Al forzar la reforma constitucional, Binner expone su propio liderazgo.
Al forzar la reforma constitucional, Binner expone su propio liderazgo.

La saga parece escrita en forma colectiva por el pleno de Los Locos Adams luego de una ingesta de hongos alucinógenos. Un partido, cuando era oposición, quería la autonomía municipal por ley, porque no quería reformar la Constitución, como quería el oficialismo de entonces. Ahora gobierna, y quiere forzar una reforma que la nueva oposición no acepta. Ese gobierno rechaza la media sanción de una ley de autonomía, aún cuando el propio gobernador envió su propio proyecto de autonomía. Después quieren que en Buenos Aires entiendan la política local. 

 

Lo cierto es que Hermes Binner decidió que la mayoría socialista en Diputados olvide la iniciativa oficial, rechace la media sanción de Senadores y, de ser posible, convenza a los santafesinos de que “Está buena la Reforma Constitucional”. Pero empezaron las fugas y rebeldía progresistas. ¿Era necesario poner en riesgo el propio liderazgo del primer gobernador socialista de la historia provincial por un capricho político?

Binner presidirá este jueves la apertura del Primer Congreso de Ciudades de la provincia de Santa Fe, denominado “Santa Fe: red de ciudades”, en Rosario, destinado a representantes de los 362 gobiernos locales. Cuesta pensar cuáles serán los argumentos que el mandatario usará para excusarse de no promover la autonomía luego de haberla promocionado tanto en campaña.

Pero hay una contradicción más reciente. No en 1962, año de la última reforma constitucional, sino en diciembre de 2009, Binner envió un proyecto de ley de autonomía municipal. Lo hizo ingresar por la Cámara de Diputados, donde tiene absoluta mayoría, la que le otorga la Constitución a quien gana los comicios y gobierna la provincia.

El jefe del bloque oficialista, Raúl Lamberto, no se sabe si con órdenes en ese sentido o por pura vocación antibinnerista –algo impensable tratándose de una de las espadas del mandatario– jamás movió ese expediente, pese a que la existencia de otras iniciativas similares de los diputados Marcelo Gastaldi (PJ) y Hugo Marcucci (UCR) garantizaban un piso de consenso que la reforma constitucional nunca tuvo hasta ahora.

La semana pasada, tanto Binner como su ministro de Gobierno y delfín Antoine Bonfatti salieron a decir que el Ejecutivo enviaría a la Legislatura un mensaje proponiendo la reforma de la Constitución santafesina y que en ese marco –no por ley– se lograría la autonomía municipal. ¿Y el proyecto de diciembre?, podría haber preguntado algún periodista memorioso. ¿A quién le importa lo que pasó hace 8 meses?, podría haber respondido el gobernador que emparcha sus codos con goma Dos Banderas. Pero nadie preguntó.

Binner debería repetir lo que escribió y firmó en diciembre de 2009, hace cinco minutos: “La descentralización es la redistribución equilibrada de competencias de los gobiernos nacional, provincial y local, con miras a una mayor eficacia administrativa y de servicios y a un fortalecimiento de la «democracia de proximidad»”. Eso es lo que ahora niega, salvo que se apruebe una reforma constitucional que sabe que el justicialismo no acompaña, como él no acompañó la iniciativa de Jorge Obeid siendo oposición.

¿Cómo que no pasa?

El Senado de la provincia, con clara mayoría justicialista, decidió jugar sus fichas y le dio media sanción a una iniciativa de autonomía que esta semana ingresa para su tratamiento a la Cámara baja.

“Por Diputados no pasa”, salió a cortar con la plancha bien arriba el Pato Lamberto, por cierto un hombre poco afecto a preguntar a sus aliados qué piensan, si se tiene en cuenta la opinión de uno de ellos, Pablo Javkin, diputado provincial y presidente de la Coalición Cívica-ARI en Santa Fe: “No tenemos reunión del Frente desde hace mucho tiempo, pero yo voy a proponer que votemos el proyecto del Ejecutivo”. Sí, claro, el que Binner mandó en diciembre y ahora quiere que todos se olviden o piensen que era una jodita para Videomatch.

Para el legislador lilista, “el gobierno provincial ingresó a la Cámara un proyecto de ley de autonomía y lo que debemos hacer es votarlo y consensuar con el senado este avance institucional, que aunque parcial, es fundamental y necesario. No podemos perder una oportunidad histórica en un tema imprescindible para la ciudad de Rosario”. E ironizó: “El mensaje del Ejecutivo es reciente, no creo que en este corto tiempo haya cambiado tanto la interpretación de la Constitución”.

El legislador rosarino fue más allá, y toreó fuerte a Binner por sus dichos sobre Elisa Carrió: “Lo complicado es que se ataque permanentemente a nuestra líder nacional y que se pretenda que sigamos acompañando en la provincia”. La saga personal amenaza tironeos que ponen en peligro el propio liderazgo del socialista ante los ojos impávidos de una sociedad que esperaba otros resultados de la actual gestión.

Desde el PJ piden coherencia y seriedad

En tanto, el voto en contra de la bancada socialista al proyecto de autonomía municipal en el Senado provincial encendió la crítica del justicialismo. El diputado rosarino Marcelo Gastaldi –autor de una de las iniciativas de autonomía– insistió con que “es el socialismo del gobernador Hermes Binner, quien no sólo evita dar el debate sino que decide no acompañar con su voto favorable la posibilidad de que los municipios de la provincia, en especial Rosario y Santa Fe, avancen en el camino de la autonomía”.

El legislador obeidista también cuestionó “la actitud de los senadores radicales, tanto o más inexplicable que la del senador socialista Juan Carlos Zabalza, ya que hay un proyecto del presidente de la UCR, el diputado Hugo Marcucci, que propone la autonomía por ley para los municipios. El Frente Progresista está desnudando sus diferencias internas y ello se traduce en papelones institucionales como los del último jueves, difíciles de disimular”.

Gastaldi incluso ponderó “necesario que las instituciones que han trabajado denodadamente para que la autonomía municipal sea una realidad, incluso yendo un paso delante de la mayoría de los dirigentes políticos, hoy se expresen con claridad y contundencia para ayudarnos a modificar la hipócrita actitud asumida por el oficialismo provincial, desconociendo hasta su propio proyecto enviado en el mes de diciembre pasado que proponía el mismo camino para plasmar la autonomía”.

La UCR también talla

A través de Hugo Marcucci, que tiene un proyecto propio, de su colega y correligionario Darío Boscarol, y del intendente de Santa Fe, Mario Barletta, la UCR ha salido a decir que está todo bien con la reforma constitucional, pero que no hay que dejar pasar la oportunidad de llegar a la autonomía aunque sea por ley.

Y aunque no sea exclusivamente por este tema –también se analizarán la situación financiera y económica, y modificaciones al sistema de salud–, lo cierto es que este mismo miércoles intendentes y presidentes comunales mantendrán un encuentro en la sede partidaria de la Unión Cívica Radical para tratar la autonomía municipal, según consigna el portal Notife.

Para Barletta, “la autonomía municipal debería consagrarse por la reforma de la Constitución”, pero señaló que “el debate que tenemos que plantearnos es que sea creíble que se intenta la búsqueda de la autonomía que necesitamos”.

El intendente radical sostiene que la autonomía ayuda a resistir presiones externas, que se supone son provinciales y nacionales: “Muchos de los problemas que vivimos las ciudades no sólo tienen que ver con las injusticias en la distribución de los fondos sino con la superposición de las jurisdicciones”.

“Si no es posible avanzar en la reforma de la Constitución, es lógico analizar la posibilidad de avanzar en la autonomía municipal a través de una ley”, sentenció Boscarol al diario El Ciudadano.

El radical manifestó: “No tenemos diferencias de fondo con el socialismo, pero sí diferencias en los tiempos. Si no es posible avanzar hoy con la reforma, creemos que es una buena oportunidad de avanzar con la autonomía”.

Pero lo más curioso, y lo que hace pensar en que el gobernador Binner no midió los riesgos de exponer su propio liderazgo en el Frente Progresista, es que existen diferentes posiciones incluso en el seno de las filas socialistas. “El presidente de la Cámara de Diputado Eduardo Di Pollina pareció confirmarlas en parte cuando ayer, en declaraciones a LT9, pidió «estudiar bien» el proyecto que aprobó el Senado. El diputado agregó: «Lo más adecuado es la reforma constitucional, aunque es un tema opinable. Yo estoy conceptualmente de acuerdo con la autonomía para municipios y comunas, pero las legislaciones tienen contenidos determinados que pueden ser compartidos o no»”, publicó El Ciudadano.

Lo dicho. Los Locos Adams están detrás de este guión.

(Fuentes: Notife/ El Ciudadano/ Prensa Gobernación/ Prensa Gastaldi/ Prensa Javkin/ Prensa UCR Santa Fe)

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Para Pichetto, “Macri hace kirchnerismo blanco”

En declaraciones que parecen ser una crítica a Cambiemos pero terminan siendo más duras co