En uno de los fallos más vergonzosos que se recuerden, el más importante presidente de la historia brasileña, que puso de pie durante una década a la potencia sureña, fue condenado a nueve años y seis meses de prisión por la adquisición de un departamento.

El fallo fue suscripto por un ser humano que combina la imbecilidad con la corruptela más arrastrada contra su propia nación: el juez Sergio Moro. Lula fue condenado por un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá que habría sido obtenido a cambio de favores a la constructora OAS.

Esta condena en primera instancia significa que Lula podrá apelar, y que -a su vez, en ese estadío-, se encuentra habilitado para poder participar políticamente, al mismo tiempo que no irá efectivamente preso. Esta situación puede revertirse en una segunda instancia, mediante un tribunal de alzada.

Resulta de interés señalar que en la Argentina, medios de catadura equivalente al idiota lusitano han desatado una campaña exponiendo el fallo como un ejemplo a seguir por los jueves argentinos. Una pléyade de ciudadanos que son orientados con sencillez por ese periodismo, repiten la consigna “ojalá tuviéramos jueces así en nuestro país”.

* GF / La Señal Medios

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Fernández
  • Silence is golden

    “A propósito de tantas críticas y autocríticas…”. Teodoro Boot, periodista y escrito
  • Todos tus muertos

    Yo no sé, no. Pedro se acordaba que cuando éramos pibes el Día de los Muertos se respetaba
  • Las cuerdas flojas

    En mi época de periodista me tocó cubrir varias peleas del Pomba Vallejos y siempre, siemp
Más en Columnistas

2 Lectores

  1. […] Juez Moro: Nueve años y seis meses para Lula […]

    Responder

  2. […] Nota relacionada: Nueve años y seis meses para Lula […]

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Decano seco de Lagos

En los festejos edulcorados de Vila y Manzano por el siglo y medio de La Capital, se ningu