Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El diputado nacional Julio De Vido exigió a la comisión de Asuntos Constitucionales, que analiza expulsarlo, «el mismo respeto que al resto de los diputados», y que toda sanción se haga luego de una «sentencia firme».

De Vido, además, denunció un «escrache fascista», adelantó que no dejará la banca, y aseguró que continuará realizando su trabajo en el Congreso de la Nación, luego de afirmar que «lo que se pretende llevar adelante» en su contra «es insanablemente nulo».

El ex ministro de Planificación Federal del período anterior aseguró que quienes impulsan su expulsión de la Cámara baja «buscan montar un escrache fascista a pocos días de las elecciones legislativas», en referencia al pedido de expulsión por «indignidad» que trató este miércoles la comisión mencionada.

En un mensaje que difundió a través de su cuenta en la red social Facebook, le endilgó la responsabilidad de lo sucedido en la Cámara de Diputados al presidente Mauricio Macri, de quien dijo que partió «la instrucción», luego de que el oficialismo y el Frente Renovador de Sergio Massa avanzaran en un acuerdo para su expulsión del cuerpo por «inhabilidad moral».

Luego de la reunión de la citada comisión, se supo que el presidente del interbloque Cambiemos de la Cámara de Diputados, Mario Negri, anunció que su bancada acompañará el pedido del massismo para que la comisión de Asuntos Constitucionales reciba el próximo martes el descargo de De Vido, y que un día después el tema sea tratado en sesión especial.

Antes, mediante la nota enviada a la comisión, el legislador del FPV-PJ reclamó a la Cámara baja con el argumento de que, en tal caso, si se le pudiera imputar inhabilidad moral, debería ser en una instancia en la que, a nivel judicial, tuviera «sentencia firme».

La nota del ex funcionario kirchnerista llegó a la Comisión de Asuntos Constitucionales, -que preside  Pablo Tonelli (PRO)-, que inició el tratamiento de los proyectos que plantean la expulsión «por inhabilidad moral» del diputado del FPV-PJ.

El ex ministro consideró que en el temario de la reunión de este miércoles se presentaron «peticiones de dudosa legitimidad en los términos de la Constitución Nacional, del Reglamento de Funcionamiento de la Cámara de Diputados y de la normativa de fondo y de forma que rige para todos los ciudadanos del país, sean o no diputados nacionales».

Cambiemos no se baja de la expulsión

El oficialismo quiere expulsar definitivamente a De Vido de la Cámara de Diputados, pero el massismo sugirió establecer un procedimiento que demora la decisión una semana.

Los primeros en llegar a la reunión fueron los diputados de Cambiemos, que se congregaron en torno de Elisa Carrió, una diputada que no integra la comisión de Asuntos Constitucionales, pero como es la autora del proyecto para expulsar a De Vido se considera con derechos a estar presente en el segundo piso del Anexo C.

El encuentro arrancó en forma intensa, porque aún antes de que comenzara se cruzaron Carrió y Julio Raffo, el diputado massista que presentó un proyecto que pide solicitar a la Justicia los expedientes de De Vido para analizarlos antes de tomar una decisión. Carrió lo increpó: “Te pido en nombre de la legitimidad por la que llegaste a diputado, te lo pido por la Constitución”.

El massimo propuso establecer un procedimiento que le de una semana a De Vido para hacer un descargo antes de firmar un dictamen.

Juan Brugge, diputado massista, resumió: «Es un proceso disciplinario y por lo tanto queremos proponer un procedimiento. Proponemos que hoy (por este miércoles) se tome la decisión en avanzar, que se formulen los cargos y se los comunique fehacientemente a De Vido, para darle la posibilidad de defenderse, estableciendo un plazo de siete días. Proponemos que el dictamen se firme el martes que viene para, eventualmente, el día posterior poder tratarlo en el recinto».

Sacándose chispas

Cuando un diputado kirchnerista le endilgó al titular de la comisión, Pablo Tonelli (Pro), que De Vido no fue citado debidamente para poder hacer su descargo frente a la comisión, la diputada massista Graciela Camaño respaldó la posición del Frente para la Victoria: «Tiene que quedar claro si fue simplemente notificado o citado para hacer su defensa».

Mientras tanto, luego de un tenso cruce con el diputado kirchnerista y referente de La Cámpora Marcos Cleri, Carrió se levantó enojada y dejó la reunión.

El legislador del FPV desafió a la referente de la CC cuando abandonaba su silla: «Sigo viviendo en la ciudad en la que nací, hay otros que vivían en Capital y se tuvieron que ir a la provincia»..

Según señalaron este miércoles, fuentes del bloque del Frente Renovador, el massismo está dispuesto a respaldar la expulsión de De Vido «aunque hay dudas respecto a los métodos».

De todos modos, el resultado de la reunión aún está abierto. El oficialismo no quiere votar por la salida de De Vido en soledad, por lo que, si no obtiene los apoyos necesarios, podría aplazar el dictamen.

Dentro del interbloque de Cambiemos, en tanto, las voluntades no son unánimes. La diputada Carla Carrizo (que responde a Martín Lousteau) presentó una iniciativa para, en lugar de expulsar, quitarle los fueros a De Vido. «Va con su propuesta, pero si no prospera acompañará a la mayoría», dijeron en el entorno de la legisladora.

Fuentes: Télam / La Nación

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Un comentario

  1. […] Nota relacionada: De Vido denunció un “escrache fascista” […]

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s perdió con Boca y fue eliminado de la Fase Campeonato

El Xeneize superó a la Lepra por 2-0 con goles de Cardona. En el palco de la Bombonera es