Concejo

“Hay dos opciones en la vida, o te sentás a mirar lo que pasa y sos un opinador, o sos un peleador para transformar la realidad y que la gente viva mejor”, dijo el concejal Héctor Cavallero, en el homenaje que le brindaron los trabajadores municipales, al cumplir 50 años en esa esfera laboral, el domingo 11, en el Sindicato de Canillitas.

¿Hay una ética de la función pública? ¿Cómo se equilibran las prerrogativas y las responsabilidades? quiso saber El Eslabón. “El ser humano, más allá de donde trabaja, tiene una posición frente a la gente cuando está de un lado o de otro del mostrador, hay una tendencia que quien está en un escritorio tiene un poder sobre la gente, y es al revés”, dijo el Tigre.

“Siempre traté de inculcar a quienes trabajaron conmigo que es al revés, que son servidores públicos, ese es el poder, el dar una respuesta aunque sea espiritual sino se puede dar una material”, señaló. Y recordó que le decía a sus colaboradores que siempre debían considerar a un paciente más allá del horario.

En el repaso de su trayectoria, destacaron el impulso que el actual concejal y diputado provincial electo, le dio al Instituto local de Previsión Social. “Unica caja de jubilaciones y pensiones del país, que paga el 82 y 70 por ciento móvil, respectivamente”, dijo el agasajado, en el Sindicato de Canillitas.

Trabajador, concejal e intendente, “siempre fui militante”, dijo Cavallero. Y evocó su inicio en el Hospital Carrasco como de los mejores años de su vida. Recién recibido de bioquímico, mayo de 1965, ganó el concurso para entrar al centro de salud que por entonces tenía orientación infectocontagiosa, en especial lepra y tuberculosis. Era un escenario de desafío social y encaró su transformación, estaba “abandonado y a punto de cerrarse; los sábados el laboratorio comenzó a trabajar para no pasaran dos días sin análisis a los pacientes internados”.

En 1971, lo cesantearon por “comunista”, volvió a concursar e ingresó al Hospital Clemente Alvarez, donde debió renunciar acuciado por el contexto político el 24 de marzo de 1976. En 1985, reemplaza a Horacio Usandizaga en la intendencia; cuatro años después es reelecto hasta 1995. A partir de allí fue concejal entre 1997 y 1999, diputado nacional, 1999 y 2003 y Delegado del Gobierno de Santa Fe en Capital Federal, 2003 y 2007, para volver en 2009, al Palacio Vasallo, donde en la actualidad preside el bloque del Partido del Progreso Social.

“Es un agrado para todos sus compañeros a lo largo de estos años brindarle el reconocimiento, esta semana quienes trabajan, trabajaron o han formado parte de sus ámbitos y gestiones desean brindarle un abrazo fraternal y seguir acompañándolo”, dijeron quienes organizaron el agasajo.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Dos veces con la misma red

Natalí Incaminato –La Inca, en Twitter– acaba de lanzar Peronismo para la Juventud, libro