La audiencia pública para que vuelvan los ferrocarriles metropolitanos en Rosario y la región, fue lo más destacado de la agenda semanal en el recinto del Palacio Vasallo. Fueron más de 40 expositores y 7 horas de debate.

Seguros, pero también indispensables en un escenario de rutas colapsadas y accidentes irreparables. La audiencia pública para recuperar el servicio ferroviario en el sur santafesino rompió una lanza a favor de esta movilidad. Hubo cuarenta expositores, a lo largo de siete horas, que desde distintas experiencias, proyectos y fundamentos, convergieron en que “no hay desarrollo sin ferrocarril”. La reunión tuvo como objetivo construir acuerdos de cara a la concreción de un plan ferroviario metropolitano, en cumplimiento de la Ley Provincial Nº 13.242, de Reactivación del Sistema Ferroviario Santafesino, aprobada en el 2012.

El cónclave se realizó en la sala de sesiones del Concejo, con la barra colmada y carteles alusivos. Allí, autoridades municipales, provinciales y portavoces de municipios y comunas de la región, expusieron junto a representantes de gremios ferroviarios, organizaciones sociales, investigadores y amantes de los rieles que unieron distancias, familias y afectos. El Estado Nacional no tuvo representación.

“La recuperación de los trenes metropolitanos de pasajeros es un imperativo categórico para Rosario y la región”, dijo el concejal peronista e impulsor del encuentro, Eduardo Toniolli, quien enumeró los fundamentos comenzando por lo irrecuperable: “La enorme cantidad de muertes que se producen en las rutas y el deplorable servicio de las empresas de transporte automotor”.

Para el edil del PJ, la creación de un sistema ferroviario regional es una inversión. E ilustró a partir de la experiencia: “Hace 40 años, los rosarinos y los habitantes del sur de la provincia, podían desplazarse desde el centro a Fisherton en 15 minutos, en 25 a Funes y en 35 a Roldán”.

“Es un grito atronador por la vuelta de los trenes interurbanos que debe retumbar en Buenos Aires”, dijo el edil por el ARI, en el Frente Progresista, Carlos Comi, de activa participación en el tema. Y dijo que “mientras se observan inversiones millonarias en el país, como la Estación Obelisco y el soterramiento de todos los trenes en Capital Federal, por más de 15 mil millones de dólares; a Rosario y a la región, el ministro Dietrich le dio un rotundo no, por considerar alto el costo”.

Para Comi se trata de “una clara discriminación de un gobierno centralista y unitario hacia el interior del país”, y exigió a su vez que se cumpla el pedido de audiencia pública con el ministro. “¿Qué pasaría si a la ciudad de Buenos Aires se le retiraran los servicios interurbanos de trenes? Seguramente el caos sería total, eso es lo que debieron pensar los funcionarios del gobierno nacional y no mirar para otro lado cuando Rosario y Santa Fe reclaman algo que les pertenece”, aseguró.

Desde la Fundación Igualar, el pre candidato a concejal Fernando Rosúa explicó que “las decisiones políticas no llegan solas, se construyen, por eso no podemos quedarnos a esperarlas. La cuestión es cómo vamos organizando las acciones y las iniciativas sociales para llegar a la decisión política”. Además, el ex edil señaló diferencias con las políticas públicas de Rosario sobre el desarrollo del tren como medio de transporte metropolitano. Y propuso que en todos los presupuestos, incluidos los locales, se agreguen partidas presupuestarias destinadas a ese medio de movilidad.

Según el ex concejal del Frente para la Victoria, Roberto Sukerman, es prioritario que exista una clara decisión política de recuperarlos. Y citó la situación producida en los últimos años, “cuando la ciudad ha expulsado a miles de rosarinos que fueron a vivir a localidades cercanas. Y también se expulsaron industrias, pero sus trabajadores viven en Rosario”.

“Hoy venimos a plantear que el usuario es el nuevo protagonista de los servicios públicos”, dijo el director del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), Juan Marcos Aviano. Y dijo que la organización que integra es miembro suplente en representación de los usuarios en la Empresa Ferrocarriles Argentinos. “Desde aquí vamos a proponer al gobierno nacional y provincial que haga esta convocatoria amplia, y que las audiencias, las propuestas y los planes estratégicos dejen de ser iniciativas de papel, palabras y promesas y empiecen a ser realidad”, enfatizó.

Desde la Asociación Rosarina Amigos del Riel, Angel Ferrer repasó el proceso de desmantelamiento de la red ferroviaria que se inició en 1976 y se profundizó en los 90. Además recordó que hubo proyectos de reactivación que no lograron apoyo. “El argumento era que los servicios de carga y transporte de pasajeros estaban cubiertos con el transporte automotor”, sostuvo.

Como portavoz de la ciudad de Cañada de Gómez, Analía Bigoglio, hija de ferroviarios, recordó a ese servicio como “seguro y confortable”. Y pidió que los servicios del tren metropolitano lleguen a la estación Rosario Central. “Sé que también existen negocios inmobiliarios que ponen impedimentos para el desarrollo ferroviario en esta ciudad pero hay cosas que igual se pueden hacer”, dijo y pidió que “no solo se discutan estas cuestiones en el momento político”.

Para la ex directora de la Unidad Especial de Gestión Ferroviaria provincial, Mariana Monge, el ferrocarril implica desarrollo. “Nuestros primeros pueblos nacieron a partir del ferrocarril y sus puertos. La masividad del automóvil cambió aquellos modos de movilidad en que todo estaba más o menos organizado, y fuimos para atrás”, argumentó.

Además, dijo que la decadencia del ferrocarril generó grandes bolsones de pobreza en los espacios donde hubo desmantelamientos, lo que muestra la lejanía del gobierno nacional de las realidades locales. Con respecto a la ley provincial discutida en la jornada, consideró que la norma no otorga a Santa Fe la responsabilidad de hacerse cargo del desarrollo ferroviario, sino de trabajar en forma conjunta con la Nación y reclamar que cumpla con sus obligaciones.

Desde la asociación civil Tren para Todos, Marcelo Tessi, dijo que la recuperación “es un mandato del pueblo de Rosario y de Santa Fe; no fue cierto jamás que los ferrocarriles perdieran un millón de dólares por día”. Mientras que Rolando Maggi, de la Asociación Rosarina Amigos del Riel y director del Museo Ferroviario, fue categórico. “Nosotros venimos reclamando esto desde siempre. Sabemos que no hay desarrollo sin ferrocarril. Esta es una deuda de la democracia, una herida que no sana y seguimos acumulando muertos en las rutas”, enfatizó.

Una síntesis que sobrevoló, como la convicción que al final de la tarde selló el encuentro sobre los trenes: no sólo necesarios, también viables.

Fuente: El Eslabón Nº307

  • Prohibido Progresar

    Docentes y alumnos rosarinos advierten que ante el recorte de las becas a estudiantes sin
  • “2×1, las pelotas”, gritó Rosario

    Las Madres, el espacio Juicio y Castigo y otros organismos de DDHH encabezaron la multitud
Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad
Comentarios cerrados

Sugerencia

Prohibido Progresar

Docentes y alumnos rosarinos advierten que ante el recorte de las becas a estudiantes sin