En uno de los fallos más vergonzosos que se recuerden, el más importante presidente de la historia brasileña, que puso de pie durante una década a la potencia sureña, fue condenado a nueve años y seis meses de prisión por la adquisición de un departamento.

El fallo fue suscripto por un ser humano que combina la imbecilidad con la corruptela más arrastrada contra su propia nación: el juez Sergio Moro. Lula fue condenado por un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá que habría sido obtenido a cambio de favores a la constructora OAS.

Esta condena en primera instancia significa que Lula podrá apelar, y que -a su vez, en ese estadío-, se encuentra habilitado para poder participar políticamente, al mismo tiempo que no irá efectivamente preso. Esta situación puede revertirse en una segunda instancia, mediante un tribunal de alzada.

Resulta de interés señalar que en la Argentina, medios de catadura equivalente al idiota lusitano han desatado una campaña exponiendo el fallo como un ejemplo a seguir por los jueves argentinos. Una pléyade de ciudadanos que son orientados con sencillez por ese periodismo, repiten la consigna “ojalá tuviéramos jueces así en nuestro país”.

* GF / La Señal Medios

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Fernández
  • Tres datos que no importan

    El Banco Central enviará al exterior US$ 462 millones en lingotes de oro. Se trata de 11.0
  • La derrota del siglo

    Pasaron más de 63 años para que Banfield le ganara a Central en Arroyito, y lo hizo por go
  • Como el Fernet: 70/30

    El acusado como jefe de la asociación ilícita entre policías y civiles para defraudar al E
Más en Columnistas

2 Lectores

  1. […] Juez Moro: Nueve años y seis meses para Lula […]

  2. […] Nota relacionada: Nueve años y seis meses para Lula […]

Sugerencia

Recalde: “Una reforma laboral como la de Brasil no pasa por el Congreso”

El jefe del bloque kirchnerista en Diputados, Héctor Recalde, advirtió que si los cambios