Sentencia del juicio Díaz Bessone

Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Sentencia del juicio Díaz Bessone

Tras la lectura de la sentencia de la causa Díaz Bessone, en el marco del primer juicio oral y público contra una parte de la patota de Feced del Servicio de Informaciones (SI) de la Policía de Rosario, tanto los querellantes como los testigos y sobrevivientes coincidieron en celebrar que “hubo condenas” y que “se realizaron en democracia”, aunque esperaban mayores penas para algunos de los imputados.

La abogada y querellante en la causa por la agrupación HIJOS Nadia Schujman, interpretó esta sentencia “como un paso más y muy importante en este largo recorrido del juicio y castigo que lleva más de 30 años en la construcción colectiva de la justicia y la memoria, que no termina acá”, sostuvo.

Schujman resaltó la importancia de las condenas a prisión perpetua al represor Ramón Genaro Díaz Bessone y al ex oficial de la policía rosarina José Rubén Lo Fiego, y la máxima de 25 años al ex policía Mario El Cura Marcote, por delitos de lesa humanidad.

Respecto a Díaz Bessone, la abogada celebró la pena “por ser el máximo responsable de la represión en el litoral argentino y uno de los ideólogos del plan de desaparición forzada de personas” en el marco del terrorismo de Estado. Asimismo evaluó como bajas las penas aplicadas contra los ex policías Ramón Vergara y José Carlos Scortechini con 12 y 10 años respectivamente, ya que tanto las partes querellantes como la fiscalía pidieron 25 años para ambos.

“No niego que las penas son escasas, aunque todavía no sabemos cuales fueron los motivos por los que el tribunal apeló a esa escala de condena para los ex policías, pero si es por la cantidad de casos por los que se los imputa en esta causa, entonces es injustificable”, manifestó Shujman y añadió: “ No puede pasar por una cuestión numérica, por la cantidad de víctimas, si en cada uno de los casos se está atentado contra la humanidad entera”.

De todos modos, la abogada querellante remarcó que este es tan sólo un paso, ya que “Vergara y Scortechini tienen en instrucción decenas de delitos por los que son imputados”, por lo que serán juzgados junto a otros represores con condenas superiores.

El tribunal, integrado por Otmar Paulucci, Beatriz Cavallero y Jorge Venegas Echagüe, resolvió este lunes al mediodía la pena de prisión perpetua para Ramón Genaro Díaz Bessone. Condenado por ser el autor de 13 homicidios y decenas de privaciones ilegales de la libertad, aplicación de tormentos y asociación ilícita.

Al igual que Díaz Bessone, el ex oficial de la policía rosarina y uno de los máximos responsables del centro clandestino de detenciones que funcionó en el SI local, José Rubén El Ciego Lo Fiego, fue condenado a prisión perpetua por dos homicidios, privaciones ilegales de la libertad, tormentos y asociación ilícita. En tanto que a los ex policías Mario “El Cura” Marcote, Ramón Vergara y José Carlos Scortechini, le cupieron 25, 12 y 10 años de prisión, respectivamente.

El ex militante montonero, Ricardo Miguel Chomicky, señalado como colaboracionista y cómplice del régimen de terror impuesto por la junta militar entre 1976 y 1983, fue absuelto.

La abogada de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Gabriela Durrutti, sostuvo tras la lectura del veredicto que “hay mucho para celebrar, hay dos perpetuas, hay 25 años, hay dos condenas que vamos a tener que discutir pero para eso estamos acá”.

Además, puntualizó que “es la primera condena del más grande centro clandestino de detenciones de Rosario y tenemos que estar celebrando”.

En este sentido, la testigo y sobreviviente Marta Bertolino dijo: “La sentencia no nos gusta del todo, porque el genocidio ha sido tan terrible, tan dramático y difícil de sobrellevar que toda condena se queda corta». Al mismo tiempo la testigo consideró importante resaltar que “todos estos represores están acusados, procesados en primera instancia por infinidad de otros delitos, entre ellos homicidios, junto a otros represores que no han sido juzgados. Hay que quedarse tranquilo porque los que recibieron condenas bajas no van a salir de la cárcel porque van a prosperar las otras causas.”

Por su parte, Stella Hernández, dirigente del gremio de Prensa local, testigo y sobreviviente del SI, manifestó en la puerta de los tribunales que “no nos tiene que empañar esta fiesta el hecho de que las condenas no fueron todo lo que tenían que ser. Festejamos porque hubo condenas. En tres décadas no nos pudieron vencer, no nos pudieron hacer callar”.

Respecto a la absolución del ex militante señalado por testigos como cómplice de los represores, sentenció: “A Chomicky, que cuenta todo lo que sabe para aliviar el dolor de tantas familias que siguen sufriendo”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Los delitos verdes

Ante la quema indiscriminada de humedales en el Delta del Paraná, el criminólogo y sociólo