Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

El comerciante rosarino Mario Roberto Segovia, bautizado como "el rey de la efedrina", fue procesado con prisión preventiva por la importación ilegal de sustancias tóxicas, confirmaron el viernes fuentes tribunalicias. Este jueves había declarado no ser el rey de la efedrina sino "el rey del trabajo".

La medida, que incluyó un embargo de 200.000 pesos, la dictó el juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Astrada, quien consideró que, bajo la falsa identidad de un preso, Segovia recibió de un laboratorio francés aconitina y ricinina, dos sustancias que pueden ser utilizadas como precursores para agresivos químicos.

En el caso de la aconitina, el juez sostuvo que el contrabando se había consumado, mientras que en el de la ricinina, descubierta a mediados de 2006 por personal de la Dirección General de Aduanas (DGA) en un sobre de correo de Federal Express proveniente de Francia destinado a "Héctor Benítez", Segovia fue responsabilizado en grado de "tentativa".

Para notificarle el procesamiento, Berón de Astrada dispuso que Segovia sea trasladado desde la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra detenido, a la alcaidía de Tribunales, "bajo estrictas medidas de seguridad".

Segovia, también procesado con prisión preventiva en otros juzgados por la exportación ilegal de efedrina a México, habría actuado bajo la identidad de Héctor Germán Benítez, nombre que corresponde a un interno del penal de Sierra Chica.

Un peritaje químico explicó que ambas sustancias que se acusa de contrabandear a Segovia son nocivas para la salud y que en la actualidad no se utilizan de manera terapéutica.

Organismos oficiales informaron, además, que "están prohibidas como constituyentes de medicamentos" debido a los efectos tóxicos para los seres humanos.

Según la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, la ricinina es un alcaloide que genera convulsiones acompañadas por alteraciones electroencefalográficas en la corteza cerebral y que es usado como plaguicida, mientras que la aconitina "se trata de uno de los venenos más violentos entre los conocidos".

Luego de haber recibido estos informes, Berón de Astrada citó a indagatoria a Segovia, pero el imputado se negó a declarar.

El juez evaluó elementos de prueba del sumario y concluyó que Segovia "haciéndose pasar falsamente por Benítez" intervino "con acabado conocimiento" en la importación de las sustancias y, como presidente de Excel Import Export, se conectó con el laboratorio Latoxan, ubicado en rue Léon Blue 2600, de Valence, en Francia.

El magistrado destacó que domicilios, teléfonos y otros datos aportados por "Benítez" coincidían con los reales de Segovia, entre ellos oficinas en Rosario, donde vivía el procesado.

Sigo siendo el Rey

Mario Segovia, detenido y procesado por traficar precursores químicos para fabricar drogas sintéticas, dijo no ser "narco" ni "terrorista". "Soy un laburante de toda la vida", aclaró.

El señalado como traficante de precursores químicos para la fabricación de drogas sintéticas habló este este jueves: "No soy el Rey de la efedrina, soy el Rey del trabajo".

"No soy ni narco ni terrorista, soy un laburante. Un laburante de toda la vida", declaró el hombre al que le secuestraron un lujoso automóvil Rolls Royce en su casona de las afueras de Rosario.

También en declaraciones radiales sostuvo: "Soy un padre de familia, vivo para mi mujer y mis hijos. No tengo vida social, voy de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa".

Más notas relacionadas
Más por Admin
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Se detectaron siete casos locales de Covid-19

La provincia registró 13 positivos de coronavirus, 7 en Rosario, 2 en Santa Fe, 2 en Santa