Auto TC 2000 del piloto J.M. Silva
Alrededor de 40 mil personas se esperan este fin de semana. | Foto: Impulso Negocios.

A sólo días de la apertura del renovado autódromo rosarino, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial suspendió el fallo del juez Luis Eduardo Ramunno, que requería de más obras en la pista para mitigar el ruido.

«Teníamos mucha incertidumbre en cuanto qué iba a pasar, pero nunca dudamos que nos asistía el derecho. Ahora todos tenemos tranquilidad: la gente que compró o va a comprar entradas, nosotros como municipio, la categoría y los competidores», afirmó el subsecretario de Gobierno y presidente del ente administrador del Autódromo Municipal, Miguel Pedrana.

La semana pasada el municipio había presentado un descargo contra la medida tomada por el juez Ramunno en contra de la realización del evento pistero de este fin de semana,  al admitir una nueva presentación de queja respecto del impacto sonoro de la pista. El estruendo de los 90 autos en carrera, se suponía, afectaría a los residentes en los 150 metros próximos alrededor del autódromo al no completarse las obras hidráulica, especificada por una resolución de 2011, sobre el arroyo Ludueña.

En su apelación, la Municipalidad afirmó que «hubo mayores inversiones donde, según los especialistas, los vecinos podrían resultar más afectados», esto es: las zonas cercanas a las viviendas de los barrios Aldea, San Eduardo, Hostal del Sol, 7 de Septiembre y Fisherton.

Finalmente, la decisión de los camaristas en lo Civil y Comercial dada a conocer este lunes,  pone en suspenso los planteos opositores, lo cual para Pedrana: “da la posibilidad de demostrar que estamos haciendo lo correcto y por supuesto que estamos a disposición de lo que solicite y falle finalmente la Cámara, pero no bajo la presión del juez Ramunno, cuyo pedido quedó suspendido».

Mientras tanto, ya está todo dispuesto para la largada del domingo. La competencia del TC 2000 se realizará entre el viernes 20 y el domingo 22 en el renovado autódromo Juan Manuel Fangio; con una venta de entradas que ya auspicia una recaudación del orden de los cinco millones de pesos.

«La pista está lista, ya están terminadas las obras de mitigación de ruido sobre las tribunas; y el circuito va tomando color porque ya están ubicadas las carpas y en las próximas horas comenzarán a llegar los autos», aseveró Pedrana y confiado señaló que los vecinos que se oponían a la carrera «van a cambiar de opinión porque no habrá molestias».

Fuente: Rosario 12.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

La goma de borrar

Un concejal de Cañada de Gómez justificó el accionar del terrorismo de Estado en La Noche