Foto: Andrés Macera
Foto: Andrés Macera

“Silvana Aguirre tenía más olfato que un galgo, una entereza a prueba de coimas, el mejor puntaje en tiro al blanco y una debilidad: las rubias tetonas”. Más o menos así empieza Ninfas de otro mundo, el libro que en agosto publicó el sello local Iván Rosado, y que contiene tres relatos policiales, uno por caso y todos a cargo de una dupla inmejorable de investigadores de la policía santafesina: la oficial Aguirre y su compañero y ayudante, Ulises Herrera.

Ninfas es el primer libro de Melina Torres (Santa Fe, 1976) quien también ha publicado notas periodísticas en distintos medios locales y nacionales (en los suplementos Soy y Las 12 del diario Página/12, entre otros). La autora admitió ser un poco fanática de la literatura policial aunque aseguró que le dio pudor largarse con ese género “porque el lector de policiales siempre le anda buscando la quinta pata al gato”. Sin embargo reconoció que más allá de los crímenes y los enigmas a resolver, “los casos policiales tiene otra cuestión: el río, el calor, la comida y la amistad”, sintetizó Torres sobre esta obra que no es pretenciosa en las formas pero sí lograda en los climas del submundo del crimen, la violencia, los paisajes urbanos y rurales (de acá nomás) donde transcurre la acción, y la dinámica propia de la intriga. Los tres relatos, El alma va a venir, Ninfas de otro mundo y Secretos de cocina tienen todos los clichés del policial folletinesco: el pensamiento deductivo, los interrogatorios acusatorios, las pistas falsas, las corazonadas, y los pifies, pero la verdadera apuesta está en el humor negro y procaz que irrumpe en la trama de estas historias truculentas, donde estos personajes adquieren carnadura y se convierten enseguida en amigos entrañables del lector o la lectora que les siga el tranco.

La construcción de nuestra heroína, la oficial Silvana Aguirre, tiene todos los atributos del arquetipo del investigador pero en versión mina rosarina, mujer de armas tomar, guerrera, guarra, altiva y profundamente tierna aunque sólo se deje ver en situaciones que rozan con el ridículo y siempre en compañía de Herrera, su fiel amigo de aventuras, con quien también comparte solidariamente la soledad.

Otro elemento común de estos cuentos son los crimenes de genero. En todos los casos las víctimas son mujeres. “Las historias están atravesadas por la temática de género, pero en verdad no porque lo haya buscado a propósito, es que el tema me atraviesa a mí por todas partes. Como mujer, como madre, como lectora. Un amigo me dijo «es un policial de género», ¿queeé? me sorprendió la categoría…¿existe? Me gusta”, apuntó Torres que en este libro logra hacerle honor a la literatura popular (porque Ninfas desde ya es recomendable para los que no son fan del policial) , sin soslayar la complejidad del universo femenino, las dificultades de rol en ambientes hegemonizados por lo masculino, la solidaridad, el amor y la fragilidad que se le suele atribuir a casi la mitad de la humanidad.

Artículo publicado en la edición 267 del semanario El Eslabón.

  • Cacique en su tierra

    Descendientes del Gigante Liempichún reclaman la restitución de sus restos, hoy en poder d
  • El castrismo ganó en Honduras

    La izquierdista Xiomara Castro le sacó veinte puntos al oficialista Nasry Asfura, alcalde
  • Racing hace memoria

    La Academia le restituirá la condición de socios a 45 hinchas desaparecidos durante la dic
Más notas relacionadas
  • ¿Por qué no bailan?

    Volvió a editarse Soy Fiestera de Mercedes Gómez de la Cruz, publicado originalmente a pri
  • Bestiario 2.0

    Mientras esperamos la primavera en esta parte acovachada del mundo, la editorial Libros Si
  • Celebración de las memorias

    Autor de ensayos, poesía y ficción, Roberto Retamoso acaba de publicar Fastos de Mnemosine
Más por Eugenia Arpesella
  • Los posters del Bon Scott

    El 10 de noviembre último se inauguró la novena edición de Explorar el azar, un ciclo de e
  • El bar de los sueños

    Yo no sé, no. Noviembre se agotaba con unas nochecitas agradables y en los bares de Lagos,
  • Hay que pasar el verano

    Nueva suba de la carne, remarcaciones en vísperas de las fiestas y una próxima fase del co
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Cacique en su tierra

Descendientes del Gigante Liempichún reclaman la restitución de sus restos, hoy en poder d