Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Los mandatarios de 21 provincias rechazaron a través de un documento de cuatro puntos emitido tras un encuentro realizado en la Casa de San Juan, en el microcentro porteño, la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia autorice el pedido de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, de una actualización del Fondo del Conurbano bonaerense. Se mostraron preocupados y unidos ante una medida que cuenta con el aval del gobierno nacional y que consideraron «gravísima».

Por su lado, el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz aseguró que si Nación da curso al reclamo de Vidal, pondría «en crisis al sistema, porque llevaría a todas las provincias en una situación de quebranto económico, y en una situación de ingobernabilidad política».

Los gobernadores solicitaron al máximo tribunal que no tome resolución alguna sobre el reclamo de la provincia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano “hasta tanto sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre la Nación, las provincias y el Congreso”.

También plantearon que «siendo un tema que involucra la relación Nación-Provincias, su tratamiento indefectiblemente debe darse a través del debate entre Nación, las provincias y el Congreso de la Nación».

En realidad los mandatarios reconocen la legitimidad del reclamo de Vidal ya que el Fondo del Conurbano quedó congelado en 1996 y muy desactualizado luego de la devaluación de 2002, pero plantean que el giro de fondos para corregir eso debe correr por cuenta de la Nación y sin que implique un recorte a las partidas de dinero que sus provincias reciben.

Además del gobernador anfitrión, Sergio Uñac (San Juan) estuvieron sus pares peronistas Juan Schiaretti (Córdoba); Sergio Casa (La Rioja); Lucia Corpacci (Catamarca); Juan Manuel Urtubey (Salta); Domingo Peppo (Chaco); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Gildo Insfran (Formosa); Carlos Verna (La Pampa); Hugo Passalacqua (Misiones); Juan Manzur (Tucumán); y los vicegobrnadores Carlos Ponce (San Luis); Pablo González (Santa Cruz) y José Neder (Tierra del Fuego).

También asistieron los oficialistas Gerardo Morales (Jujuy); Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes) y los que no pertencen ni al PJ ni a Cambiemos como Miguel Lifschiltz, Omar Gutiérrez (Neuquén); Alberto Weretilneck (Río Negro) y Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero).

En la conferencia de prensa que brindaron tras el encuentro, Schiaretti reclamó «que se ponga también en la balanza» la cantidad de subsidios que reciben de la Nación la provincia y Ciudad de Buenos Aires, porque «es injusto» que se les dé más que al resto de los distritos.

En tanto, Lifschitz se pronunció en sentido similar y consideró que para dar una discusión en serio “se debería poner todo sobre la mesa: Reforma tributaria (el Gobierno trabaja en una iniciativa en ese sentido pero aún no informó su contenido), subsidios, impuesto al cheque y otras cuestiones”. “Nadie discute la validez del reclamo de Buenos Aires, pero ¿que pasaría con las demás provincias? Podría entrar en colapso todo”, advirtió el mandatario santafesino.

Lifschitz con el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti de fondo, habla con le medios después del encuentro./ Foto. Prensa de Gobernación Santa Fe.

Lifschitz reconoció que la Nación tiene una deuda con Santa Fe que aún no ha sido resuelta, pese a que existe un fallo de la Corte que obliga al gobierno nacional a efectuar el pago. “Evidentemente las discusiones entre provincia y Nación sobre el tema de recursos es histórico, no es que se plantea solamente ahora, lo que ocurre es que la demanda que hace la provincia de Buenos Aire ponen en crisis el sistema, si se diera curso a esa demanda pondríamos a todas las provincias en una situación de quebranto económico, e ingobernabilidad política, cosa que sería gravísimo para la Argentina, con lo cual hay que buscar otro camino, que como acordamos entre todos es el camino del diálogo entre Nación y provincias, en el marco del Congreso Nacional”, afirmó finalmente Lifschitz.

Foto: Twitter del gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey.

Con respecto al Fondo del Conurbano bonaerense, el gobernador salteño Urtubey, por su lado, insistió, como se remarcó en el documento, que «el ámbito para discutir debe ser el Congreso» y agregó que «el Ministerio del Interior debe convocar a una reunión a todos los gobernadores para que podamos conversar esto fuera de un clima electoral», es decir después de los comicios legislativos del 22 de octubre. El mandatario puntualizó que de prosperar el reclamo del gobierno de Buenos Aires, esto le costaría a su provincia más de 2.000 millones de pesos, que significa «un 5 por ciento del total de los recursos» que maneja.

El Ejecutivo bonaerense, con el aval del gobierno nacional –ambos conducidos por el frente Cambiemos– presentó el 1º de agosto del año pasado una demanda contra el Estado nacional en la Corte Suprema por considerar “inconstitucional” el tope, reseño la agencia de noticias NA.

La presentación judicial podría resultar en un resarcimiento de 300 mil millones de pesos que surgen del reclamo por el retroactivo de los recursos no recibidos entre 2011 y 2015, si es que la Corte falla a favor de Buenos Aires.

El máximo tribunal invitó a las provincias a que intervengan en defensa de sus derechos en torno al reclamo bonaerense, por lo cual no habría un fallo antes de las elecciones del 22 de octubre.

El documento

Los 21 representantes de las provincias firmaron un documento de 4 puntos que difundieron al finalizar el encuentro y que puntualiza: “Respecto del reclamo judicial planteado por la provincia de Buenos Aires en torno al tema Fondo del Conurbano, los gobernadores abajo firmantes acordamos manifestar:

1) Que la pretensión de la provincia de Buenos Aires perjudica gravemente al resto de las provincias y municipios

2) Que siendo un tema que involucra la relación Nación-Provincias, su tratamiento indefectiblemente debe darse a través del debate entre Nación, las Provincias y el Congreso de la Nación.

3) Solicitar respetuosamente a la Corte Suprema de Justicia no tome resolución alguna hasta tanto sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre la Nación y las Provincias y el Congreso de la Nación.

4) Que ratificamos la permanente predisposición al diálogo y la búsqueda de soluciones consensuadas».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“Para las normas locales Uber es una remisería trucha”

El Concejo aprobó el aumento de multas al transporte ilegal de pasajeros. El edil Toniolli