Tras la difusión del último informe del Estudio del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA), en el cual se registró que la Argentina casi seis de cada diez chicos menores de 18 años son pobres, gremios de la ciudad responsabilizaron al “modelo económico neoliberal” aplicado por gobierno nacional. El relevamiento difundido esta semana, indicó que 7,6 millones de niños, prácticamente el 59 por ciento del total, no cubre las necesidades básicas como alimentación adecuada, vivienda, educación y asistencia médica.

Ante el informe, distintos sindicatos de la ciudad adjudicaron la pobreza a los programas aplicados “desde el plan genocida de la dictadura que comenzó en 1976 y profundizado por los gobiernos neoliberales del menemismo y del que conduce hoy el presidente Macri”.

Las entidades gremiales consultadas coincidieron que la última etapa se “realizó mucho desde el Estado para apaciguar una pobreza que es estructural, pero nuevamente con la llegada de Macri todo volvió a foja cero y se agravó”.

Para Matías Layús de la Asociación Bancaria, “que siga creciendo la pobreza es consecuencia directa de la política económica del gobierno que cada vez hace que haya más pobres en el país”.

“Con respecto al tema especifico de la pobreza infantil y jóvenes, hay dos informes, uno es el informe de la UCA donde establece que el 60 por ciento de los jóvenes menores a 18 años son pobres hacía fines del 2016 y a esto deberíamos agregar el informe de la Unicef donde plantea que uno de cada dos adolescentes es pobre, es decir la pobreza es cada vez mayor entre de13 a 18 años”, apuntó el dirigente Bancario.

Layús, se refirió también al informe reciente del Centro Economía Política Argentina, (CEPA), que ha establecido que desde el 1 de enero al 30 de junio de este año se han contabilizado 22.369 despidos, lo que suma ya 264 mil despidos acumulados prácticamente desde el día que asumió Macri”. “Entonces todo este panorama que confluye con aumento tarifas, dólar que se dispara, caída del consumo es muy preocupante, y esperamos que tenga un freno en las elecciones legislativas de este año”.

“El tema de los niños pobres es debido a la pobreza estructural del país. Jubilados pobres, trabajadores pobres, hijos pobres y eso tiene su correlato en las escuelas, comedores escolares donde vemos que cada vez asisten más cantidad de chicos en esa situación”, señaló
Antonio Ratner del Sindicato Municipal. Y agregó: “Si uno toma una franja desde un poquito más de la niñez y se va a la juventud, la falta de trabajo es el principal elemento de empobrecimiento de esa franja etaria”.

Julio Barroso, del Sindicato Químico de San Lorenzo, consideró por su parte que “el informe lapidario (de la UCA) no sólo demuestra la falta de trabajo, sino que también influye la precariedad que existe entre los que tiene trabajo y el sector joven esta muy golpeado con eso”.

Marcelo Picardi de UPCN indicó que “el último informe de la UCA es la clara muestra de una pobreza estructural que ningún gobierno en estos últimos 40 años ha podido combatir”. “Para mal hoy nos atraviesa un gobierno insensible que no solo que no genera nuevos derechos sino que recorta los legítimamente logrados y esto vulnera a las familias trabajadoras y focaliza principalmente en los mas jóvenes con escasez de trabajo y sueldos desinflados para quienes lo tienen”, subrayó.

Claudio García, del Sindicato de Encargados de Edificio (SuteryH), también se refirió al tema. “La falta de compromiso de una política de Estado y que actualmente solo plantea ajustes, despidos, quita de pensiones, políticas que restan en la mesa de los hogares de los trabajadores condicionan el desarrollo futuro de los niños y solo genera niños pobres y empresarios ricos. Se construye una sociedad donde la perjudicada es la población mas vulnerable: los niños y los ancianos”, refirió el dirigente.

El secretario general del gremio telefónico (Sitratel), Claudio Cesar manifestó consideró que “el crecimiento de la pobreza en los niños es producto del modelo económico que fundamentalmente ataca al mundo del trabajo con pérdidas del poder adquisitivo y retroceso del estado en los sectores más vulnerables y en general impulsa tarifazos”.

En tanto, Gustavo Méndez, del Sindicato del Seguro, apuntó: “La conjunción de pérdida de fuentes laborales, la inflación sostenida por gobiernos neoliberales, como es el nuestro en el presente, deja secuelas muy profundas y una demostración clara es el índice de pobreza en los sectores de niños, adolescentes y jóvenes”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

¡Viva la Scaloneta, cabrones!

En un duro partido, la Selección Argentina derrotó 2 a 0 a México, por la fecha 2 del Grup