Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

PIC_0028

“Estoy seguro que el comandante Andresito está contento con este homenajes, dice Jorge Francisco Machón, uno de los historiadores que con más rigor y compromiso investigó la vida del guaraní que fue ahija’o de Artigas, frenó a los invasores portugueses, la expansión del Paraguayo, al centralismo porteño y repartió tierras entre las comunidades e impulsó la participación de los pueblos en las asambleas de cabildos.

Desde ayer, la “gente bien” de la capital correntina, los que durante añares ningunearon e insultaron la memoria del caudillo guaraní, ven ahora como en sus costas se levanta la huella rebelde de la identidad de un pueblo que no fue aplastado aún.

Muchachada del grupo Cultura Vallese, del taller Jaguar Azul, y cientos de vecinos forjaron ese gigante de hierro retorcido. “Los poderosos tiraron a la basura a la cultura e identidad de nuestra tierra, pero justamente con chatarra recuperada y soldada por gente que venía a participar  también aportaron cosas de hierro de su casa, armamos al general”, dice Luis Lofeudo, de la Vallese.

En tanto, Camilo Gómez  Montero, director de la película “Buscando al comandante”, una obra que impulsó la difusión de la lucha guaraní, también resaltó que “nuestro comandante recibió un justo reconocimiento al ser nombrado post morten, “ general de la Nación”, por el gobierno nacional.

Arnaldo Gómez, padre de Camilo, fue quien desde 2006 milita – con el compromiso de su trayectoria en organizaciones y luchas sociales- , la aprobación del homenaje. “La oligarquía no soporta la memoria, han salido historiadores a cuestionar esta fuerza genuina y popular que representa Andresito, luego de callar y colaborar con la dictadura”.

Y en un conjunto escultórico en la costanera sur correntina, se levantan también otros luchadores. “No el recuerdo de un prócer aislado, ahí están en hierro junto a Andresito su compañera Melchora Caburú; Vicente Tripare, segundo comandanterr; Matías Abucú, oficial de San Martín que pidió luchar con el Andresito; el cura José Acevedo y el almirante Pedro Campbell”, explica Arnaldo.

Y los pibes del cole llevaron sus estandartes, se inauguró la bandera de Corrientes y el  chamamé bailó desenfrenado con viento que el Paraná llevó a la fiesta. Los bombos, los sapucay y el Sol calentó al 29 de junio, como el de aquel  1815, cuando diputados de Corrientes, Misiones, Entre Ríos, Entre Ríos, la Banda Oriental, Santa Fe y comunidades originarias se juntaron en el Congreso de los Pueblos Libres para declarar, “la federalización, porque ya se sentían independientes”, dice Oscar Daniel Cantero, compañero de Machón. “El pueblo tiene derecho a la historia, a su identidad”, sostiene Cantero.

Andresito fue gobernador de Corrientes en 1818, liberó guaraníes de la servidumbre, impulsó la reforma agraria, las asambleas populares y organizó la resistencia del federalismo en la región, lo que permitió el avance de San Martín por la cordillera. Pero la clase alta y conservadora nunca le perdonó esa rebebión en pata y con lanzas.

“Estoy seguro que  Andresito anda por acá”, también dice Juan Alberto Gómez, tataranieto de Andresito y caminante que porta la memoria de su antepasado en su lucha. A esta hora, es seguro que el montonero guaraní ya al galope se internó en el Iberá para rearmar su tropa, sabe que muchos andan soldando la memoria, enfrentando a burócratas e investigando su pelea, para retomarla hoy.

Nota publicada en la edición 149 del periódico el eslabón

Más notas relacionadas
  • Una casi entrevista

    Estudiantes de periodismo se lanzan a hacer notas al final de un partido de Argentinos Jun
  • Rescate del espíritu ancestral

    Se presentó, de manera virtual y a través de la Biblioteca Popular Tolkeyen de Esquel, Pul
  • Corruptos rurales en 4×4

    La Justicia benefició a los varones Etchevehere y apresó a la heredera Dolores, su hermana
Más por Alfredo Montenegro
  • Aulas

    Evitemos el contagio en las escuelas

    A pesar que, por diversos motivos, para los gobiernos Provinciales, Municipales y un secto
  • docentes

    Ni apóstoles ni santas

    Las maestras no son apóstoles, ni santas ni puras. Eso ya lo decidieron ellas mismas cuand
  • Chamamé del mamoretá

    Poética pedagógica

    Eran las 17.25, mi nieta Waira estaba sentada latiente frente a la pantalla de la notebooo
Más en Columnistas

3 Lectores

  1. Avatar

    MIRYAN GRISELDA RAMÓN

    02/07/2014 en 21:10

    QUE BUENO RECUPERAR LA HISTORIA,PARA AYUDARNOS A ENTENDER Y CAMBIAR EL PRESENTE.

    Responder

  2. Avatar

    Juan Manuel Sureda

    03/07/2014 en 20:33

    Adelante Compañeros, qué buen logro! Un gran abrazo misionero.

    Responder

  3. Avatar

    maria delia cabral

    04/07/2014 en 18:06

    me encanta que se haya levantado ese monumento

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Entrando en la recta final

El Concejo renovó autoridades y comisiones de trabajo mientras estudia proyectos sociales