Representantes de cooperativas y mutuales de todo el país ligadas a la comunicación acordaron poner en marcha el año próximo una agencia nacional de noticias de la economía social. La decisión surgió en el taller sobre comunicación del Quinto Congreso Nacional de la Economía Social que se realizó en La Falda el fin de semana pasado. El encuentro significó un hito para los medios cooperativos: recibió su matrícula para comenzar a trabajar la cooperativa Dypra (Diarios y Periódicos Regionales de la Argentina), que nació para generar una alternativa al monopolio del papel que ejercen los diarios Clarín y La Nación a través del control de la empresa Papel Prensa.

Lo de conformar la agencia de noticias de la economía social surgió en pleno debate de la comisión que reunió a integrantes de cooperativas y mutuales que producen prensa gráfica, radial, televisiva y digital. También participaron de las discusiones representantes de pymes productoras de diarios regionales, que se sumaron a la propuesta de la Asociación de Diarios Cooperativos de la República Argentina (Adicra) de conformar Dypra para dar pelea al monopolio del papel y mejorar las posibilidades de acceso a la torta publicitaria, tanto estatal como privada.

Para Dypra, el congreso organizado por el Inaes fue fundante: los dirigentes de la cooperativa recibieron su matrícula de manos del presidente del organismo, Patricio Griffin, ante el aplauso de queines abarrotaron el auditorio de La Falda, el mismo que supo albergar los míticos festivales de rock de los años 80, ahora techado con forma de domo.

En cuanto a lo de generar un espacio de producción periodística desde la economía social a través de una agencia nacional de noticias, la idea maduró a partir de la decisión de avanzar en el trabajo conjunto entre medios de cooperativas y mutuales y de la necesidad de dar mayor visibilidad a un sector cuya proyección se potencia en el marco de la actual coyuntura.

Esta evaluación fue abonada en la apertura del congreso en La Falda por el economista Aldo Ferrer, que remarcó que “está comprobado que los esquemas cooperativos, de solidaridad, de compartir iniciativas, son extremadamente eficientes para aumentar la productividad y generar nuevos motores de desarrollo”.

“La economía social ya no se justifica solamente porque despliega la buena condición del ser humano, que es la solidaridad, el compañerismo, el compartir con otro, sino porque además es una forma muy eficiente de organización económica para desplegar el conocimiento, la ciencia, la técnica, en estructuras, en organizaciones, en donde se despliega el talento de cada uno en el marco de la cooperación más que en el del conflicto y la competencia salvaje”, dijo también Ferrer.

Los participantes de la comisión de comunicación acordaron sostener ese espacio de trabajo más allá del congreso reuniéndose periódicamente, y comenzar de inmediato a intercambiar información para avanzar hacia la conformación de la agencia en un encuentro a realizarse en el mes de marzo.

Los cooperativistas y mutualistas de la comunicación que se juntaron en La Falda coincidieron además en la necesidad de redoblar los esfuerzos en pos de lograr la sanción de una nueva ley de radiodifusión que democratice la actividad.

En este sentido, se coincidió también en la importancia de continuar y acrecentar las actividades de difusión para generar un marco propicio para la discusión del tema en el Congreso. Es que nadie duda que el lobby de los grupos monopólicos de la comunicación en contra de cambios que afectarán sus prácticas y sus negocios va a ser cada vez más feroz. Y sólo cabe oponerle un nivel de consenso social suficiente como para que el gobierno y los legisladores de las distintas bancadas se atrevan a avanzar.

Al respecto, el subsecretario de Medios de la Nación, Daniel Rosso, dio cuenta de por dónde pasa el debate en el seno del gobierno. No hay dudas de la necesidad de avanzar con la ley, pero sí respecto del momento para hacerlo, aseguró.

Si no luchamos contra los monopolios informativos el destino de los gobiernos de América Latina con vocación transformadora es por lo menos difícil, razonó Rosso por un lado. Pero enseguida destacó que el nivel de permeabilidad al discurso de los medios sigue siendo muy alto, realidad que asusta a varios de los inquilinos de la Casa Rosada tras el ataque infernal que sufrieran en el conflicto con las patronales del campo.

De allí también el impulso de Rosso y de varios otros funcionarios de gobierno –la comisión en La Falda fue coordinada por Marcelo Koenig, del área de Comunicación del Inaes– a la consolidación de los espacios de comunicación que escapan a la propiedad y a la lógica de los grandes grupos.

El subsecretario de Medios informó también que ese organismo está creando una Dirección de Medios Comunitarios y que en Télam se trabaja en el armado de una gerencia de Medios Audiovisuales, que ampliará la oferta de la agencia estatal de noticias.

Terminado el trabajo en la comisión, en el típico intercambio de datos y saludos, la sensación que pareció predominar en los trabajadores de los medios cooperativos es la de que hay un camino abierto que invita a un recorrido conjunto cada vez más sólido y, a la vez, más amplio. Y que en el ámbito de la comunicación se enfrenta con decisión el lema general del congreso de la economía social: el desafío de la integración.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Pintadas e intervenciones en los espacios públicos

En estos días aparecieron una serie de pintadas en Rosario, la primera de ella en el Barqu