Trabajadores de una fábrica que cerró Puma apuestan a una cooperativa para preservar el empleo. Recibieron respaldo de varias empresas recuperadas, entre ellas Textiles Pigüé, la que reactivó una planta que producía Adidas.

Con respaldo de otras empresas recuperadas y cooperativas de trabajo, más de 40 trabajadores y trabajadoras de la planta de la empresa Puma en Sanagasta, La Rioja, esperan una pronta respuesta del Estado provincial para reiniciar la producción desde el camino de la autogestión. La pretensión de los operarios es que el gobierno riojano acuerde con Puma que la maquinaria de la fábrica cerrada hace dos meses quede a su disposición. El predio y el amplio galpón es propiedad del municipio de Sanagasta, que ya asumió el compromiso de cederlo en comodato a la cooperativa que formaron los trabajadores. El pedido de los laburantes logró en los últimos días eco positivo en las autoridades provinciales riojanas. Tanto el gobernador Sergio Casas como la ministra de Desarrollo Social, Griselda Herrera, expresaron públicamente que van a respaldar la continuidad de la producción en la planta de Sanagasta.

Lo que se espera ahora es que surjan resultados de la negociación entre el gobierno riojano y la empresa, que cerró la fábrica de Sanagasta pero todavía mantiene abiertas las de la capital provincial y Chilecito, aunque en ambas hubo despidos y reducción de actividad.

El objetivo es que el Estado adquiera las máquinas de la fábrica cerrada y las ceda, a través de un comodato o algún otro tipo de acuerdo, a la cooperativa. Y que a medida que se retome la actividad y la generación de ingresos, los trabajadores puedan comprar en cuotas la maquinaria y dar un paso muy firme para el desarrollo de la empresa autogestionada. En la planta que se quiere reactivar, puede producirse una amplia gama de calzados y prendas de alta calidad.

Por lo pronto, hay una empresa privada interesada en adquirir producción de la cooperativa. Está también el apoyo estatal. Pero además, los laburantes de Sanagasta recibieron un respaldo de enorme potencialidad: el de sus pares que ya llevan un trayecto importante en esto de la recuperación de empresas y la autogestión.

Puma y Adidas

El lunes 22 de mayo bien pasado el mediodía, llegaron hasta la carpa montada frente a la fábrica de Sanagasta integrantes de dos federaciones, Fadiccra y Actra, quienes expresaron personalmente su apoyo y se sumaron al esfuerzo colectivo que se pone en la construcción de cada nueva empresa recuperada. En este sentido, los riojanos ganaron aliados de enorme potencialidad, como la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigüé, que recuperara la planta en esa ciudad bonaerense que perteneciera a la empresa Gatic, la que producía Adidas. Puma y Adidas, todo un clásico en las ligas de las marcas deportivas, aquí unidas por la autogestión como nuevo camino.

“Quedamos en que un grupo de cuatro compañeros de Sanagasta van a viajar a Pigüé para conocer nuestra fábrica, ver cómo trabajamos, qué podemos hacer juntos”, informó Francisco Martínez, referente de la cooperativa que recuperó la planta que fuera de Gatic. “Vamos a volver las veces que haga falta para apoyar a los compañeros. Nosotros impulsamos tener una empresa eficiente, con buena imagen ante el Estado y el mercado, con vínculos con las universidades, con calidad en la producción. Y sobre todo con una visión, la de compartir, la de vincularse con la comunidad solidariamente, la de que la rentabilidad vaya a las fuentes de trabajo, la de que jamás el mercado decida la suerte de un trabajador”, expresó Martínez, quien también es secretario de la Federación Actra (Autogestión, Cooperativismo, Trabajo), de la que forman parte varias recuperadas y cooperativas de Rosario y el sur santafesino. En la planta de Pigüé los trabajadores asociados en la cooperativa son 140 y la actividad y los salarios se sostienen aún en el actual contexto, signado por la caída de ventas debido a la recesión y la apertura de importaciones, argumentos que Puma esgrimió para intentar justificar el cierre.

Martínez llegó hasta La Rioja invitado por la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos (Fadiccra), cuyo presidente es Julio Delgado, de Copegraf, que edita el diario El Independiente, el de más circulación en La Rioja.

Martínez, Delgado y los representantes de una decena de cooperativas de Fadiccra que llegaron hasta Sanagasta, pudieron dialogar sobre la situación de la fábrica cerrada directamente con el gobernador y la ministra de Desarrollo Social.

Con Griselda Herrera se reunieron el mismo lunes 22, en la sede de El Independiente. Del encuentro participaron también el subsecretario de Economía Social, Guido Varas y el director de Asociativismo y Cooperativismo, Alejandro Quintiero. Allí, Fadiccra presentó a la ministra y los funcionarios el portal Trabajo Cooperativo. Y en el marco de un posterior repaso general de la realidad de las cooperativas y la economía social, se abordó la conflictiva situación en Sanagasta, localidad de cinco mil habitantes donde la preocupación por los puestos de trabajo cala hondo. Herrera adelantó allí que el gobierno riojano apoya el intento de preservar las fuentes de trabajo y que se negocia con Puma la cuestión de la maquinaria.

Al día siguiente, el que ratificó el respaldo oficial fue el propio gobernador Sergio Casas, quien recibió a Fadiccra y Actra en su despacho, momentos antes de encabezar un acto de entrega de aportes a emprendedores y entidades de la economía social. “Prometemos defender y ponernos al lado del empleado, como lo hacemos al ponernos del lado de quienes se quedaron sin trabajo en Sanagasta”, dijo Casas, en el discurso que pronunció durante el acto público en la Casa de Gobierno riojana, que reavivó la esperanza en los hombres y mujeres que esperan en la carpa montada frente a la fábrica.

Sin palabras

“Un día llegó el gerente y nos dijo que se cerraba la empresa, que nos quedábamos sin trabajo. Hoy hace dos meses que estamos luchando, sin trabajo”, contó Víctor Fuentes, uno de los operarios de la fábrica de Sanagasta. “Nos quedamos sin palabras, nos mirábamos unos a otros. Yo esperaba que él hable, siempre estaba dispuesto a decir algo, y él también se quedaba sin palabras”, relató sobre Fuentes una de sus compañeras de trabajo diario durante casi tres décadas. Los operarios y operarias del establecimiento de Puma en Sanagasta recuerdan la triste jornada del cierre, en marzo pasado, y les cuesta controlar sus emociones. La empresa les pagó las indemnizaciones, pero bien saben aquello de pan para hoy, hambre para mañana. Por eso insisten con el proyecto de reabrir a través de la cooperativa de trabajo que conformaron. “Lo único que queremos es volver a trabajar”, dijeron una y otra vez.

El gobernador riojano recibió a medios cooperativos

La cooperativa Copegraf y su diario El Independiente son el eje del fuerte vínculo que se estableció entre la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) y la provincia de La Rioja, que se consolidó el pasado 23 de mayo cuando el gobernador Sergio Casas recibió en su despacho oficial a integrantes de organizaciones de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Tucumán, Chaco, Santa Fe y Córdoba.

“Recibir a Fadiccra siempre es un honor, porque lleva adelante el espíritu cooperativista. No solo siembran el presente, sino también el futuro. El espíritu cooperativo es una de las herramientas más importantes que tenemos para salir adelante y desde el Estado debemos propiciar políticas activas para que así sea”, señaló Casas en la ocasión. El encuentro había comenzado con una mini lección de historia a cargo del mandatario riojano, apoyado en varios retratos que adornan su despacho, fundamentalmente en los de Chacho Peñaloza y Facundo Quiroga, bravos caudillos que su provincia aportó a las luchas federales.

El federalismo es justamente una de las premisas siempre invocadas por Fadiccra, que a poco de fundada –en el año 2009 en la ciudad bonaerense de Lincoln–, resolvió radicar su sede central en la ciudad de La Rioja. Ahora, el día anterior al encuentro con Casas, esa decisión se ratificó con la inauguración de un local en un predio que oficiara de terminal de ómnibus de la capital riojana y se decidió transformar en espacio y feria de la economía social.

El mismo lunes 22 de mayo, después de la inauguración del local y la visita a los trabajadores despedidos de Puma en Sanagasta, Fadiccra celebró una nueva asamblea general ordinaria. Y el martes 23, tras el encuentro con el gobernador, los representantes de las cooperativas de prensa se reunieron también con Florencia López, intendenta de Aimogasta, en el departamento de Arauco.

Más notas relacionadas
  • Pluralicenlá

    Regular el reparto de pauta oficial en favor de la democratización y federalización de las
  • En el ring de los de afuera

    El rechazo a la extensión de Ganancias al Poder Judicial hizo retroceder al gobierno en la
  • El muerto que vive

    Voceros mediáticos de los monopolios vaticinan “defunción” y derrota electoral del FdT, pe
Más por Manolo Robles
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

“Que me miren a la cara y me digan qué delito cometí”

A más de un año del allanamiento sin orden ni testigos y en una causa plagada de irregular