La agencia Walsh acompañó a la "Brigada Internacional de Solidaridad" impulsada por el grupo Amauta de Argentina en su labor en suelo boliviano, a días del referéndum para aprobar la nueva constitución y en medio de una campaña teñida de racismo y fascismo en la que el pueblo boliviano se juega la continuidad de un cambio histórico.

"Estoy dispuesto a luchar y a morir por la libertad de cualquier pueblo de América" dijo un joven campesino boliviano, ante la visita de siete miembros de la "Brigada Internacional de Solidaridad" a Yacapani, Santa Cruz de la Sierra, unos 70 Km al norte de la capital del departamento. "La Brigada" había estado el día anterior en la propia capital, y junto con dirigentes locales, organizado un acto antifascista y antirracista.

La ciudad en calma, muestra una violencia sorprendente en la publicidad, los carteles y pintadas del "NO". "Evo, Kolla Puto" dice una. En la plaza central un cartel inmenso nos aclara que Bolivia "Solo necesita a Cristo y no a la Pachamama", esto firmado por unas "Iglesias Evangélicas Reunidas". Después veríamos por televisión spots publicitarios de las mismas "piadosas iglesias" que muestran a Evo que, mientras arde una la Biblia, propone cambiarla por la Pacha. Otro cartel inmenso, de sectores "democráticos y decentes cruceños", hace una lista de las demoníacas cualidades de Evo: "Terrorista ", "Narcotraficante", "Vendepatria", "Ignorante", "Ladrón" y el infaltable "Comunista".

Por suerte la Iglesia Católica se mantiene neutral y sólo declaró "que Bolivia está gobernada por narcotraficantes y que la constitución que promueve es incoherente y que le falta una declaración de fe cristiana".

Cada tanto, imponentes 4x 4 en caravana, pasan proclamando con carteles y altavoces su pasión por el No a la nueva constitución de Bolivia.

En este "cálido" ambiente realizó su acto la "Brigada", no en la plaza central, como se había pensado en un principio, sino en la rotonda del Barrio Plan 3000; este barrio donde se centra la resistencia a la oligarquía cuando en septiembre, la Unión Juvenil Cruceña se dedicaba a quemar locales populares y a apalear "indios" para mejor servir a dios. Se reunieron diez mil personas para frenar a los fascistas. El acto de la brigada se realizó entonces en un bastión de la resistencia. Lo convocaron: la CPESC (Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz), el Cidob, Distrito 8 Plan 3000, Patria Insurgente Sol para Bolivia, Capitania Guaraní Zona Cruz y el Colectivo Amauta de la Argentina. Hubo mucha alegría, emoción, números artísticos de diversas etnias originarias y varios discursos todos ellos resaltando la unidad y solidaridad latinoamericana; recordando al Che, a Bolívar, a Tupac Amaru, a los hermanos Catari. Se anunció también la creación de cátedras políticas en Santa Cruz y en la Paz, que llevarán como primer nombre "Che Guevara" y como segundo la de un héroe de cada localidad.

Luego del acto se siguió la actividad con guitarreadas y canto en la escuela de la zona donde fue hospedada la brigada solidaria.

"No los invitamos para que hagan declaraciones solidarias o para que junten firmas, la pregunta es ¿ Compañeros, están dispuestos a fajarse con la oligarquía? , dijo un dirigente campesino de la comunidad de Yacapani.
 

Siete miembros de la Brigada se trasladaron a Yacapani, un centro productor arrocero, y se reunieron con dirigentes y pobladores. Después de las presentaciones, los dirigentes locales explicaron su situación: ubicados en una zona estratégica donde están las mayores reservas petrolíferas de Santa Cruz (Yacapani, San Julián, San Carlos) tienen la seguridad de derrotar electoralmente en el territorio a la oligarquía, sacarle el control sobre el petróleo, herirla de muerte.

Pero aclararon: "los terratenientes no van a tomar esto con calma van a recurrir a todo lo que tienen paramilitares, grupos de choque. Necesitamos solidaridad, que vengan a ayudarnos a enfrentarlos". No hablan por hablar en septiembre durante los enfrentamientos con los reaccionarios de la zona salieron a bloquear los caminos contra los fascistas de la ciudad y fueron las mujeres, las primeras en movilizarse; y entonces los racistas de la "Unión Juvenil Cruceña" que habían jurado hacer caer al Presidente Kolla, cuando se enteraron que miles de campesinos iban a Santa Cruz, se volvieron mansamente a "casita" aconsejados por su jefe espiritual, el nazi prefecto Rubén Costas.
Un miembro de la Brigada perteneciente al MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria de la Argentina), expresó que como militante revolucionario "aceptaba la posibilidad de la muerte en la lucha, y que por supuesto sería un honor estar en la pelea al lado del pueblo boliviano".

Se comentó luego la necesidad de seguir las enseñanzas del Che, San Martín y Bolívar, de construir la patria grande. Otro miembro de la Brigada, perteneciente a MLN 26 de Julio, también de la Argentina, propuso la creación de albergues en toda América Latina para los compañeros que vayan a un país a brindar su solidaridad, cosa que los dueños de casa recibieron entusiasmados y comprometieron crear el primero en Yacapani.

Luego se compartió un almuerzo típico donde se charló más distendidamente; hasta se compartieron recetas de cocina, se charló sobre la cotidianeidad y la vida personal de los participantes. Posteriormente se acordaron algunas pautas para el funcionamiento de una de las cátedras Che Guevara en la localidad.

La Brigada terminó ese día sus actividades en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra asistiendo a un acto de campaña por el Sí, donde habló Evo Morales. Terminadas sus actividades en la zona, al otro día partirían hacia La Paz, para continuar su tarea solidaria y encontrarse con miembros de otros países, también integrantes de la organización.

La pregunta de los compañeros de Yacapani sigue dando vueltas por América: "¿Están dispuestos a seguir el ejemplo de San Martín Bolívar y el Che y pelear en cualquier país hermano por la Patria Grande?".

(Fuente: Agencia de Comunicación Rodolfo Walsh)

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Juan Grinberg.
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

La inflación no renuncia

En medio de la hecatombe de los precios –alimentos, especialmente– Feletti dejó la Secreta