Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

La comisión de Presupuesto del Concejo Municipal dio despacho favorable al pedido del Ejecutivo de tomar deuda pública por casi 150 millones de dólares, que pasó a Gobierno. El PPS cree que es “un acto de poca responsabilidad”.

Entre los miembros de la comisión estuvieron presentes Verónica Irizar, quien la preside; Horacio Ghirardi, del bloque Socialista; Aldo Pedro Poy, de PDP en el Frente Progresista, y Caren Tepp, de Ciudad Futura.

Desde el mediodía de este martes está reunida la comisión de Gobierno, y si ésta da despacho a favor, el proyecto será tratado este jueves en el recinto del Concejo.

¿Cuánto y cómo se endeuda la ciudad?

El aval de la comisión de Presupuesto permitirá a la Intendencia realizar Operaciones de Crédito Público (OPC) por un monto total de hasta “ciento cuarenta y seis millones de dólares, o el valor equivalente en pesos”, según se señala en el despacho.

Asimismo, lo aprobado indica que el financiamiento “podrá ser contraído mediante la emisión de títulos de deuda, bonos, letras y/o cualquier otro instrumento de crédito utilizado habitualmente en el mercado, a ser colocados en el mercado local y/o internacional de capitales, como así también para operaciones de financiamiento mediante organismos, entidades o instituciones públicas o privadas”. El encargado de esa operación será el Banco Municipal de Rosario.

Respecto de otro aspecto que fue muy discutido, la comisión del Concejo aprobó también que la Municipalidad de Rosario pueda destinar “veinte millones de dólares a la capitalización del Banco Municipal de Rosario y la totalidad de los fondos remanentes” de la operatoria.

El despacho aprobado por la comisión de Presupuesto y Hacienda del Concejo cuenta con tres anexos. Los dos primeros se refieren a “Obras de Infraestructura para la Reactivación de la Economía Local y la Generación de Empleo en la Ciudad de Rosario”. El restante es el modelo de acta acuerdo entre la Municipalidad y el gobierno de la provincia de Santa Fe para hacer uso de un crédito para la “reestructuración de pasivo de corto plazo”.

Según la comisión, la novedad de este despacho pasa por la incorporación de una comisión de Seguimiento de Control de la Gestión y de la Ejecución de la Inversión Pública, la cual estará compuesta por ocho concejales, cuatro en representación de la oposición y cuatro por el oficialismo. Además, integrarán la comisión tres representantes de instituciones de la ciudad a propuesta del Consejo Económico y Social.

Respecto de dicha comisión, el despacho dice textualmente: “El objeto será el seguimiento, evaluación, evolución y control de la gestión de crédito autorizado por la presente Ordenanza y el seguimiento de la ejecución de la inversión pública y de las obras realizadas con dicho financiamiento”.

Las obras presentadas por Mónica Fein

Entre las obras que presentó el Ejecutivo municipal conducido por la intendenta Mónica Fein, se destacan -sin precisar dónde se llevará adelante- pavimentación definitiva, por 425.600.000 de pesos, y provisoria, por otros 182.400.000 de pesos.

El dinero del crédito también se aplicará -dice la Intendencia- a la recuperación de los Bajos del Saladillo, cortada Mangrullo y saneamiento ambiental del brazo seco del arroyo Saladillo, por 408 millones de pesos.

Otra obra importante mencionada es la reconversión lumínica de la ciudad, a través de luces LED en las principales avenidas, parques y plazas, por un monto total de 192 millones de pesos. Así también, las obras en los centros comerciales a cielo abierto, en los que se prevén tareas de pavimentación, iluminación, ampliación de veredas, señalización (horizontal y vertical), equipamiento urbano, adecuación de cableados y cartelería; poda, escamonda, tratamiento de raíces, cazuelas y obras hidráulicas, por un monto de 192 millones de pesos.

También se puede destacar la adquisición de equipamiento para el Transporte Público de Pasajeros, en particular la recuperación de las líneas eléctricas de trolebuses M e I, por 320 millones de pesos.

La posición del PPS

En tanto, el Partido Progreso Social (PPS) se manifestó en contra del endeudamiento, y divulgó un duro comunicado de prensa, a través del cual sostiene que “la Municipalidad de Rosario año tras año acarrea déficit económico y financiero”.

Además, la fuerza que a nivel provincial lidera el diputado Héctor Cavallero, señaló que dicho déficit se cubría “utilizando asignaciones presupuestarias para la realización de obras, que no se llevaron a cabo en el año presupuestario o que se sub-ejecutaron”.

En un enérgico rechazo al proyecto de Fein, el PPS proclamó: Tomar un crédito hoy con un dólar «planchado» y devolverlo en 12 años en pesos, por el sistema de Bonos financieros, es un acto de poca responsabilidad”. Y remató: “Estamos en contra de hipotecar el futuro de la Municipalidad de Rosario, endeudándonos en el mercado financiero nacional y extranjero”.

El texto completo del comunicado del PPS

“El Partido Progreso Social (PPS) viene alertando desde hace veinte años, que la Municipalidad de Rosario año tras año acarrea déficit económico (es decir, gastos mayores a sus ingresos) y déficit financiero, que es el déficit económico más la amortización de capital e intereses de una deuda creciente.

¿Cómo se cubría esa deuda? Utilizando asignaciones presupuestarias para la realización de obras, que no se llevaron a cabo en el año presupuestario o que se sub-ejecutaron.

Otra metodología sistemática fue utilizar los fondos específicos, tales como: el Fondo Municipal de Obras Públicas, el Fondo de Grandes Desagües Pluviales, de extensión de las redes de gas, hasta el fondo de Cementerios; para derivarlos parcialmente a rentas generales y con ellos tratar de paliar el déficit.

Tal cual el PPS lo viene denunciando, el aumento del déficit iba a colapsar las finanzas Municipales. Y la triste realidad del colapso llegó.

Entonces hoy desde la Intendencia, se solicita endeudarse a 12 años en dólares para hacer obras, de las cuales ni siquiera se han presentado sus proyectos ejecutivos (técnico-económico-financiero).

O sea, que en lugar de reducir los gastos de funcionamiento que hoy llegan al 81% del presupuesto, se compromete (hipoteca) el mandato de los próximos dos Intendentes y la mitad del tercero para pagar una deuda en dólares, cuando en el mundo financiero se habla de la volatilidad de las monedas extranjeras en la Argentina, al tener el dólar «planchado».

Es decir, que según todo lo indica, habrá que pagar más pesos por los mismos dólares por los que hoy se nos pretende endeudar.

Pero además, por la magnitud de la deuda con proveedores, contratistas, concesionarios de servicios públicos, se solicita un importante adelanto de coparticipación (crédito) al Gobierno de la Provincia de Santa Fe, para poder pagar dichas deudas y seguir funcionando.

El P.P.S plantea disminuir el gasto, eliminando coordinadores, subcoordinadores, subrogancias políticas, que no sólo aumentan el gasto, sino que atentan contra la normativa establecida para la carrera del personal municipal como así también el personal jerárquico de la planta permanente.

El P.P.S plantea disminuir el gasto revisando las concesiones de bares, restaurantes, pubs, etc. que ocupan espacios públicos pagando cánones irrisorios.

El P.P.S plantea disminuir el gasto controlando el cumplimiento de las cláusulas contractuales de las empresas concesionarias de servicios públicos, como la Higiene Urbana (limpieza y otros concesionarios que además del perjuicio económico potencial, no dan respuestas a las necesidades de los vecinos).

El P.P.S plantea revisar las cláusulas excesivas de actualización de contratos, tanto de obras públicas como de servicios públicos.

El P.P.S. plantea el control más estricto de la compra a proveedores y de la relación entre los valores abonados con los valores de mercado.

El P.P.S plantea cómo se va a normalizar la deuda multimillonaria con la Caja de Jubilaciones y Pensiones del personal municipal, ya que se retiene a los trabajadores los aportes previsionales pero luego no se giran al Instituto de Previsión Social. Se da entonces la contradicción de que teniendo una caja superavitaria, a los jubilados se les paga después que a los activos ya además se pone en peligro la sustentabilidad del sistema previsional.

En definitiva, el gasto no está en el personal de planta permanente, sino en otros rubros totalmente distintos.

La obra pública se debe hacer con los fondos especiales, que generalmente son una cuota parte de los tributos que pagan los vecinos y sobre todo asignando presupuesto que se efectivamente se ejecute y no que tenga otras derivaciones.    

El aumento reiterado de los tributos que abona el contribuyente no puede ser el recurso permanente para disminuir el déficit que es producido por una Administración que gasta más que lo que ingresa. Como tampoco puede ser un recurso el endeudamiento externo en el mercado financiero internacional, pagando a calificadoras de riesgos, estudios jurídicos, importantes comisiones y resignando nuestra soberanía en caso de conflicto con los acreedores.

Tomar un crédito hoy con un dólar «planchado» y devolverlo en 12 años en pesos, por el sistema de bonos financieros, es un acto de poca responsabilidad.

En defensa del bolsillo del contribuyente, proponiendo la disminución y un mayor control del gasto, realizando las obras públicas con los fondos específicos y el respeto por las asignaciones presupuestarias, estamos en contra de hipotecar el futuro de la Municipalidad de Rosario, endeudándonos en el mercado financiero nacional y extranjero”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

El país despide a Diego en las calles

En uno de los días más tristes para el pueblo argentino, en cada rincón de la Argentina co