El discurso chabacano, la gestualidad imbécil, la oratoria en modo predicador, los conceptos a repetición, los yerros, la irracionalidad, lejos de caracterizar como un hato de iletrados al elenco gobernante, esconde un modelo de comunicación que sostiene el objetivo restaurador de la república oligárquica.

A la exhortación por duplicado del presidente Mauricio Macri en la inauguración oficial de la Exposición Rural y en Santa Fe –lugares donde oralizó sin omitir siquiera una coma un speach preparado seguramente por el superasesor Jaime Durán Barba– el jueves pasado se sumó la impactante intervención del jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quien reinterpretó en forma sui generis la forma en que el homo sapiens logró ser gregario: venciendo a los dinosaurios, cuya extinción precedió a la aparición del hombre, tal cual lo conocemos actualmente, en unos 65 millones de años.

Son archiconocidas las sugerencias de Esteban Bullrich y María Eugenia Vidal a quienes buscan trabajo. El primero alguna vez mencionó la falta de pilotos de drones que hay en el mercado, y hace unos días, acompañado de la gobernadora de Buenos Aires, se lanzó a pontificar en torno de las bondades de emprender la fabricación de cerveza artesanal.

En mayo pasado, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, a través de su cuenta de Twitter, publicó el siguiente mensaje: “Salta.Trasladaban cocaína escondida entre hortalizas. Los detuvimos y evitamos que la droga ingrese a nuestro país”.

En el desfile del pasado 25 de Mayo, en la conmemoración del aniversario de la Primera Junta de Gobierno, en el palco oficial se colgó una bandera argentina que llevaba la inscripción “1816-2017”, cuando hubiera debido figurar “1810-2017”. Obviamente, el ministro de Defensa Julio Martínez fue consultado a propósito de tan fenomenal yerro. Señaló que se trató de una “metida de pata”.

La lista es interminable, a menudo mueve a risa, y las redes sociales se pueblan de memes que ridiculizan esos yerros y pifiadas, como cuando el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales publicó en las redes sociales un sentido pésame por la muerte del periodista Andrés Percivale, pero con la foto del cómico y comediante uruguayo Carlos Perciavalle. Todo puede suceder en la dimensión conocida del macrismo en gestión.

Una oligarquía bolchevique

Quien esto escribe reconoce que, en más de una oportunidad, ante tamaños desajustes discursivos o bloopers escenográficos cedió a la tentación de caracterizar a sus protagonistas como semianalfabetos funcionales o iletrados políticos, parte de lo cual puede ser cierto.

Sin embargo, el aporte de Néstor Miguel Gorojovsky, periodista y dirigente político, miembro de la conducción del partido de izquierda nacional Patria y Pueblo, precisamente en torno de algunas de esos tropiezos del mejor equipo de los últimos 50 años, obliga a la reflexión.

Gorojovsky, a propósito de lo expresado por Rodríguez Larreta –“Un dinosaurio contra un homo sapiens, se lo comía. Contra dos, también. Contra 20, si iban de a uno, también se los comía el dinosaurio. Para cuando los 20 se organizaron, mataron al dinosaurio. Por eso hoy el ser humano es quien maneja al mundo”– observó que en las redes sociales “una lista de compañeros se indignan y se burlan del «burro» de Rodríguez Larreta”. Y acto seguido, planteó, sin cortapisas, lo siguiente: “Les tengo una muy mala noticia: si seguimos ese camino, los burros somos nosotros”.

Gorojovsky señaló, entonces, algo evidente: “Por supuesto que Rodríguez Larreta sabe perfectamente que dinosaurios y seres humanos no convivieron”, como para desactivar a quienes pudieran considerar que en realidad él se proponía demostrar que existen pruebas en contrario.

Pero la miga de su análisis pasaba por otras latitudes. El periodista insistió en que el lord mayor de la Caba “sabe perfectamente que no convivimos con los dinosaurios jamás. Pero sabe también que su público, el que le interesa, el que busca para que lo vote, lo ignora y no le importa”.

Y a partir de esa premisa, se lanzó a razonar lo siguiente: “Sabe que ese público, el votante medio del Pro (más que de Cambiemos), sólo conoce a los dinosaurios desde los dibujitos animados, desde los Picapiedras, y no desde el conocimiento. Y hace lo que le enseñó (Bertol) Brecht, cuando explicó que hay que hablarle a cada cual en su idioma pero siempre con el pensamiento de uno. O sea, lo que nosotros citamos, ellos lo practican”.

Con la simpleza de quienes saben lo que dicen, comparó: “Lo mismo la Sociedad Rural Argentina: se comportó como un verdadero partido bolchevique desde el momento en que llegaron Néstor Kirchner y Cristina al poder. No les asustó la tarea. Se lanzaron a convencer, convencer, y convencer”.

En otro párrafo de su posteo en Facebook, recordó que “en la 125 misma (cuando se produjo la lucha entre el gobierno de CFK y la Mesa de Enlace debido a la resolución 125, que proponía retenciones móviles) actuaron como lo hicieron los bolcheviques en los momentos de confrontación: en bloque, unidos, sin dudar, verticalmente organizados”.

Gorojovsky sostiene que en el PRO “tienen un programa y un proyecto. No es cierto que sólo les importe pasar el pan por el plato y rebañarse toda la crema que creamos los argentinos en los últimos doce años. Quieren convertir a la Argentina en otra cosa, completamente diferente a lo que empezó a ser no ya con Perón, ni con Yrigoyen, sino con Roca el día que reventó a los mitristas para siempre en las batallas por la federalización de Buenos Aires, allá en 1879”.

Y narró una anécdota reveladora, que otorga sostén a su percepción acerca de la naturaleza de la acción política del partido de gobierno y aliados: “Se lo han dicho a una comisión de Página|12 que fue a hablar con Marcos Peña, a preguntarle por qué no le iban a dar pauta. En la conversación, Peña les dijo con toda claridad lo que pensaban hacer. Los representantes del diario le contestaron que así no iban a ganar las elecciones. Peña respondió «no nos importa ganar elecciones, lo que queremos es que la Argentina sea una sociedad de mercado» –léase Chile, léase India, léase Honduras, léase Guatemala–, léase Argentina tras la crisis del 90, que fue la revancha del mitrismo y apenas zafamos gracias, entre otros, a Carlos Pellegrini”.

Se podrá estar de acuerdo en todo o parcialmente con Gorojovsky, lo cierto es que parte de lo que postula moviliza a replantear el análisis de la estrategia de la derecha hoy en el poder.

El dirigente de la izquierda nacional, a manera de síntesis, caracolea: “Tienen un objetivo estratégico y se lanzan contra nosotros como misiles con todas las cabezas nucleares a punto de estallar, corrigen el rumbo como un misil Patriot, son la mierda más monstruosa que parió jamás de los jamases este país, y nos divertimos viendo cómo le entran a la cabeza a aquellos que los apoyan para hacer pomada no sólo a los argentinos sino a sus más mínimos sueños”.

Tamaña contundencia sólo se ve superada por la exhortación que el discípulo de Abelardo Ramos realiza hacia el interior del movimiento nacional y popular: “O sea: unidad, compatriotas, o el monstruo, que es inteligentísimo y se hace el bruto, nos terminará matando a todos. Basta de pelearnos entre nosotros, basta”.

La tarea del velociraptor

En estas páginas se ha reiterado hasta el cansancio que una de las características del gobierno de Cambiemos -que también incluye al dispositivo mediático-judicial que le provee blindaje- es la velocidad con que llevan a cabo la rapiña de los activos patrimoniales del Estado nacional.

Un informe del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec), que aborda la cuota de mercado y ventas de combustibles total en el país, indica que “durante 2016, la participación de YPF a nivel comercialización de combustibles (medido en m3) para el mercado interno se contrajo un 4 por ciento interanual, contra un incremento de Shell del 12 por ciento, seguido de Petrobras (5 por ciento) y Axion (3 por ciento)”.

La fuente para la elaboración del estudio no es una fundación kirchnerista o uno de los laboratorios de ideas del campo nacional y popular, sino el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren, el ex CEO de Shell, la multinacional favorecida por las políticas de su propio Gobierno.

Pero Oetec, en el mismo informe, señala lo ocurrido al comparar los primeros semestres de 2015, 2016 y 2017, con igual fuente. Mientras que Shell ascendió un 17 por ciento, YPF cayó un 3 por ciento entre el primer semestre de 2017 e igual período de 2015.

En lo que hace a ventas de gasoil y naftas en estaciones de servicio, durante los primeros seis meses de 2017, la empresa Shell creció un 15,3 por ciento en relación a igual período de 2016. Axion y Petrobras registraron pequeñas subas, mientras que YPF fue testigo de un desplome del 3 por ciento.

Pero qué sucede cuando se compara el primer semestre de 2017 con el de 2015. “La hegemonía de Shell aparece en toda su dimensión. Todas sus competidoras venden menos naftas y gasoil que dos años atrás”, subraya el trabajo, que destaca un incremento de la comercialización de Shell de casi un 20 por ciento.

De esta forma, cuesta sostener las tesis de alguna dirigencia política que cuestiona el proceder del gobierno con argumentos que tienen que ver con el error, la carencia de planificación, o la falta de capacidad para gestionar la cosa pública. Es evidente que la administración Macri tiene como objetivo desfinanciar, vaciar y hacer retroceder al Estado para luego contar con bases firmes que justifiquen la enajenación de las empresas públicas y entregarlas al sector privado para que las exploten

Sin ánimo de agotar la paciencia del lector, Oetec, en su informe, analizó también la cuota de mercado de gasoil y naftas vendidas en estaciones de servicio comparando el período 2015-2017. “Durante el primer semestre de 2015, YPF explicó el 60 por ciento de la venta de naftas y gasoil en estaciones de servicio del país (medida en m3). Shell, por su parte, el 17 por ciento”, recuerda el estudio. Pero luego de un año y medio de gestión del CEO-ministro, “Shell creció casi 4 puntos porcentuales, con Oil y Petrobras apenas cayendo, Axion manteniéndose e YPF desplomándose en 3,3 puntos”, menciona Oetec.

La conclusión del Observatorio es lapidaria: “Es decir, Shell no sólo vende muchísimo más, sino que lo hizo a expensas de menores ventas de sus competidoras, específicamente y tal como queda de manifiesto de los últimos dos gráficos, de YPF”.

Los datos para comparar esa participación de YPF y sus competidoras en el último tramo del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se tomaron del Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio de Vido. tal vez en este punto, y en otros más, radique buena parte de la ofensiva político-mediático-judicial que se viene desatando sobre el actual diputado nacional, a quien los “republicanos” de Cambiemos intentaron expulsar de la Cámara baja, sin éxito, hace unos diez días.

Macri sabe que ya perdió

Si hay alguien que tiene plena conciencia de que las chances de perder en octubre son más que altas es Macri. Pero además sabe que aunque recupere buena parte de su núcleo duro de votantes ya perdió en términos electorales. Lo sabe también, su jefe de Gabinete Marcos Peña, sobre todo si se da por cierto el encuentro con Página|12 y su opinión respecto de lo que les importa ganar o no elecciones.

El CEO de Socma a cargo del Ejecutivo nacional no deja, de todos modos, de hacer lo que indica el manual de todo político en campaña. Visita las jurisdicciones “propias”, en busca de consolidar su base electoral, usa el discurso que ese público espera que derrame su líder, y apuntala a los aliados a cargo de esos distritos.

Fue el caso, la semana pasada, de Jujuy, donde volvió a respaldar a Gerardo Morales en su criminal ataque a Milagro Sala. En la típica actitud del crápula sin límites que es, eligió visitar Alto Comedero, el barrio donde está la cárcel en la que Morales mantiene presa a la líder de la Tupac Amaru, y dijo que su gobierno le está “ganando a la resignación y al miedo”, y que quiere “terminar con el clientelismo”.

Fue a la ciudad de Santa Fe, donde mimó a José Corral, intendente de la capital provincial, radical, y ariete para romper el dique que aún contiene a la UCR dentro de la alianza con el socialismo.

También visitó Tandil, su ciudad natal, donde se mostró junto a la gobernadora María Eugenia Vidal y a los precandidatos bonaerenses. La Heidi de derecha fue acaso más sincera que su jefe político cuando se dirigió a los votantes de Cambiemos “que nos bancan a pesar de las dificultades” y los arengó a “salir a convencer a otros”.

Mientras se desarrolla la campaña neoliberal, lo que ocurre en la realidad es algo mucho más bochornoso. En los bancos de la city porteña están cerrando los departamentos de Comex (comercio exterior), lo cual implica que están despidiendo a centenares de empleados. “Comenzaron por las gerencias, pero ahora ya están despidiendo a cualquiera y, si no, provocando el desgaste (los pasan a un área para el que no está capacitado, no le dan tareas y así)”, comentaba en la semana que culmina un allegado a alguno de los tantos afectados.

El motivo de esa reestructuración es el cambio en la legislación que produjo el gobierno de macri en el área del comercio exterior respecto de la liquidación de divisas. “Antes tenían que liquidar en el país en un período máximo de 30 días. Esto quiere decir que cualquier negocio que se hacía en el exterior, el dinero tenía que volver al país y esto lo auditaban desde esos departamentos en los bancos. Este gobierno cambió en un primer momento la liquidación a 60 días, luego a 5 años y hoy es a 10 años. Esto quiere decir nunca, ni dos períodos aún en caso de reelección. Esto es así: hago un negocio afuera, lo declaro, por ejemplo vía blanqueo, y la plata no se tiene que liquidar en la Argentina”.

Ya es hora de considerar que, de llegar nuevamente al gobierno, quien represente al movimiento nacional y popular nacionalice toda la operatoria del comercio exterior. De otra forma, la oligarquía restaurada –como bien plantea Gorojovsky– hará “pomada no sólo a los argentinos sino a sus más mínimos sueños”.

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
  • Bajo tu sombra

    Pedro el otro día me dice que le pareció ver parte del monte de eucaliptos, ese monte que
  • La patria fusilada

    La patria fusilada es el título de una entrevista que Francisco "Paco" Urondo (asesinado p
  • Ser o no ser

    Desde hace mucho señalo que es preciso admitir una dosis central de realidad objetiva en e
Más en Columnistas
Comentarios cerrados

Sugerencia

Rossi criticó duramente la relación de Macri con los EEUU

El candidato a diputado nacional Agustín Rossi aseguró que “la relación de Mauricio Macri