Hombres de Cromagnon que hacen de la radio una vulgar charla de bar.

El afamado conductor radial Raúl Bigote Acosta manifestó este martes su desprecio rotundo hacia las mujeres al decir que “sólo sirven para fifar, tener hijos, amamantar y lavar los platos”, en su programa La mañana rosarina que se transmite por la emisora cerealista LT3.

Cual si fuera una charla de bar, cita a la que acaso faltaran Gerardo Sofovich y Chiche Gelblung como paradigmas del troglodismo mediático argento, el misógino conductor rosarino Raúl Bigote Acosta se despachó en su programa matutino diciendo a sus anchas que “las mujeres no sirven para nada”, salvo “para fifar, tener hijos y cocinar, todos verbos, para qué más”.

El desafortunado comentario surgió a raíz de que una de sus compañeras de piso, la locutora María Fernanda Reyes lo interpelara preguntándole si por ser mujeres eran menos. A esto, el conductor de prominentes bigotes y escaso sentido común le respondió con el tristemente célebre apotegma del machismo más elemental y primitivo: “Las mujeres sólo sirven para cocinar, planchar”, etc.

Tras denigrar no sólo a sus compañeras mujeres, sino a la audiencia toda (incluyendo a los hombres que la componen) el señor de pocas ideas cambió rápidamente de tema: “Bueno, volvamos a lo importante, hablemos de fútbol”.

Desbaratar la mala costumbre de considerar a la mujer como blanco natural de la agresión fisica y simbólica es un ejercicio ético que debería empezar por los sujetos que se desempeñan en medios masivos de comunicación, o al menos éstos deberían ser los primeros en ser repudiados, cuando con total impunidad y haciendo abuso del poder que ejercen, exclaman barbaridades sexistas como en el caso de Acosta.

A pocas horas de celebrarse el Día Internacional por la No Violencia contra la Mujer, vale considerar que la responsabilidad que les cabe a los comunicadores como sujetos que construyen sentido, es muy grande a la hora de desandar los caminos de la desigualdad y la discriminación.

Foto: Juan Mascardi 

 

Más notas relacionadas
  • ¿Por qué no bailan?

    Volvió a editarse Soy Fiestera de Mercedes Gómez de la Cruz, publicado originalmente a pri
  • Bestiario 2.0

    Mientras esperamos la primavera en esta parte acovachada del mundo, la editorial Libros Si
  • Celebración de las memorias

    Autor de ensayos, poesía y ficción, Roberto Retamoso acaba de publicar Fastos de Mnemosine
Más por Eugenia Arpesella
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Sabores y colores de la escuela

A nadie se le ocurriría tomar un pizarrón o una tiza, llevarlos a la boca para decir qué s