El futbolista de River Plate Diego Buonanotte chocó este sábado su auto contra un árbol en la localidad santafesina de Arribeños, lo que le provocó una lesión en el pulmón y fractura de húmero. Permanece estable internado en un sanatorio privado de la Capital Federal.

Según fuentes policiales y médicas, en el mismo accidente murieron tres amigos de la infancia del mediocampista ofensivo del club millonario, ya que a diferencia del jugador no llevaban el cinturón de seguridad colocado. El accidente se produjo alrededor de las 6.45 de la madrugada de este sábado en la ruta provincial 65, cuando Buonanotte (21) chocó camino a la ciudad santafesina de Teodelina, en la que nació.

El joven viajaba acompañado por Gerardo Suñé, Alexis Fulcheri y Emanuel Melo, los tres oriundos de esa ciudad y de entre 21 y 24 años, con quienes había ido a bailar luego de que los tres chicos pasaran la semana pasada de vacaciones en Florianópolis, Brasil.

Tras el accidente, los amigos del jugador de River murieron camino al hospital, afirmó el comisario José Espinosa, jefe de la Policía Comunal de General Arenales, pero Buonanotte estuvo lúcido en todo momento.

“Buonanotte no estaba inconciente, cuando tratamos de asistirlo se encontraba lúcido, aunque lógicamente conmocionado”, aseguró Espinosa, quien fue uno de los primeros en asistirlo tras el siniestro.

Agregó que “los primeros análisis del accidente indican que el vehículo se despistó y colisionó contra un árbol de gran envergadura que estaba ubicado a la vera de la ruta”.

Tras ser rescatado, el futbolista fue trasladado al sanatorio privado San Martín de Venado Tuerto, donde lo asistieron por las fracturas y la contusión pulmonar, explicó el director del centro médico, Eduardo Alegrini.

Pero luego, la familia y la dirigencia de River acordaron trasladar al joven al Sanatorio Los Arcos del barrio porteño de Palermo, por lo que un avión sanitario de la Dirección de Emergencias del Ministerio de Salud bonaerense fue a buscarlo.

Previamente, había viajado el presidente de River, Daniel Passarella, para realizar los trámites en forma personal.

“Lo pude ver, me conoció, está bien, está conciente. Los médicos lo ven muy bien, en fase recuperatoria. Desde que llegó hasta ahora lo ven mejor a cada rato. Cuando yo llegué me reconoció y eso me puso muy contento”, afirmó.

Cerca de las 17, Buonanotte arribó al aeroparque Jorge Newbery y fue llevado en una ambulancia con terapia intensiva móvil hasta el centro médico situado en Juan B. Justo 909.

Según el jefe médico del club, Horacio Cavallieri, el futbolista se encuentra “clínicamente estable y perfectamente lúcido”, aunque presenta un “traumatismo pulmonar importante”.

En la puerta del Sanatorio Los Arcos, junto al vicepresidente de River, Diego Turnes, Cavallieri dijo que tras el accidente la evolución “la van a marcar las próximas 72 horas”.

“En general, el estado de Diego es con el que vino transportado desde Venado Tuerto, un traumatismo pulmonar importante, pero clínicamente está estable y perfectamente lúcido, así que podemos decir que la evolución es buena”, sostuvo el médico del club “millonario”.

Sobre la contusión, explicó que “lo que hace es un `encharcamiento` del pulmón y la aparición de líquido en la zona alveolar que dificulta la oxigenación de la sangre”, según surgió de los estudios por imágenes que se le efectuaron.

Respecto de la fractura de húmero, señaló que “no reviste gravedad”, pero en algún momento deberá ser intervenido quirúrgicamente.

Cavallieri afirmó que Buonanotte también recibirá atención psiquiátrica, ya que aún desconoce que los tres amigos que viajaban en el auto con él murieron.

Los chicos habían jugado con él en Racing de Teodolina, eran velados esta noche y serán enterrados mañana en su ciudad natal.

“Toda la gente de River, desde el departamento médico hasta las autoridades, pasando por el presidente (Daniel) Passarella vamos a estar al lado del chico”, remarcó el médico y agregó que ya lo visitaron sus compañeros de plantel.

El médico aclaró que no se puede decir que el futbolista esté “fuera de peligro”. “Hay que tomar una actitud expectante que en medicina es lo que prima y lo que nos llama a no ser un poco aventureros en hacer un diagnóstico o en ser futuristas, no hay que dar tantas expectativas, pero tampoco ser agoreros”, enfatizó.

Sobre su vuelta al fútbol, Cavallieri consideró que “es un chico joven y se le harán las evaluaciones funcionales respiratorias, a ver como ha quedado ese pulmón”.

Más notas relacionadas
  • Artistas rosarinas en la noche de las ideas

    Beatriz Vignoli dará una conferencia ilustrada y gratuita sobre los sueños, en la Alianza
  • Tiempo y café

    El marco de la puerta se erige como límite. Doy el paso -lo recuerdo muy vívido- y el arom
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
Más por Admin
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Invitan a un encuentro sobre niñeces y adolescencias trans

La actividad es este martes 27, a las 16, en el salón de actos de la Corte Suprema de Just