La Procuraduría de Investigaciones Administrativa (PIA), a cargo del fiscal Sergio Rodríguez, pidió vía exhorto a Brasil las cuatro mil operaciones de coimas de Odebrecht que el arrepentido Leonardo Meirelles confesó ante la Justicia argentina y que complican seriamente a la Casa Rosada y la familia presidencial.

Lo hizo tras la declaración del arrepentido del jueves pasado en las cuales además dijo que él mismo pagó por orden de Odebrech 850 mil dólares al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, quien además de ser funcionario del gobierno nacional es sindicado como amigo del presidente Mauricio Macri.

A los fiscales brasileros, la PIA pidió toda la documentación sobre el pago de coimas que consta en la causa conocida como Lava Jato, donde se investigan hechos de corrupción política en aquel país.

La información ya había sido solicitada vía exhorto tiempo atrás por el juez y el fiscal que investigaba a Arribas, por ahora sobreseído, pero nunca fue contestada desde Brasil.

El requerimiento fue hecho ahora luego que en una videoconferencia las autoridades del Ministerio Público Fiscal de Brasil se pusieron a disposición para entregar la documentación.

Además de Arribas, la informaciones surgidas de la investigación, otro de los que aparecen complicados, del entorno presidencial es el primo de Mauricio Macri –a quien el presidente le delegó el manejo de sus empresas–, Ángelo Calcaterra.

¿Cortina de humo?

Según publicó este martes Página 12, Gustavo Arribas acusó este lunes a Meirelles por falso «testimonio y cohecho».  «La denuncia recayó, obviamente por casualidad, en el juzgado de Claudio Bonadio, quien hasta podría citar a algún ex funcionario kirchnerista ya que Arribas dice que alguien instigó a Meirelles para que mienta», señaló el periodista Raul Kollman en el matutino porteño. Y añadió: «Mientras tanto, el recurso para que se reabra la causa contra Arribas llegó ayer a la Cámara de Casación Penal y salió sorteada una sala conformada por dos jueces escuderos de la Casa Rosada. El escándalo público le hace difícil a los camaristas impedir la reapertura del expediente, pero nada es imposible en Comodoro Py, donde rige la desesperación por cerrar cualquier investigación sobre Arribas».

Nota relacionada:

Fuente: NA

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Amsafé aceptó la propuesta de la Provincia en una ajustada votación

La Asamblea Provincial del gremio de los docentes estatales votó a favor de la propuesta s