El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, respondió a la provocación belicista del presidente de EEUU contra su país: “La temeraria amenaza de Trump pretende arrastrar a América Latina hacia un conflicto en la región”.

Este viernes, Donald Trump aseguró que Washington maneja “muchas opciones” respecto de la situación de Venezuela y sostuvo que “no descarto una opción militar” en el país. “Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares muy, muy lejanos” y Venezuela “no está lejos”, recordó el mandatario.

Varias horas después, Trump se negó a mantener una conversación telefónica con Nicolás Maduro debido al rechazo de EEUU con respecto al proceso de formación de la Constituyente de Venezuela.

En respuesta a la agresión verbal, el diplomático bolivariano leyó este sábado un comunicado desde la Casa Amarilla de Caracas en respuesta a las amenazantes declaraciones emitidas por Trump. El funcionario precisó que se trata de la posición oficial de Venezuela ante “la insólita agresión y amenaza del uso de la fuerza” del mandatario estadounidense.

Según afirmó, la nación bolivariana “rechaza de la manera más categórica y contundente las declaraciones inamistosas y hostiles” de Trump.

Las declaraciones de Trump, de acuerdo con el comunicado, “son a todas luces violatorias de los propósitos y principios consagrados en la carta de la ONU y de las normas del derecho internacional, particularmente en lo que respecta a la amenaza del uso de fuerza contra la independencia política de los Estados”.

“Una amenaza directa contra la paz”

El ministro estimó que “las declaraciones belicistas de Trump […] representan una amenaza directa contra la paz, la estabilidad, la independencia, la unidad territorial, la soberanía y el derecho a la autodeterminación” de la república.

“La temeraria amenaza del presidente Donald Trump pretende arrastrar a América Latina y el Caribe a un conflicto que alteraría permanentemente la estabilidad, la paz y la seguridad en nuestra región”, subrayó.

Asimismo, el funcionario indicó que “Venezuela alerta a la comunidad internacional sobre las grandes amenazas que se ciernen cada vez con mayor intensidad sobre ella”.

En sus declaraciones, Arreaza destacó que Venezuela hace un llamado a la comunidad internacional y a los pueblos libres del mundo “a que expresen su más clara e inequívoca condena a este peligroso atentado contra la paz y la estabilidad del continente americano”. Asimismo, el canciller hizo un llamamiento “a todos nuestros compatriotas a unirnos en la defensa de nuestro pueblo sagrado”.

“Queremos agradecer todas las expresiones de solidaridad con Venezuela y el rechazo al uso de la fuerza”, subrayó el canciller, agregando que “es un momento de unidad de los pueblos del mundo, en especial de nuestra América”.

Escalada intervencionista

En tanto, este viernes el Pentágono subrayó que todavía no se ha emitido ninguna orden en relación a Venezuela. “El Pentágono no ha recibido ninguna orden referente a Venezuela […] Si se nos pide, estamos preparados para ayudar al Gobierno para proteger nuestros intereses nacionales y nuestros ciudadanos”, declaró el portavoz del Pentágono, Eric Pahon.

Repudio latinoamericano

La respuesta de diversos países latinoamericanos a la bravuconada de Trump no se hizo esperar.

Fotomontaje: RT /wikipedia /Reuters

Bolivia y el silencio de algunos países

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, criticó las declaraciones de Trump: “Condenamos el afán intervencionista armado de EEUU contra Venezuela, país que busca la paz en diálogo en Constituyente y elecciones regionales”.

Además, en su cuenta de Twitter, Evo se refirió a la decisión de otros países de no repudiar las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca: “Derecha local e internacional guarda ruidoso silencio cómplice”. Aunque no hizo mención alguna específica, el ostensible silencio de la Argentina, Brasil y otros países como Colombia, Perú, Paraguay y Uruguay no pasan desapercibidos en la comunidad latinoamericana.

Morales, asimismo, señaló: “Ahora sabe el mundo que quienes estaban contra Maduro sólo buscaban la intervención militar del imperio”.

México también responde

Un comunicado oficial del gobierno de México señaló que ese país rechaza el “uso o la amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y afirma que la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas”.

El documento no menciona al presidente Trump directamente, pero la declaración recordó que México, junto con otros 11 países, adoptó la Declaración de Lima “en la que condenan la ruptura del orden democrático en Venezuela”, y que “no reconocen a la Asamblea Nacional Constituyente”, pero que “los países firmantes de la Declaración de Lima rechazaron de manera enérgica la violencia y el uso de la fuerza”.

Por último, el mensaje oficial remarcó que “México reitera el contenido de la Declaración de Lima y seguirá haciendo todos los esfuerzos diplomáticos posibles para que se restaure la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada”.

La reacción de Chile

Asimismo, Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, declaró que su país rechaza la amenaza de una intervención militar en Venezuela: “Reiterando todos los términos de la Declaración de Lima sobre Venezuela, el Gobierno de Chile rechaza amenaza de una intervención militar en Venezuela”.

Fuentes: Agencias RT / Reuters

Informe: Horacio Çaró

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en Mundo
Comentarios cerrados

Sugerencia

A 72 años de aquel 17 de octubre de 1945

Con la presencia de los candidatos que encabezan las listas del Frente Justicialista, este