«Es un homicidio como cualquier homicidio. Hay que decirlo así. Una turba que linchó a una persona. La ausencia del Estado frente a determinadas situaciones no nos habilita a los civiles a actuar de esta manera», expresó este miércoles el diputado provincial Eduardo Toniolli al referirse al salvaje ataque perpetrado por un grupo de personas contra un joven de 18 años que momentos antes había intentado asaltar a una mujer en barrio Azcuénaga.

Sobre el caso también también habló el juez de la Cámara de Apelación en lo Penal, Ernesto Pangia, quien afirmó con base en sus más de cuarenta años de ejercicio que el hecho carece de antecedentes. «Cuando el Estado no da respuestas adecuadas, no porque no quiere sino porque no puede, o lo que sea, alguien trata de ocupar ese lugar y son las reacciones que se ven hoy día con bastante asiduidad», señaló el magistrado.

El incidente tuvo lugar durante la tarde del sábado último en el pasaje Marcos Paz al 5400. Allí, según narraron fuentes policiales, una mujer que caminaba junto a su hija fue interceptada por dos jóvenes que iban abordo de una moto. Uno de ellos bajó para arrebatarle el bolso para luego subirse al rodado y emprender la huida.

A los pocos metros, alertadas por los gritos de la mujer, varias personas le cortaron el paso, consiguiendo bajar a uno de los asaltantes, a quien comenzaron a golpear mientras que el otro lograba escabullirse a pie.

La violencia del ataque no mermó sino hasta el arribo al lugar de una unidad policial que luego trasladó al joven al Heca, donde murió días después a causa de la gravedad de sus heridas.

En declaraciones de este miércoles a LT8, Toniolli, también presidente de la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara baja, dijo que «los civiles no somos jueces como para condenar a alguien. Además, la pena que se impuso en este episodio no tuvo nada que ver con el delito que cometió esta persona. No estamos habilitados los civiles para llevar a cabo acciones de estas características».

«El fiscal del caso tiene que investigar esto como un homicidio e ir hasta las últimas consecuencias. Tiene que haber señales claras por parte del Estado en que se empiece a brindar seguridad a la población para que se desarmen estas situaciones. Lo ocurrido no se justifica de ninguna manera y debe ser tomada como lo que es, un delito», remarcó el legislador.

Asimismo, Toniolli consideró inquietantes «los planteos masivos de hacer justicia por mano propia. Más me preocupa cuando termina en boca de algún comunicador o de alguien con responsabilidad social más grande. Esto no implica defender a alguien que ha cometido un delito. Esa persona tendrá que afrontar su responsabilidad y el Estado debe hacerse cargo de esa situación”.

“Cuando un delito de estas características se produce en Rosario, tiene que ver con un contexto social y un montón de factores. También tenemos un sistema de justicia que tenemos que mejorar, y fuerzas de seguridad a las que hay que reformar para que podamos llegar a una solución. Sino terminamos en las soluciones fáciles de estas características”, sostuvo el diputado del Movimiento Evita.

“En el sálvese quien pueda se generan estos enfrentamientos donde alguien que robó muere bajo una turba o donde un vecino muere por intentar meterse de policía. Así estamos en una espiral ascendente que no parará más», concluyó.

El primero

«Tengo varios años, más de cuarenta en el Poder Judicial, y no hay antecedentes», dijo este miércoles el juez Pangia en declaraciones a LT3.

«Cuando el Estado no da respuestas adecuadas, no porque no quiere sino porque no puede, o lo que sea, alguien trata de ocupar ese lugar y son las reacciones que se ven hoy día con bastante asiduidad», sostuvo.

El juez afirmó que «esto que ahora ocurrió es un extremo, no hay antecedentes de una reacción que haya provocado la muerte pero es muy común hoy día que la gente reaccione ante un delito o injusticia».

«No con esta vehemencia, pero palizas se están dando muy seguidas, eso lo advertimos. Es la reacción de la gente que ante la impotencia responde de esta manera», indicó por último.

Azcuénaga no convalida

«Estoy seguro de que muchos de los vecinos que participaron en ese hecho deben sentir un enorme arrepentimiento al conocer el fatal desenlace, porque el ser humano no se puede comportar como en esta oportunidad»,dijo el presidente de la Asociación Vecinal Barrio Azcuénaga, Oscar González, en declaraciones a LT8. «Lamentamos esta noticia. Sin lugar a dudas el barrio no convalida estas actitudes de violencia que imperan en nuestra sociedad. Esto ha sido repudiado por la mayoría de los vecinos y por esta vecinal, independientemente de los problemas que hay por los asaltos y arrebatos. Nunca vamos a convalidar esta situación de violencia».

El vecinalista agregó que el barrio «no escapa a la problemática de la inseguridad, pero actualmente hay una mayor participación de la fuerza policial y se ve el trabajo que genera la provincia para resolver estas situaciones. Igualmente, la inseguridad se vive. Sería imposible negarlo, pero nunca se vio algo de esta naturaleza, algo que refleja la violencia que hay en nuestra sociedad».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro