Foto: Franco Trovato Fuoco.
Foto: Franco Trovato Fuoco.

Por segunda vez en menos de un año, el amplio movimiento feminista decreta una medida de fuerza que las principales centrales sindicales todavía no se animaron a lanzar. Referentes sindicales de Rosario contaron por qué adhieren a la protesta de alcance internacional que convoca a las mujeres del mundo a luchar por sus derechos.

De cara al paro internacional de mujeres previsto para el próximo 8 de marzo, referentes sindicales de la ciudad reafirmaron su adhesión a la protesta que encara el colectivo nacional de mujeres, que por segunda vez en menos de un año decreta una medida de fuerza que la CGT todavía no se animó a lanzar, a pesar del ajuste feroz que el gobierno nacional lleva adelante contra asalariados y asalariadas. Si bien algunos gremios todavía trabajan fuerte hacia adentro la problemática, todas las organizaciones saldrán entre las 12 y las 15 a la calle para repudiar las violencias contra las mujeres y para reclamar igualdad de derechos.

Silvana Cadahia es docente de un establecimiento educativo privado y es secretaria de Cultura y Derechos Humanos del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop),  que a nivel nacional adhiere al paro internacional del 8 de marzo. El gremio resolvió que cada seccional determine cómo articularlo en su territorio. En Santa Fe, la dirigente gremial dijo que en el congreso provincial las dos seccionales decidieron articular con los movimientos sindicales que cada uno integra. Acá, con el Movimiento Sindical Rosario (MSR).

“Las mujeres del MSR armamos una agenda con puntos en común: crear dispositivo para hacer visible el paro, cada sindicato lleva su propia agenda y también sus propios mecanismos para decretar una medida fuerza”, señaló Cadahia y añadió: “Lo que sí se acordó es una cuestión básica de visibilización de la adhesión, decir por qué se para”.

“Nos estamos armando todas bajo el mismo lema: trabajar para erradicar la violencia contra las mujeres”, sostuvo Gabriela Cericola del Sindicato de Luz y fuerza, quien aseguró que desde “hace dos años con el MSR trabajamos distintas temáticas, no sólo violencia”.

“Los sindicatos tenemos mujeres y hombres y es muy necesaria la equidad”, afirmó la trabajadora. Además, opinó que “los gremios son históricamente machistas, pero el debate es igualitario en cada mesa, el cambio ya es transversal. Entendemos que todos tenemos los mismos derechos y oportunidades, en nuestro sector ya tenemos compañeras en el área manual”.

Otra de las trabajadoras y militantes sindicales consultadas fue Gisela Segura, del Sindicato de Judiciales. “Nosotras no nos adherimos al paro por una cuestión sindical y laboral, pero sí concurriremos a la marcha a las 6 de la tarde”, informó.

Segura contó que las trabajadoras judiciales participaron en la realización del documento en conjunto que presentará el Movimiento Sindical Rosario el 8 de marzo. También dijo que en el sindicato se trata el tema de la violencia de género, el género gremial, y que las mujeres participan en la comisión directiva.

“Participamos de la marcha porque tenemos en cuenta la realidad conceptual, porque estamos dentro del MSR y actuamos colectivamente, y en mi opinión personal, para defender los derechos de las mujeres y para lograr aún más la igualdad de calidad en el género. También por la cantidad de asesinatos y violaciones que ocurrieron en  el comienzo del 2017”, afirmó la trabajadora judicial.

Analía Gauna, del Sindicato de Correos y Telecomunicaciones de Rosario contó que en el sector de correo predominan los varones, sin embargo las trabajadoras se van adherir a la protesta en el horario que está pautado, de 12 a 13. “El 8 de marzo nosotros vamos a participar de la movilización a las 18 horas, nos unimos al colectivo de Ni una menos”. Además, Gauna comentó que las mujeres del sindicato también están participando del MSR, que se reúnen periódicamente en la toma. “Seguimos en la misma línea, el mismo colectivo”, sostuvo. “Nuestro sindicato se adhiere y marchamos juntos compañeros y compañeras”, afirmó Gauna, aunque aclaró que  “recién se está formando el espacio de la mujer. Es todo muy nuevo. No tenemos todavía la secretaría de la mujer”. Finalmente Gauna aclaró que sus compañeros varones en correo “apoyan y tienen el compromiso de la participación y estar siempre presente y nuestra idea es marchar juntos siempre”.

La dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Concesionarios Viales y Afines (Sutracovi), María Bond, afirmó: “Nosotras a la medida la hacemos en conjunto con los varones, adherimos de 13 a 15. Por lo tanto, en la provincia de Santa Fe de 13 a 15 van a estar liberadas las barreras”.

Bond contó que cada trabajador va a participar de la marcha en dónde vive debido a que los compañeros y compañeras de Sutracovi provienen de distintas localidades de la provincia.

“Nosotros adherimos al paro internacional porque integramos el MSR y participamos del Ni una menos, por eso creemos que es necesario que todas las mujeres participen de esto en la medida que se pueda”, sostuvo Bond.

“Vamos a marchar, pero no podemos adherir al paro porque pone en riesgo muchos puestos de trabajo”, sostuvo otra de las trabajadoras consultadas, Mailen Tripelli, que coordina la Comisión de Mujeres de la Asociación Empleados de Comercio.

“Vamos a sacar un volante interno invitando a marchar, informando por qué movilizamos y por qué no paramos. Imaginate si en un supermercado levantas a todas las cajeras. Eso es poner en riesgo a todas y el panorama actual no da para eso. Son insensibles”, explicó la referente de los mercantiles, respecto a las patronales.

“Adherimos porque el 8 marzo es el Día de la Mujer Trabajadora y en nuestro sindicato peleamos cotidianamente por los derechos de las mujeres”, comentó la referente de los mercantiles, y prosiguió: “La violencia de género no solo es familiar sino también laboral”. La referente destacó que “cada vez hay más gente comprometida en el sindicato y más compañeras que se quieren unir a la lucha, ir a cursos para capacitarse y tener herramientas para denunciar violencia”. Además, Tripelli resaltó que sus compañeros están continuamente acompañándolas: “Ellos saben cuándo hay algo más sensible y se ponen codo a codo”.

“La violencia de género es lo que más nos moviliza. Parece que uno se acostumbra a escuchar este tipo de violencia y es gravísimo”, afirmó Yamile Baclini del Sindicato de Trabajadores Municipales.

“Desde el lugar que estamos hay que hacerse eco y participar”, invitó la trabajadora municipal. Además Baclini aclaró que en el ámbito municipal se cuenta con una licencia por violencia de género, “pero no es lo único que se puede hacer para implementar en protección de mujeres y niñas en general”.

La sindicalista consideró que “es un crecimiento que debe hacerse entre mujeres y hombres y por eso nos solidarizamos y tratamos de hacerlo visible”.

Finalmente aclaró: “Como el año pasado nosotros adherimos al paro de 12 a 15, las municipales vamos a movilizar al palacio municipal y luego participaremos de la marcha como Movimiento Sindical Rosarino”.

Más notas relacionadas
Más por Laura Hintze y Jerónimo Principiano
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis