Orgasmatron

Un repaso por las recientes producciones de un emprendimiento rosarino que le da cabida a historietistas locales y nacionales.

La debacle socioeconómica de los años 90 arrasó con cuánta producción cultural existiese, entre ellas, la pequeña e incipiente industria de la historieta nacional. Cientos de artistas noveles fueron relegados a editar su material en forma de fanzines o revistas independientes de periodicidad dudosa y distribución pequeña. Una de aquellas revistas fue la gran Catzole, que contaba con artistas de la talla de Javier Rovella y Julio Azamor, entre otros. Producto de una floreciente industria independiente del noveno arte, apareció hace menos de un año la editorial Rabdomantes, emprendimiento rosarino dirigido por César Libardi, y que ha rescatado el trabajo de estos autores realizados en aquel entonces: Los libros Cándido, de J. Rovella (un western algo atípico, protagonizado por el misterioso personaje que da nombre a la saga) y el muy reciente Orgasmatron de Julio Azamor. Ambos con una extraordinaria calidad de impresión.

Orgasmatron podría llegar a encuadrarse dentro de los géneros de ciencia ficción/terror/erotismo. Nadia, una sensual teniente de una fuerza intergaláctica, va en busca de un organismo denominado “orgasmatron”, que está custodiado bajo máxima seguridad en los laboratorios Rasec. Esta extraña criatura tiene conciencia y poderes que exceden lo imaginable de las primeras páginas y nos llevan a una aventura de resultados inciertos.

Azamor, no es sólo un gran ilustrador sino también un excelente narrador que nos deleita con un dibujo amplio de claroscuros y matices donde abundan los climas opresivos. Sus cuadritos nos recuerdan a algo de Richard Corben, Juan Giménez o Moebius, sin dejar de lado la impronta personal.

Los alimento con una quimera

Rabdomantes no sólo se apropia del moderno formato de “novela gráfica”, tan en boga en nuestros tiempos, sino que además edita Quimera, revista que recupera el formato del álbum de antología que caracterizó a la historieta argentina por casi un siglo y de la que participan numerosos artistas locales. La publicación está compuesta por diversos géneros (western, policial negro, fantasía heroica, ciencia ficción), tiene una sección de reportajes y una con cuentos cortos ilustrados.

Quimera llega ahora a su número 3 y en esta edición se lucen los trabajos de los dibujantes Antille, Ballester, Barticevic, De Bonis, Galimany, Kern, Mussi ,OsoZeth, Paronzini, Tarquini, Vázquez, Zuliani, Diego Fiorucci –en la ilustración de portada– y Renzo Podestá –en la contratapa–. Guiones de Barreiro (hermano del recordado guionista que supo publicar en Skorpio, Fierro y otras), Ferrua, Flores, Grichener, Koza, y Libardi. Parrilla, con un breve cuento fantástico; y una entrevista realizada a Julio Azamor, a cargo del periodista y crítico cultural, Leandro Arteaga.

Las historietas que se pueden leer son de variados tonos, pero con una mayor preponderancia del género policial. En sus primeras páginas encontramos a Rosario Nocturno, un policial negro de acento local que cuestiona el típico lugar común del detective a lo Marlowe con un cierre totalmente inesperado. Luego le siguen El Mago, una historieta de línea clara y legible ambientada en el Buenos aires de 1920; Pacífico, una especie de western de ciencia ficción futurística; Ojo en el cielo, una breve pero contundente historia de investigación detectivesca acerca de las modernas formas de control tecnológico; Pesquisa criminal, un muy interesante policial en torno a un grupo de artistas de teatro en una historia con ribetes shakespereanos. Y cierra Glamour, una historieta furry (historia con personajes zoomórficos), de género policial protagonizado por una astuta y sagaz ex modelo. Y vale la pena destacar que las ventas de los números anteriores de la revista fueron lo suficientemente auspiciosas para que en este nuevo número se incluyeran más páginas, pasando de 64 a 72.

Tratando de crecer

El pasado Jueves 25, en el Chavela Bar (Ayacucho 1498), se realizó la presentación de Orgasmatron, y la número 3 de Quimera. En el panel estuvieron Libardi, Arteaga, Fiorucci y Zuliani. Allí contaron de la breve pero activa vida de esta editorial y prometieron próximas publicaciones. Entre ellas, cabe destacar a (Bang)Kok, de Renzo Podestá; al igual que los libros de Rovella y Azamor, dentro de la colección Reencuentros, una historia de ciencia ficción ambientada en un futuro distópico que toma lo mejor de Blade Runner y lo mezcla con el clima opresivo de 1984 y Brazil.

Rabdomantes al igual que tantas otras editoriales del género coordina sus lanzamientos con el calendario de los encuentros de cómics más importantes del país como Comicópolis y el éxito local Crack Bang Boom, que se realizará en el CEC (Centro de expresiones contemporáneas, Bajada Sargento Cabral y el Río), en agosto de este año, y donde la editorial también estará presente.

Puntos de venta

Se puede encontrar el material de la editorial Rabdomantes en: Buchin Libros, Entre Ríos 735; Invasión Comics, Maipú 1771; Milenario Comics, Ricchieri 814; Otaku No Culture, Italia 1085; Puerto Libro, Corrientes 857; Puro Comic, 3 De Febrero 1180; Puro Comic, San Martin 843, Local 6; Mal de Archivo, Moreno 477; El Catedrático, Paraguay 988. También se puede conseguir Quimera en los kioscos de diarios y revistas.

Más notas relacionadas
Más por Maxi Falcone
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Perotti: “La gente quiere trabajar y vivir en paz”

El precandidato a gobernador Omar Perotti participó de una mateada con vecinos en el Centr