Imagen de tapa del semanario El Eslabón.
Imagen de tapa del semanario El Eslabón.

La compra por parte de un pool inversor ligado a la Fundación Libertad del grupo Televisión Litoral SA, propietaria de Canal 3, Radio 2, FM Vida y Rosario3.com, entre otros emprendimientos, es puesta en tela de juicio por socios minoritarios y la autoridad de aplicación de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Una camiseta amarilla asoma debajo del traje Armani.

“Las licencias son intransferibles”, fue la respuesta lacónica del delegado de la Autoridad Federal de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) Emiliano Albornoz, al ser consultado por el semanario El Eslabón sobre la venta de Canal 3 anunciada esta semana por publicaciones especializadas en negocios. El funcionario puso en dudas el avance de la operación e informó que ni en la sede local ni en la central del organismo se realizó presentación alguna al respecto. Y fue más allá al remarcar que una transacción de este tipo se da de bruces con la norma vigente. Sobre el entusiasmo de los ultraliberales rosarinos de conservar esa usina de medios –a la deriva tras la muerte de Alberto Gollán el año pasado– se cierne otro frente de tormentas jurídicas y administrativas: una lluvia de presentaciones legales y cartas documento de los socios minoritarios de la empresa se interfiere en la operación ya que consideran que es ilegal y pone en riesgo la continuidad de la licencia, que por otra parte vence en 2017. El Sindicato de Prensa de Rosario ya fue formalmente notificado del “cambio de dueños”.

Los portales financieros locales dieron por abrochada la venta de Televisión Litoral Sociedad Anónima, el influyente emporio mediático local que supo erigir el controvertido y extinto Gollán. Según las crónicas de ON 24 y Punto Biz del martes 28 de abril, un grupo de empresarios liderado espiritualmente por el “cerebro” de la Fundación Libertad, Marcelo Fernández, “ejerció la opción de compra del 55 por ciento de las acciones” del grupo propietario de Canal 3, Radio 2, FM Vida, Rosario3.com, entre otros emprendimientos de comunicación, por parte de un grupo inversor integrado por los empresarios rosarinos Josefina Daminato y Gustavo Scaglione (miembros de la tradicional familia Daminato dueña entre otros negocios, de una empresa de tursimo y una agencia de bolsa).

Pero los socios menores se oponen. “No estamos de acuerdo porque va en contra de la Ley de Medios, y pone en riesgo los intereses de la empresa”, indicó a el eslabón un representante de los pequeños accionistas que solicitó que su nombre sea reservado debido “a la compleja batalla que se está desarrollando en los tribunales”.

Munido de cartas documento y presentaciones judiciales varias, la misma fuente comentó en estricto off de récord que los socios minoritarios pidieron “una asamblea extraordinaria para abordar el tema de la operación y la remoción de toda la comisión fiscalizadora y de los directores que vendieron por poner en riesgo la licencias”. “El Afsca puede llegar a dar de baja la licencia, porque esto está fuera de la ley”, advirtió la misma fuente, que además puso en tela de juicio a la persona de Antonio Margaritti “por estar como síndico del la empresa y ser socio de la Fundación Libertad”, y a Hernán Racciatti “cuyo padre fue uno de los fundadores de la fundación”.

En el último documento público sobre la empresa al que accedió este medio –de 2012–, figuraba como presidente de Televisión Litoral el ingeniero Alejandro Enrique Gollán y como vice Hernán Juan Francisco Racciatti. En tanto, en las actas aparecían como directores titulares Alberto Ciro Gollán, Avelino Méndez (yerno de Don Alberto) y Ana Cecilia Gollán.

Crónica de una compra anunciada

Los sitios web de “la city” rosarina se disputaron la primicia y los detalles de la operación de la venta del grupo mediático. Así, por caso, ON 24 aseguró que “las negociaciones para la compra-venta del paquete mayoritario de Televisión Litoral S.A. no fueron sencillas” y contó que “el contador Marcelo Fernández comenzó a cranear esta oportunidad de mercado el año pasado y recién ayer (por el lunes 27 de abril) pudo cerrar la operación a través de su Estudio Castro & Fernández”.

Según el mismo artículo, la transacción que se firmó “indica que el grupo inversor integrado por los empresarios rosarinos Josefina Daminato y Gustavo Scaglione compraron el 55% del paquete accionario de la empresa de medios, que también administra Radio 2 AM 1230, FM Vida 97.9, Rosario3.com y Frecuencia Plus”.

De acuerdo a la nota firmada por el periodista Nicolás Aramendi, “el contador Fernández –también director de Radio Fisherton CNN–, había visualizado la oportunidad de negocio en 2014, año en el que decidió firmar la primera opción de compra”. Y continúa: “Pero a partir de ese momento, faltarían los inversores, es decir, capitales decididos a fondear la transacción y ser parte mayoritaria de uno de los multimedios más importantes de Santa Fe, liderado por Alberto Gollán hasta noviembre de 2014, mes en el que falleció”.

El informe recuerda que la historia de la compra venta de Televisión Litoral comenzó a finales de marzo pasado “cuando un grupo de accionistas mayoritarios firmaron una opción de compra con el contador y periodista Marcelo Fernández que tenía como vencimiento el próximo fin de mes”.

“De allí en más se llevó a cabo una suerte de road show del que tomó parte una larga lista de reconocidos hombres de negocios de la región del Rosario. Tal como informó en exclusiva Punto Biz la semana pasada, al final de ese y luego de varios pasos al costado habían quedado como candidatos Scaglione y Daminato”, añadió el medio especializado.

Pero también dio cuenta que “durante la última semana circularon rumores de que los Daminato podrían estar participando en esta operación un tercer interesado. Abonó esa versión el hecho de que intervinieran en las negociaciones abogados de un reconocido estudio que mantienen relaciones muy estrecha con el Diario La Capital, quien estaría impedido por la ley de medios para tomar esa frecuencia”.

Luz, cámara, accionistas

ON24 consignó los datos del hombre clave que llevó adelante las gestiones para concretar al fin la operación. “Fernández, socio del estudio Castro Fernandezz y hasta ahora director de radio Fisherton, tiene una estrecha relación con los Daminato y de hecho, viene gerenciando desde hace una década los negocios de cambio, bolsa y turismo”, apuntó la crónica que además arriesga que “por su trayectoria periodística y en la administración de empresas, Fernández es ahora número puesto para asumir la conducción del multimedios que lideró hasta el año pasado Alberto Gollán”.

En pos de brindar más detalles sobre la venta, Punto Biz llegó más lejos que ON 24, y describió cómo “con el 55% del paquete accionario en sus manos, la nueva conducción convivirá con una larga lista de accionistas minoritarios que en conjunto acumulan un 45% de las tenencias”.

Según el detalle obtenido por Punto Biz, las acciones que fueron transferidas pertenecían a “Beatriz María Gollán de Méndez, esposa de Avelino Méndez, (un 19,84%); Avelino Méndez (un 15,22%) y Alberto Ciro Gollán (un 19,84%)”. Mientras que “las acciones que permanecieron fuera de la operación corresponden a Ana Cecilia Gollán (19,84%), Carlos Ernesto Daumas (12,88%), Ángel Cardoso (3,24%), y Claudio y Desireé Katester (cada uno con el 2,7%).

“Luego sigue una larga lista de accionistas que no sobrepasan el 1% de las tenencias: Francisco Tonazzi (0,71%); Mario Alberto Cansino, Jorge Washington Lagos y Carlos Stein Cousier, cada uno con el 0,28%; Luis Manuel Cansino (0,16%); Alberto España (0,12%); Sady Trabucchi (0,12%); Rodriguez Goyanes A (0,11%)”.

¿Y por Afsca como andamos?

Consultado por El Eslabón, el delegado local del Afsca, Emiliano Albornoz, respondió que “no hay ninguna presentación sobre la venta realizada ante Afsca” y aseguró además que de ser como aparece presentada en las noticias “es ilegal”. “No se puede, es uno de los puntos de la Ley de Medios. Las licencias son intransferibles, no se pueden vender. Afsca no autoriza que se cambie de titular, el titular tiene que seguir siendo el mismo”, remarcó Albornoz.

El artículo 41 de la nueva Ley de Medios indica que “las autorizaciones y licencias de servicios de comunicación audiovisual son intransferibles”.

“Excepcionalmente –precisa la norma– se autoriza la transferencia de acciones o cuotas partes de las licencias luego de cinco (5) años de transcurrido el plazo de la licencia y cuando tal operación fuera necesaria para la continuidad del servicio, respetando que se mantenga en los titulares de origen más del cincuenta por ciento (50%) del capital suscripto o por suscribirse y que represente más del cincuenta por ciento (50%) de la voluntad social”.

Además, el texto añade que la operación “estará sujeta a la previa comprobación por la autoridad de aplicación que deberá expedirse por resolución fundada sobre la autorización o rechazo de la transferencia solicitada teniendo en cuenta el cumplimiento de los requisitos solicitados para su adjudicación y el mantenimiento de las condiciones que motivaron la adjudicación”.

Para fundar aún más el temor de los socios minoritarios de Televisión Litoral, la legislación plantea sin ambages que “la realización de transferencias sin la correspondiente y previa aprobación será sancionada con la caducidad de pleno derecho de la licencia adjudicada y será nula de nulidad absoluta”.

Los trabajadores fueron notificados

El secretario general del Sindicato de Prensa Rosario (SPR), Edgardo Carmona, confirmó a este medio que de la empresa se comunicaron con el personal para informar la llegada del nuevo grupo de socios. “Este jueves al mediodía hicimos una asamblea con los trabajadores, donde retransmitimos que nos aseguraron la continuidad de las fuentes laborales, y que en ese sentido nos tenemos que quedar tranquilos”, indicó Carmona, quien reconoció que no hay incertidumbre entre los empleados aunque sí “una lógica ansiedad ante la llegada de lo nuevo”.

¿Un medio PRO?

La Fundación Libertad se presenta a sí misma como una “entidad privada sin fines de lucro cuyo objetivo es la investigación y difusión de temas de políticas públicas, dirigido en particular a lo socioeconómico y a lo empresarial, promoviendo las ideas de la libertad”.
En lo concreto está ligada al pensamiento neoliberal a nivel continental, en sus conferencias y actividades anuales, convoca a los más antipopulares intelectuales de la región y el mundo, militantes del ajuste, admiradores fanáticos de Estados Unidos y Europa, furibundos opositores a los procesos nacionales, populares, progresistas o de izquierda –como gusten calificarlos– que se vivieron durante la última década y media en sudamérica.

Entre sus más rutilantes invitados, suelen contarse personajes como Mario Vargas Llosa, José María Aznar, Domingo Cavallo o Ricardo López Murphy. Hace dos años, cuando de la derechosa fundación sopló sus 25 velitas fueron convocados un numeroso staff de intelectuales, economistas y periodistas latinoamericanos que han sido parte, o fervientes defensores, de los gobiernos que impulsaron los planes del Banco Mundial y el Fondo Monetario –con su desastroso resultado–; y que en los últimos tiempos han tenido como principal actividad el ataque a los gobiernos de signo contrario al paradigma de los noventa.

“¿Cómo tomará el gobierno nacional que Canal 3 quede en manos de empresarios cercanos a partidarios confesos por Mauricio Macri”?, se preguntaba a principios de marzo pasado el portal Punto Biz, cuando comenzaba a rumorearse que el contador, empresario y periodista Marcelo Fernández, había firmado una opción de compra por 45 días en un estudio jurídico “como cabeza de un grupo empresario que dejó depositado 350 mil dólares de los cerca de 13 millones que costaría adquirir el 55% de las acciones” de Televisión Litoral.

Con una fuerza a nivel provincial en ascenso como el PRO encabezado en Santa Fe por Del Sel y un escenario en el plano nacional con Macri como principal opositor al gobierno de Cristina Fernández, los ultraliberales de la Fundación Libertad sueñan con conservar y fortalecer esa trinchera mediática, que si bien siempre fue de puertas abiertas para sus “pensadores” enemigos del Estado interventor, de los subsidios y del “gasto social”, con Don Alberto vivo también había afianzado algunos lazos políticos –y publicitarios– con los oficialismos gobernantes.

Como obstáculos que aún quedan para el cierre definitivo de la operación, aparecen las impugnaciones realizadas por los socios minoritarios y la normativa que regula los servicios de comunicación audiovisual, aunque seguramente hombres avezados en ingenierías financieras como éstos, encuentren la vuelta para sortear ese “escollo” legal.

Barco a la deriva

La empresa que con mano firme supo construir Alberto Gollán durante décadas con algunas jugarretas a sus socios originarios a los que fue desplazando en diferentes maniobras financieras –y con la siempre aceitada relación con el poder político, judicial, económico y militar de turno–, entró en un limbo tras su muerte.Don Alberto, además de intendente de la dictadura de Alejandro Lanusse y Cónsul Honorario de Gran Bretaña, fue el último gran pope de medios de la ciudad.

La visión estratégica del proyecto de comunicación y la complicidad política que cultivó con gente como Galtieri o Feced en tiempos de terrorismo de Estado, las grandes roscas con los gobiernos democráticos para embolsar suculentas pautas publicitarias, no tuvieron heredero.

Según algunas de las voces consultadas por El Eslabón, los vástagos de Gollán se reparten “entre los que quieren vender y embolsarse una suculenta suma y los que pululan por distintos puestos de la empresa, sin que se sepa demasiado a qué se dedican”.

“No hay ninguno que tenga una visión de negocio más allá de la caja chica, que dimensione el factor de poder que sí sabía utilizar Don Alberto, bien o mal, te puede gustar o no”. “Hoy el canal y la empresa está a la deriva”, apuntó la fuente.

Fuente: El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • Pase a pase

    Al calor de la transición, con las bases agitadas, sindicatos y gobierno discuten la efect
  • Transición e incertidumbre

    No es cualquier transición la que se viene. Hay cambio de conducción política a nivel loca
  • Si el gorila Rial los viera, se muere muerto

    Miles de pibes salieron a la calle para recordar a las víctimas de La noche de los lápices
Más por Juane Basso
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Becas: de la inclusión al mérito

Durante los casi cuatro años de Cambiemos, el Programa Progresar creado en 2014 sufrió rec