Tras el caso Regis, la Cámara alta de la Provincia creará la semana próxima una comisión bicameral que indague sobre la persecución ideológica a la que varios docentes santafesinos admiten estar expuestos.

«Hemos tomado esta decisión porque nuestra conciencia nos dice que es justa», afirmó el senador provincial Danilo Capitani porque «hoy es Regis, pero mañana puede ser otro».

Juan Carlos Regis, director de la Escuela Técnica de Coronda -cargo que ejerciera por casi 30 años- había sido desvinculado de su puesto en noviembre de 2010 debido a supuestas irregularidades en su ejercicio con la abierta resistencia de docentes, alumnos y padres que incluso llegaron a tomar el establecimiento educativo en apoyo de Regis.

El abogado del docente, Juan Carlos Huber, había apuntado oportunamente que el Ministerio de Educación no cumplió “el artículo 15 de la ley 10.290 que dice que una propuesta de exoneración deberá resolverse por unanimidad de los miembros de la Junta de Disciplina y la cesantía con las dos terceras partes de los presentes y en ambos casos, deberá contarse previamente con un dictamen legal”.

En consecuencia, el Senado provincial solicitó al gobernador Antonio Bonfatti revoque la destitución de Regis y lo reintegre a su cargo, al votar sobre tablas y por unanimidad el dictamen de una comisión especial de la Cámara que investigó el caso – integrada por los peronistas Armando Traferri y Hugo Pucheta; y Rodrigo Borla y Germán Giacomino del Frente Progresista – y lo calificó como «un abuso de poder y de autoridad».

En efecto, Capitani recordó cómo, meses antes de que aparecieran las supuestas denuncias contra el director de la escuela técnica, “funcionarios políticos del gobierno ya hacían alardes en Coronda de que a Regis lo iban a echar». Y además, acusó a la ministra de Educación Leticia Mengarelli de faltar a la verdad al aducir que Regis había sido despedido por once cargos probados, entre ellos el manejo incorrecto de fondos escolares, el trato indebido al personal y la utilización de alumnos de la escuela para supuestas pasantías en su propia empresa.

«Eso no es cierto», apuntó el legislador apoyándose en el dictamen de la Junta de Disciplina que intervino en el sumario de Regis, la cual estaba conformada por funcionarios de la cartera de Educación y representantes de Amsafé quienes estimaron como atenuante “la falta de opiniones de otros actores de la comunidad, que debieron ser cotejadas con el resto de la planta docente”.

«Los delegados gremiales en la Junta de Disciplina dejaron constancia de al menos siete irregularidades en el sumario y destacaron que en ningún caso hubo perjuicio económico al fisco ni irregularidades de índole pedagógica. La escuela funcionaba con niveles de aprendizaje significativos”, explicó Capitani.

Inmediatamente afloraron nuevas denuncias de “discriminación ideológica” en nuestra provincia por parte de otros docentes cesanteados y sumariados. Entre ellos el particular caso de la ex directora de una escuela primaria de Gálvez, Gabriela Rigalli, cesanteada durante cinco años por incluir en un curso a un alumno de 11 años con problemas de aprendizaje.

Ante ello, Capitani subrayó: «Hoy es Regis, es Gabriela Rigalli, pero mañana pueden ser otros los afectados por el abuso de poder y el abuso de autoridad», justificando de este modo la necesidad de la comisión investigadora.

Fuente: Rosario 12.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

La actividad económica registró una suba del 5,1 % interanual en abril

El Estimador Mensual de la Actividad Económica acumula un alza del 5,7 % en el primer cuat