Los abrazos, como las emociones y festejos, se multiplicaron frente a los tribunales federales de Rosario este viernes, cuando se conoció la condena a la pena de prisión perpetua para los diez represores de la dictadura que integraron el Destacamento 121 de Inteligencia del Ejército.

Nota relacionada:

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en La imagen
Comentarios cerrados

Sugerencia

La salida vemos

Las políticas económicas del último año y medio mermaron notablemente el consumo de las cl