Javier Fagetti, el hijo de Elsa Sosa, la testigo en causas de lesa humanidad asesinada este viernes en Córdoba, inscribió el crimen contra su madre como un hecho de violencia de género. “Esperamos cuarenta años a la Justicia por mi viejo, ahora nos moviliza mi vieja”, dijo el joven, integrante de la organización Hijos de San Rafael (Mendoza).

La mujer, que era querellante y testigo en una causa contra represores de la dictadura en San Rafael en el que se investiga el asesinato de su pareja Aldo Fagetti –militante de la Juventud Peronista y Montoneros, quien trabajaba como empleado de Rentas en San Rafael y fue secuestrado el 25 de febrero de 1976–, aguardaba para dentro de unos días (el 14 de junio) la sentencia en el juicio a los asesinos de su marido.

“Junto a mi hermana, esperamos cuarenta años a la Justicia Federal por mi viejo. Ahora nos moviliza mi vieja y le estaremos atrás a la justicia de Córdoba”, dijo este lunes Javier, entrevistado por el Canal 24 de Córdoba.

El cuerpo si vida de Elsa, fue encontrado el viernes por la noche, y la investigación ya dio con un primer imputado: un albañil que había trabajado en el lugar.

“Nosotros enmarcamos (el asesinato) en un femicidio”, aclaró Javier. Y abundó: “Ella lo conocía (al imputado), pero no tenían ninguna relación. Nosotros estábamos construyendo en el primer piso de la casa. Les había dado la llave a este hombre y al capataz para que guarden sus herramientas en el fondo”.

Javier consideró que hubo un abuso de parte del acusado debido al trato amable y generoso que contó que le brindaba su madre, sobre quien recordó que “fue médica rural y trabajó gratis para la provincia veinte años”. “Te aseguro que si el albañil le decía ‘Necesito que me prestés el auto’, se lo daba. Ella es médica en el Club Parque Vélez Sarfield. Y en el club me dijeron, ‘No sólo mataron a ella, mataron al corazón del club’”.

Durante el fin de semana, la Policía detuvo al principal albañil de 40 años a quien le secuestraron elementos que lo vincularían con el crimen. De acuerdo a lo informado por jefe de Investigaciones Criminales de Córdoba, Alejandro Mercado, en el procedimiento realizado en el domicilio del imputado se encontró “indumentaria, prendas de vestir” valiosos para la causa.

Elsa Marta Sosa de Fagetti, de 62 años, fue encontrado por su hija y su yerno en la casa en la que la mujer vivía sola, situada sobre la calle Pastor Taboada 847. La mujer se encontraba tendida en el piso de su dormitorio y presentaba numerosos signos de violencia.

Nota relacionada:

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Amsafé aceptó la propuesta de la Provincia en una ajustada votación

La Asamblea Provincial del gremio de los docentes estatales votó a favor de la propuesta s