La ONG Mujeres tras las rejas denunció que este lunes se reiteraron “situaciones de violencia institucional y de género en la Cárcel de Mujeres» en la que «volvieron a quedar expuestos los menores alojados en el penal». Además,volvieron a trasladar “arbitrariamente” a una interna a Santa Fe.

Hace 15 días atrás se produjo en la Unidad Penal N 5 una violenta requisa de la que participó personal masculino del Grupo de Operaciones Penitenciarias, que «reprimieron brutalmente, provocaron destrozos, golpearon a las internas y utilizaron gas pimienta en un sector en el que se encuentran alojados siete menores», denunció la ONG en un parte de prensa.  En ese marco, cuatro internas fueron trasladas al penal de la ciudad de Santa Fe. Mediante un recurso de habeas corpus, la Defensoría provincial logró restituir nuevamente a las presas a la Cárcel de Mujeres de Rosario.

Sin embargo, este lunes 7 de agosto personal del Servicio Penitenciario volvió a ejecutar “ una violenta represión, durante la cual volvieron a quedar expuestos los menores alojados en el penal” ubicado en Ingeniero Thedy 375 Bis. En la oportunidad, «volvieron a trasladar a una interna y de forma arbitraria
a la Unidad Penitenciaria Nº 4 de Santa Fe».

Sobre este punto, la Defensa Pública solicitará vía judicial que se ordene nuevamente el traslado de dicha interna a la Unidad Penitenciaria Nº 5.

Por el nuevo hecho represivo, integrantes del equipo de Registro de Casos de Torturas, Malos Tratos y demás afectaciones de los Derechos Humanos de la Defensa, se hizo presente en el penal donde las internas “denunciaron afectaciones de derechos generales por parte de personal penitenciario, en particular de una agente del establecimiento que provocaría a la población carcelaria en una conducta inapropiada para el cargo que ocupa”.

“Ese hecho no fue un episodio aislado sino que se enmarca en una intensificación de la política represiva dentro del penal, entre las que se cuentan los traslados compulsivos e injustificados, el destrato por parte de las agentes penitenciarias, violencias hacia los familiares en los horarios de visita y acosos constantes hacia las internas”, advirtieron desde Mujeres tras las rejas.

“Denunciamos que se utiliza la figura de la requisa para genera violencia institucional y justificar traslados ilegales, que dichos procedimientos se realizan sin la presencia de las internas por lo cual, se presta al accionar malicioso de los oficiales a cargo y que este accionar se ha tornado implacable en las últimas semanas y se viene dando en el marco de una intensificación de la política represiva que redunda en más violencia”, establecieron desde la organización que convocaron a una conferencia de prensa para este martes, para poner en conocimiento la situación y reclamar “por el debido respeto a los derechos humanos inalienables e imprescriptibles de las internas y de los menores que se encuentran dentro del penal”.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

El concurso sin fin

El juez Civil y Comercial de la 2da Nominación de Reconquista, Fabián Lorenzini, prorrogó