Hasta la vista, déficit.
Hasta la vista, déficit.

Conan el Bárbaro, Comando, Terminator. Para muchos, el papel que ahora representa Arnold Alois Schwarzenegger, el de gobernador del Estado de California, será el mal letal, y el que dejará un mayor número de víctimas. Luciendo una rojiza Carmela que encubre las plateadas nieves del tiempo, como una suerte de Francisco De Narváez con más fierros, el ex actor y fisicoculturista salió a anunciar más recortes y desató tempestades.

Acaso inspirada por los patacones de la dupla Ruckauf-Solá, ya circula por California una pseudomoneda denominada “Ious” (del inglés “I owe you”, que significa “Yo te debo”). Son unos pagarés con los que se intenta paliar la quiebra técnica del Estado y la cesación de pagos. Hasta ahora sólo han logrado éxitos en el plano de la poesía callejera, generando una infinidad de juegos de palabras que contienen la expresión “fuck” en desbordante abundancia.

El déficit de California asciende a 26.300 millones de dólares y crece en 25 millones cada día. El gobernador habló de “reducir el estado de bienestar” y anunció que será necesario realizar más recortes en la atención de los pobres en los hospitales públicos de California, el estado más poblado y más rico de los Estados Unidos.

“Más impuestos a las grandes compañías petroleras”, reclamaba el cartel que sostenía una mujer afroamericana en el marco de una protesta contra los recortes a la salud pública. Los sindicatos docentes están a la cabeza de las manifestaciones, y la indignación causada por las medidas de emergencia se palpa en las calles. Como alternativa al brutal recorte del gobernador republicano, se ha propuesto legalizar la marihuana y cobrar un impuesto para su uso. Si bien no son muchos los que apoyan esta idea, al menos, afirman, los ciudadanos van a estar más relajados a la hora de soportar la malaria.

“No hay nada que inventar, o se suben los impuestos o se recortan gastos”, afirma un analista televisivo con una lógica muy conocida. Pero los demócratas no piensan lo mismo y salieron a criticar duramente la medida, a la que denominan “la opción nuclear”.

El diario San Francisco Chronicle, el de mayor circulación en esta ciudad, describe “su mirada de acero” y la cruel y barbárica espada de Conan, que cortó de un solo y fiero tajo la ayuda destinada a los más débiles.

En la calle recuerdan a su madre. E incluso hacen hincapié en su origen. Nacido en Thal, Austria, y nacionalizado estadounidense, se atreven algunos a compararlo con otra persona nacida en Austria, el ídolo de Bernie Ecclestone.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky (desde San Francisco, California)
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Espionaje ilegal: la Justicia rechazó la recusación de Mauricio Macri

El juez federal Martín Bava volvió a citar al ex presidente a prestar declaración indagato