El juez de la Corte Suprema de Brasil Edson Fachin suspendió al senador Aécio Neves y al diputado Rodrigo Rocha Loures, ex asesor del presidente Michel Temer, filmados mientras pedían sobornos al dueño del frigorífico JBS.

Neves y Rocha Loures fueron grabados mientras le reclamaban sobornos al propietario de la cadena frigorífica más grande de Brasil Joesley Batista, un delator en la Operación Lava Jato que colabora con la Justicia, informó la agencia Télam.

Voceros del Supremo Tribunal Federal confirmaron que Fachin determinó la suspensión del mandato del senador pero rechazó la petición de la Fiscalía para ordenar su detención pues consideró que tal decisión corresponde al pleno de la Corte, al que remitió la solicitud.

La decisión judicial se conoció al mismo tiempo que se realizaron allanamientos de propiedades de Neves en Brasilia, Río de Janeiro y Belo Horizonte.

El Supremo Tribunal Federal ordenó allanamientos también en el despacho del Congreso del senador Neves, presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la fuerza del ex mandatario Fernando Henrique Cardoso, aliado a Temer.

Según las filtraciones, la Policía Federal grabó a Neves pidiendo unos 600.000 dólares al empresario Joesley Batista, dueño de JBS, que aceptó ser la carnada para reducir sus penas como corruptor de políticos.

La policía siguió la ruta del dinero de los pagos hechos por JBS a un primo del senador, con toda la acción filmada.

El senador estaba investigado en la Operación Lava Jato y era uno de los principales sostenes de Temer.

El diario O Globo filtró las transcripciones de los audios realizados contra Temer en marzo último, quien a sus allegados negó la renuncia y desmintió las acusaciones.

En el audio divulgado por O Globo, aparece Temer dando aval a los sobornos que JBS le pagaba al diputado Eduardo Cunha hasta marzo para comprar su silencio.

Cunha, quien había sido el mentor del juicio político que destituyó a Dilma Rousseff el año pasado, está preso por corrupción.

En varias ciudades del país se realizaron este miércoles a la noche manifestaciones pidiendo elecciones anticipadas y para este jueves están convocadas nuevamente.

Foto: Joédson Alves / EFE

Dos pedidos de juicio político contra Temer fueron pedidos por el Partido Rede y el Partido Socialista Brasileño.

La operación fue coordinada por Fachin, el juez de la corte que se ocupa de Lava Jato, con investigación del fiscal general, Rodrigo Janot.

Temer aceptó haberse reunido con Batista pero descartó haber dado intermediación o aval a los sobornos pagados a Cunha por parte de los dueños de JBS.

El caso abre una crisis, la peor del gobierno de Temer, a quienes varios aliados le pidieron la renuncia, entre ellos el senador Ronaldo Caiado, del conservador Demócratas.

En caso de renuncia, el Congreso puede hacer una elección indirecta de presidente para completar el mandato original de Rousseff, el 31 de diciembre de 2018 o hacer una enmienda constitucional para adelantar las elecciones.

El segundo hombre del país es el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

“Esta delación premiada debe ser investigada, pero no se puede parar el país con la investigación. Estamos saliendo de la recesión, el país no va a parar”, se quejó el jefe de gabinete, Eliseu Padilha, también investigado en la Operación Lava Jato por pedir 3 millones de dólares a la empresa Odebrecht para el PMDB de Temer.

Fuente: Corresponsalía Télam

Nota relacionada:

Temer, pescado in fraganti

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo
Comentarios cerrados

Sugerencia

Temer ordenó reprimir con las FFAA

El presidente de Brasil Michel Temer decretó la intervención de las Fuerzas Armadas para &