Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Según un informe preliminar del Servicio Público de la Defensa de Santa Fe, en Rosario hubo 13 “ejecuciones sumarias” en lo que va del año.

De acuerdo a un informe preliminar de la Defensoría General de la provincia, en los nueve meses de lo que va del año se registraron 13 casos de gatillo fácil, sólo dos menos que el total del año pasado. Si se agrega a la lista la muerte de Gerardo Escobar, hecho por el que hay tres policías involucrados de entre 5 imputados, prácticamente se iguala el número de 2014. La lista y un repaso de algunos de los hechos relevados por el Servicio Público de la Defensa.

El trabajo, que continúa en elaboración y será cerrado a fin de año, reúne casos de personas –en su mayoría jóvenes– que fueron asesinadas por fuerzas de seguridad sin tener relación alguna con hechos delictivos, que murieron en medio de operativos policiales en los que se perseguía a otros individuos, o que sí habían cometido un ilícito pero que en el marco de su intervención los agentes se “excedieron” en el uso de la fuerza. Un dato relevante sobre los hechos registrados en el documento de la Defensoría, es que en ninguno de los casos hay una causa judicial acabada y que las versiones policiales son confrontada por las voces de vecinos o familiares de las víctimas, razón por la cual cada una de las historias permanece abierta. La falta de investigación a fondo y la asunción de la versión de los uniformados por parte de la Justicia, es otro de los rasgos que se repiten.

Entre los hechos más resonantes, el informe menciona el caso de Jonathan Herrera, el primero de los registrados este año, ocurrido el 4 de enero. “Herrera se encontraba lavando su auto en la puerta de su casa, ubicada en bulevar Seguí y Ayacucho, cuando agentes del Comando Radioeléctrico iniciaron una persecución dispuestos a detener a una personas que supuestamente habían ingresado a robar en una juguetería de la zona”, reseña el trabajo de la defensoría, y añade: “Simultáneamente, agentes de las Policía de Acción Táctica que circulaban en un colectivo por el lugar del hecho, descendieron del ómnibus y también comenzaron a disparar contra la persona señalada”.

En el trabajo se consigna que luego “Jonathan se agacha y en cuclillas se dispone a esconderse detrás de un árbol de su casa” y que “las PAT le disparan pensando que el joven, de 23 años de edad, era cómplice de la persona perseguida, quien en ese momento ya había sido reducida y herida de bala”. “Se verificó que todas las balas alojadas en el cuerpo de Jonathan pertenecían a pistolas calibre 9mm, arma reglamentaria utilizada por la policía provincial”, concluye el trabajo.

El trabajo también da cuenta del caso de Carlos Godoy –otro de los hechos emblemáticos de 2015–, muerto el 25 de mayo por balas de la policía de Santa Fe. “A las seis de la mañana, cerca del Barrio Parque Casas, sobre el puente de Sorrento y Cavia, Godoy se encontraba subiendo unas escalinatas cuando oye unos disparos. Minutos antes, dos personas, habrían arrojado un tronco sobre la autopista”, comienza la descripción relevada por la Defensoría. Y agrega: “En ese momento, circulaban dos motos manejadas por policías, que al observar el objeto, se bajaron para moverlo. En ese momento, aparecieron los dos jóvenes, con intenciones de robarles. Se inició un enfrentamiento. Allí, Carlos Godoy recibió dos disparos que acabaron con su vida”.

“Pero según fuentes extraoficiales –aclara el texto de la Defensoría–, el joven no tuvo nada que ver con el hecho. Cuando escucha los disparos comienza a descender corriendo las escalinatas, donde estaba atándose los cordones. En la sucesión de tiros, una bala le impacta en el abdomen. Malherido, continúa corriendo. Cuando cae, uno de los efectivos se le acerca, y lo remata. A su vez, le plantan una pistola calibre 22 larga, marca Rossi”.

La lista preliminar de “ejecuciones sumarias” se completa con los casos de Alexis Rosales, muerto el 12 de enero pasado, Nelson Fuentes (14/01/2015), Jonathan Belotti (29/03/2015), Dante Fiori (16/04/2015), Maximiliano Zamudio (27/05/2015), Facundo Rivas (04/08/2015), Lucas Matías Segovia y Ezequiel Marcelo Fiori (18/08/2015), Marcelo Joaquín Cañete (05/07/2015), Elías Martínez (28/08/2015) y cierra con el más reciente de Roberto Arrieta, asesinado el 6 de septiembre.

Fuente: El Eslabón

Más notas relacionadas
Más por Juane Basso
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Con intención de matar

El policía detenido por disparar al pecho a un adolescente en Venado Tuerto fue imputado e