En el segundo día consecutivo de ataques sobre la región, más de 40 túneles que comunican la frontera de Gaza y Egipto fueron destruidos. Ya son 300 los muertos y 1.000 los heridos. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, advirtió que manejará la situación "con sensatez, paciencia y firmeza" hasta "alcanzar los resultados deseados".

Israel atacó este domingo Gaza por segundo día consecutivo y moviliza 6.500 reservistas para una posible ofensiva terrestre, tras la sangrienta jornada del sábado, una de las peores en los 60 años de conflicto entre israelíes y palestinos, que dejó unos 300 muertos y 1.000 heridos, según autoridades sanitarias palestinas.

Este domingo aviones israelíes bombardearon más de 40 túneles que comunican la frontera común entre Gaza y Egipto, utilizados para introducir en la franja suministros y armas, informaron fuentes militares israelíes. No se informó si en este nuevo ataque se produjeron víctimas.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, advirtió que su gobierno manejará la situación "con sensatez, paciencia y firmeza" hasta "alcanzar los resultados deseados", y aseguró que el operativo "puede prolongarse durante mucho tiempo".

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, en declaraciones previas, no descartó la posibilidad de una acción terrestre contra el grupo islamista Hamas, además a las aéreas en curso desde ayer, informó la agencia de noticias ANSA.

"Estamos preparados a toda eventualidad. Si es necesario desplegar tropas para defender a nuestros ciudadanos, lo haremos", dijo Barak según difundió este domingo su portavoz, que agregó que las acciones incluso "podrían ser ampliadas y profundizadas, según las necesidades".

El ministro informó asimismo que el Ejército desplegó en torno a Gaza cientos de soldados de infantería y cuerpos acorazados ante una invasión terrestre, pues la ofensiva israelí "no será fácil y no será breve".

Con este objetivo, el consejo de ministros israelí aprobó este domingo la llamada a filas de unos 6.500 reservistas en preparación a una eventual incursión militar terrestre.

En tanto, el presidente palestino, Mahmud Abbas, desde El Cairo, criticó los ataques, pero responsabilizó parcialmente a Hamas al declarar que si los grupos armados palestinos hubieran continuado el diálogo, se hubiese podido evitar la masacre de Gaza.

"Tomamos contacto con los dirigentes del movimiento Hamas directamente por teléfono e indirectamente les dijimos que por favor no rompieran la tregua (con Israel) para evitar lo que sucedió", dijo hoy Abbas durante una conferencia de prensa junto al ministro del Exterior egipcio, Ahmed Abul Gheit.

Las reacciones ante el sangriento ataque no se hicieron esperar y el Consejo de Seguridad de la ONU, en una reunión de emergencia, pidió emprender "todas las medidas necesarias para permitir la entrada de ayuda humanitaria en Gaza".

Por su parte, el Papa Benedicto XVI condenó este domingo, durante la oración del Angelus, la violencia en la Franja de Gaza y conminó a los "responsables de la situación" que muestren "un gesto de humanidad y sabiduría" y logren inmediatamente una tregua.

También el arzobispo sudafricano y Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu calificó la ofensiva israelí como "un hecho cercano a un crimen de guerra".

El presidente del Europarlamento, Hans Gert Poettering, afirmó que Hamas cometió "un gran error" al poner fin a la tregua con Israel, pero que la reacción israelí constituye una "escalada totalmente desproporcionada".

Poettering, quien es además presidente de la asamblea parlamentaria euro-mediterránea, invitó a los países árabes a colaborar para que la paz se restablezca.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, pidió a su vez este domingo a su colega israelí, Tzipi Livni, el "fin urgente" de los ataques militares de Israel en la Franja de Gaza, informó un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.

En Madrid, en tanto, alrededor de mil personas se concentraron frente a la Embajada de Israel para manifestar su repulsa al ataque israelí, informó la agencia de noticias DPA.

Una de las condenas más enérgicas provino del gobierno cubano que calificó al operativo como una "criminal operación militar" y llamó a la comunidad internacional a "movilizarse" contra el "acto genocida" israelí, según una declaración oficial reproducida por la agencia de noticias DPA.

"Cuba expresa su más enérgica condena a este acto genocida del gobierno de Israel, que viola los más elementales principios del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas", sostiene la "Declaración del gobierno revolucionario" de la isla.
 

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Invitan a un encuentro sobre niñeces y adolescencias trans

La actividad es este martes 27, a las 16, en el salón de actos de la Corte Suprema de Just