Unos 250 trabajadores del club del Parque Independencia, que pertenecen al gremio Utedyc, realizan una medida de fuerza para reclamar el pago de haberes adeudados. “De los últimos 6 meses, sólo uno cobramos en término”, señaló el delegado Mauro Litrenta.

A raíz del incumplimiento de pago de los sueldos, y de una propuesta no cumplida por parte de la dirigencia leprosa, los empleados de Newell’s resolvieron este lunes llevar a cabo una medida de fuerza que afecta a más de 250 trabajadoras y trabajadores que realizan tareas en las 4 sedes que posee la institución del Parque de la Independencia: el estadio, los complejos Bella Vista y Ricardone, y la escuelita infantil Malvinas.

“Lamentablemente este año no nos pagaron en término casi ningún mes, excepto febrero, que lo hicieron el día 9, que no es la estipulada pero sí es una fecha razonable, y lo mismo ocurrió en los últimos 3 meses de 2016”, dice Mauro Litrenta, delegado de los más de 250 empleados de Newell’s nucleados en Utedyc. Y agregó: “Ya es moneda corriente que se pague recién los días 15, e incluso en varias partes, algo que no es lo acordado en el convenio de trabajo”.

El último contaco que mantuvieron con la directiva rojinegra fue el miércoles de semana pasada, cuando prometieron el pago, según remarca Litrenta, quien admite que decidieron trabajar el fin de semana “porque Newell’s jugaba de local y queríamos garantizar todo lo relacionado al partido”. Después de eso, decidieron realizar una huelga por tiempo indeterminado. “Sabemos que por ejemplo no está entrando plata de AFA, pero llegamos a una situación en la que no podemos seguir. Además estamos reclamando algo totalmente legítimo”.

“Hasta ayer éramos unos 300, porque los maestros de la escuela (el colegio de Corrientes al 1800), aunque pertenecen a otro gremio, estaban en la misma situación que nosotros; pero el lunes por la tarde les abonaron y levantaron la medida”, dice este laburante que se ocupa del mantenimiento, la reparación y la demanda diaria del estadio, y agrega: “Esto también perjudica a los socios, que pagan la cuota todos los meses, porque afecta a aquellos compañeros que te cobran la cuota, que atienden en la tienda oficial, los de la pileta, y que están de paro. Ojo, no se impide el ingreso a las instalaciones, ni mucho menos, pero está muy limitado lo que es la atención”.

Tras remarcar que están padeciendo una incertidumbre total y que llegaron a estar sin cobertura de obra social prepaga, aquellos que no tienen la del gremio, porque el club debía 4 meses de la misma, Mauro conluye: “Hoy en día, por ejemplo, la cancha está como quedó del partido anterior y obviamente no está en condiciones si hoy se tuviera que jugar un partido”. Claro que, casualidad o no, el fixture indica que la Lepra recién volverá a jugar dentro de 20 días ya que tiene dos juegos en condición de visitante.

  • Como un cuento

    Central era otra víctima del Lobo, pero todo cambió en los últimos minutos y tuvo su final
  • En Mar del Plata es feliz

    Newell’s volvió al triunfo, y de visitante. Por la fecha 21, le ganó 3 a 0 a Aldosivi grac
  • Ta ta ta ta… ¡app!

    Con la venia (y la participación) de Víctor Hugo Morales, un grupo de relatores formó una
Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
  • La Lepra más cerca: empató Boca

    El Xeneise empató en Rafaela con La Crema, el último en la tabla, 0 a 0. Ahora quedó a sól
  • Como un cuento

    Central era otra víctima del Lobo, pero todo cambió en los últimos minutos y tuvo su final
  • En Mar del Plata es feliz

    Newell’s volvió al triunfo, y de visitante. Por la fecha 21, le ganó 3 a 0 a Aldosivi grac
Más en Deportes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sugerencia

Como un cuento

Central era otra víctima del Lobo, pero todo cambió en los últimos minutos y tuvo su final