Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Vecinos ocupan terrenos en Villa Gobernador Gálvez
Garavano: “Quieren que Villa Gobernador Gálvez se prenda fuego”. | Foto: La Capital

Alrededor de 2500 personas ocuparon terrenos privados en la periferia villagalvense bajo supuesta autorización del intendente de la ciudad, Pedro González. Sin embargo, desde la Municipalidad desmintieron tal explicación y admitieron preocupación por una situación que está “desbordada”.

El fenómeno comenzó hace menos de un mes y se profundizó en la última semana hasta el punto en que un joven de 31 años fue apuñalado y baleado por un grupo de encapuchados en un predio usurpado de calle Suipacha al 1800.  Si bien aún está en curso la investigación policial, desde la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez dejaron entrever que el siniestro tiene relación con las ocupaciones que se vienen dando en la periferia de la ciudad.

Precisamente sobre calle Suipacha, atrás de la cancha de Coronel Aguirre, hombres y mujeres villagalvenses se repartieron igualitariamente parcelas rectangulares de 10 metros por 20, donde ya se ven algunas casillitas y varios toldos. No obstante, un vecino aseguró que tampoco “faltan los vivos que se agarraron cuatro o cinco lotes y los están vendiendo a 1.000 y 2.000 pesos”, incluso “ya hay un ranchito que se colgó de la luz», agregó. En efecto, los improvisados residentes del barrio no poseen luz, cloacas ni agua; con baldes tratan de proveerse de esta última apelando a la generosidad de quienes viven en frente, en muchos casos, sus mismos padres.

Fue este mismo vecino quien explicó que “Pedro González vino el lunes 30 acá y en la esquina les dijo que les iba a dar los lotes, que iba a ver si el terreno tenía deudas con la Municipalidad, y que se anotaran con Normita, nomás», refiriéndose a Norma Santamaría, coordinadora de Acción Social.

La masividad de las usurpaciones, entonces, se dio a medida que corrió el rumor de que el intendente había prometido lotear los primeros terrenos usurpados, a condición de que los ocupantes no construyeran ranchos sino viviendas. A partir de allí, las familias fueron reservando sus terrenos con cartelitos que anunciaban el nombre de la familia en cada lote.

«Acá la mayoría vivimos enfrente, en el barrio, pero estamos amontonados con nuestros viejos. Yo tengo mi mujer y un hijo, y en la casa somos siete. No queremos que nos regalen nada, pero sí que nos den la posibilidad de comprar el terreno y construir», explicó Leonardo. En tanto Ángela, una jubilada que vive enfrente del rudimentario loteo, aprobó la usurpación considerando que es el único recurso que muchas familias numerosas tienen para salir del hacinamiento: «Esto siempre fue un yuyal, oscuro a la noche, un peligro, y los ratones parecen gatos. Sería mejor que hagan un lindo barrio. No queremos hacer una villa. Pero no queda otra que meterse porque ni pensar en comprar un lote con lo que cuesta».

Sin embargo, desde la Municipalidad desmienten haber dado luz verde a la ocupación. El secretario de Gobierno de Villa Gobernador Gálvez, Diego Garavano, en comunicación con Radio 2,  aseguró estar “muy preocupado”. “Esperamos que la Justicia, la Nación y la provincia nos den una mano, ésta no es una usurpación común y frecuente, ya se ha desbordado”, advirtió y añadió: “Terreno que se cruza, terreno que se toma. Hay de todo: se mezcla la necesidad con los vivos. Se venden los terrenos, los transeros aprovechan para poner kioscos de drogas y ante la anarquía que predomina hasta se planean algunos saqueos”.

Por lo pronto,  este jueves, acudiendo al pedido de ayuda del gobierno local, la Provincia envió refuerzos de seguridad por temor a que se produzcan desmanes como el del martes que culminó con la muerte del joven.

Respecto de un pronto desalojo, Garavano aclaró que eso lo debe decidir la Justicia pero que el hecho que los terrenos tomados estén cercados y con sus impuestos al día agrava aún más una situación de por sí apremiante.

Finalmente, se quejó del rol de la policía: “Tienen órdenes de conversar con los usurpadores, esto es una joda. Nos están liberando la zona o quieren que Villa Gobernador Gálvez se prenda fuego”.

“El gobierno provincial no se compromete, la Justicia no actúa y estamos corriendo como locos”, fustigó y concluyó: “Estamos muy preocupados y sospechamos un montón de cosas”.

Fuente: Rosario 12.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

El país despide a Diego en las calles

En uno de los días más tristes para el pueblo argentino, en cada rincón de la Argentina co