Piratas son los que asaltan barcos en altamar o camiones en la ruta.
Piratas son los que asaltan barcos en altamar o camiones en la ruta.

Los responsables del popular sitio web en el que los usuarios comparten links e información de todo tipo afrontan un proceso judicial. Tipete.com es igual a Taringa!, nació tiempo después para intentar “colgarse de su éxito”, y es propiedad del Grupo Clarín.

La ley 11.723 de propiedad intelectual –también conocida como la “Ley Noble”, ya que fue impulsada por el fundador del gran diario argentino– nuevamente apunta sus cañones. Los hermanos Hernán y Matías Botbol están siendo procesados como “partícipes necesarios” por “facilitar la piratería” desde Taringa.net.

En 2009, la ligó el docente universitario Horacio Potel –quien afrontó un embargo patrimonial de 40.000 pesos– por crear una serie de sitios web dedicados a la obra de los filósofos Friedrich Nietzsche, Martin Heidegger y Jacques Derrida. A diferencia de Taringa!, estas páginas no cuentan con avisos publicitarios, ya que se trata de “una labor de divulgación y curaduría sin fines de lucro”.

Ambas causas fueron iniciadas, también en 2009, por la Cámara Argentina del Libro (CAL), a la que en este caso se suman prestigiosas editoriales jurídicas, como La Ley, Lexis Nexis y Astrea, entre otras. El profesor Potel fue finalmente sobreseído, luego de una importante campaña de solidaridad impulsada por organizaciones que militan por el derecho a la información y el conocimiento.

Taringa! y Tipete funcionan del mismo modo. Allí se publican links (enlaces) para que los usuarios compartan contenidos que ellos u otros suben a sitios de almacenamiento gratuito, es decir, ninguno de éstos aloja en sus servidores programas, películas y ni discos pirateados.

En un comunicado oficial, los titulares de Taringa! señalan: “Bajo esta lógica se acusará también a los proveedores de Internet, a los buscadores, a los blogs, redes sociales, sin cuya participación no habría delito posible”.

Más de un bloguero ha ensayado analogías para explicar lo que pasa en sitios como Taringa! o Tipete. Hay quienes los comparan con las líneas de colectivo que indican en su servicio un destino como "La Salada" –donde se comercializa ropa de marcas truchas– o quien se pregunta si acaso deberían ir presos los que venden insumos para fotocopiadoras. Un absurdo.

El doctor Roberto Noble, allá por 1933, “supo ponerse en la piel de los creadores”, según rezan los homenajes grabados en bronce, como la misma ley, que lejos de actualizarse y hacerse más flexible –pues la era digital así lo exige–, se volvió más dura y excluyente. La ley 11.723, con sus sucesivas reformas, como otras normativas internacionales, se ha orientado a asegurar los retornos de las inversiones y beneficiar a los intermediarios –editoriales, sellos discográficos y otros–, antes que a incentivar a quienes generan los principales insumos de la industria cultural.

Fuentes: Diario Registrado, bea.org.ar y Taringa!
Más notas relacionadas
Más por Javier García Alfaro
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Caso Báez Sosa: la sentencia será el 6 de febrero

Los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando en Villa Gesell en enero de 2018, pidier