Cristina Kirchner, en un encuentro con trabajadores de ATE Capital, abordó lo que para muchos dirigentes es una obsesión: «La unidad no se logra en ninguna mesa de rosca, la unidad se logra en la acción, en la calle y en el territorio», sostuvo, al tiempo que reclamó a la dirigencia que «vuelva a representar».

Ante unos 200 delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Capital Federal, y acompañada por el secretario general de ATE Capital, Daniel Tano Catalano la ex presidenta advirtió acerca del riesgo de que se provoque una “crisis de representación”, y destacó que «lo importante es la unidad de los trabajadores para reconstruir un gran bloque nacional, popular y democrático».

Respecto de la «unidad», que algunos sectores internos del peronismo reclaman, pero excluyendo al kirchnerismo, CFK resignificó el concepto, al expresar que la misma «no se logra en ninguna mesa de rosca», sino «en la acción, en la calle y en el territorio», mientras destacaba la presencia de distintas líneas sindicales que convergieron en la Marcha Federal. E insistió: «La unidad no se va a dar por el lado de la ideología, se va a dar por el lado más concreto de los intereses agredidos».

En otro tramo de la charla, y antes de salir afuera de la sede, la ex Jefa de Estado, ante el cántico de «vamos a volver» de los presentes, dijo que hay que «discutir adónde y cómo volver» y subrayó que hay que «volver a representar».

En referencia a las disputas y al internismo, manifestó que «los problemas entre los dirigentes se producen cuando en vez de ocuparse de la gente se ocupan de posicionamientos políticos personales».

La «brecha»

Luego, Cristina se refirió a «la brecha» en la Argentina y mencionó que «la brecha es lo que vimos hoy en la Plaza», en referencia a las largas colas que se produjeron durante la entrega de verduras realizada como protesta por pequeños productores y remarcó que la brecha es «cuando hay argentinos que no pueden comer y otros que pueden hacer lo que se les cante».

Al rozar la crisis social, producto de la política económica vigente, CFK fue muy directa: «Hay hambre porque creció la desocupación y porque la plata no alcanza. Hay hogares que tienen más de un sueldo y sin embargo no están llegando a fin de mes».

Y se pronunció respecto del reparto de verduras en Plaza de Mayo, como protesta de los productores en crisis: «Me sentí muy impotente con lo de hoy. ¿Qué nos pasó que volvimos a tener imágenes de un pasado q creíamos sepultado?

La «pesada herencia»

Al referirse a su gestión, la ex mandataria cuestionó el discurso de la pesada herencia usada por el macrismo y mencionó «el folleto» que se entregó a los empresarios presentes en el foro organizado por el gobierno en el Centro Cultural Kirchner, en el que se destaca el nivel de desendeudamiento, el coeficiente de gini y la masividad de la educación superior: «Si uno lee lo que se le dice a los que están en el CCK, dice: ¿A quiénes les están mintiendo? ¿A los argentinos o a los extranjeros?», preguntó CFK.

Y en otra vuelta de tuerca al tema, reflexionó: «La pesada herencia ¿en qué consistía?: Desendeudamiento, prácticamente pleno empleo», insistió y completó: «Dejamos una herencia pesada, dejamos sindicatos fuertes y paritarias funcionando».

Fuentes: @cfkargentina | Página 12

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Paritaria Central: el Gobierno provincial ofreció un 35% de aumento en tres tramos

La cifra y la división por tramos son las mismas que se ofrecieron el lunes a los gremios