El bioquímico y farmacéutico Claudio Fernández será el director del laboratorio.

 

El bioquímico y farmacéutico Claudio Fernández será el director del laboratorio.
El bioquímico y farmacéutico Claudio Fernández será el director del laboratorio. | Foto: Télam

El laboratorio de investigación alemán de la Sociedad Max Planck , que funcionará en Rosario asociado al Instituto de Biología Molecular y Celular (IBR-CONICET), diseñará fármacos para combatir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

El bioquímico y farmacéutico Claudio Fernández, quien lidera el Grupo de investigación del IBR-CONICET, dijo que «el futuro laboratorio diseñará los fármacos. Todos sabemos lo que la Sociedad Max Planck y sus centros representan a nivel mundial».

El científico será el director del laboratorio a instalarse en esta ciudad y destacó que «es un honor y un privilegio la creación de este laboratorio de la Sociedad Max Planck, que ha elegido trabajar en forma asociada con el IBR».

“Esto es relevante para el país, nos da mucho prestigio, y pone a Rosario en un status muy alto de investigación, es el segundo enclave a nivel latinoamericano y el único por fuera de Buenos Aires que está asociado a las actividades del Polo Científico”, añadió.

Precisó que la sociedad Max Planck «es la casa de ciencia número uno en Europa y dos a nivel mundial, la única que la supera es la Universidad de Harvard pero sólo por los recursos económicos que tiene”.

Además detalló que el equipo interdisciplinario que trabaja en el IBR “ya no estará aislado, y al estar asociados con Max Planck nos convierte en un centro de excelencia».

«Por eso -detalló- debemos ser más responsables que nunca y cuidar a nuestra gente, que avanza en forma significativa en la investigación”.

El grupo de investigación del IBR-CONICET, logró el año pasado inhibir el proceso degenerativo del Parkinson, lo que tuvo un alto impacto en la comunidad científica internacional.

El trabajo investigativo posicionó a Rosario en el mapa mundial de la ciencia en el área de enfermedades neurodegenerativas.

El investigador manifestó, además, que los máximos directivos de la sociedad Max Planck y las autoridades argentinas “entendieron como una cuestión estratégica que este laboratorio funcione en Rosario y esté asociado al Polo Científico”.

Y añadió: «Es un hecho destacable que Max Planck apueste a los recursos humanos, al trabajo que hemos desempeñado los investigadores a lo largo de todos estos años en el IBR de Rosario.

Estos son los primeros frutos también de una verdadera política de Estado en materia de investigación científica”.

La asociación establece el financiamiento para proyectos conjuntos, transferencia de equipamiento e intercambio de científicos entre la Argentina y Alemania.

Claudio Fernández, quien estuvo radicado en Goettingen (Alemania) trabajando como jefe de Grupo de investigadores del Instituto Max Planck, fue el científico que la presidenta de la Nación puso como ejemplo de la «materia gris repatriada» en el marco de las políticas de inversión en Ciencia y Tecnología.

Fuente: Télam

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro