino. En el estrado, Schiaretti ocupó en el acto del lunes en Olivos, la primera fila de los gobernadores, entre Daniel Scioli y el díscolo chubutense Mario das Neves. Enfrente, también en primera fila, pero de los invitados, Giacomino, junto al diputado kirchnerista Carlos Kunkel y el jefe de la CGT, Hugo Moyano. Y, de pie, a un costado, el ministro de Obras Públicas provincial, Hugo Testa.

Finalizado el acto, en los jardines de la residencia, ambos elogiaron el impulso a la obra pública por parte del Estado, en momentos de desaceleración económica por la crisis mundial. En ese sentido, Schiaretti destacó a este diario el aumento de 58 por ciento del Presupuesto cordobés para obra pública en 2009.

Saben, sin embargo, que ahora tendrán que trajinar despachos oficiales para hacer realidad aquellas prioridades, según publicó este martes el diario La Voz del Interior.

Por otra parte, Lifschitz tampoco pudo ocultar su sonrisa y disimular su alegría. “Se confirmaron las obras de la autopista Rosario-Córdoba y el inicio de los trabajos del Plan Circunvalar”, celebró. Además, el socialista destacó que “habrá partidas para obras menores destinadas en forma directa a los municipios”.

“El monto definido por el gobierno nacional significa un 80 por ciento más para obras en el año 2009, con relación a 2008”, explicó. Lifschitz también destacó que más allá de las grandes construcciones se plantearon partidas para obras menores que serán destinadas directamente a los municipios.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Pintadas e intervenciones en los espacios públicos

En estos días aparecieron una serie de pintadas en Rosario, la primera de ella en el Barqu