El movimiento palestino Hamas dijo estar dispuesto a discutir “sin condiciones” con sus rivales del partido Al Fatah, del presidente Mahmud Abbas, para intentar poner  fin a una década de divisiones.

La división entre Hamas y Al Fatah ha complicado la meta común de terminar con la ocupación israelí y fundar un Estado independiente. Por ello, la llegada de una delegación de dirigentes de Hamas de Gaza a El Cairo, Egipto, a fin de discutir con funcionarios de Al Fatah resulta promisoria para sellar la unidad.

Sobre la cuestión de la división interpalestina, uno de los líderes de Hamas dijo tras el encuentro que el movimiento islamista desea hablar con Abbas “sin condiciones”.

Como precondición para iniciar un diálogo, Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza, había exigido a Abbas dar marcha atrás con una serie de represalias tomadas por su gobierno nacionalista y laico, que tiene su sede en Ramallah, Cisjordania.

El presidente palestino redujo la provisión de electricidad a Gaza y recortó los salarios de decenas de miles de empleados públicos de la región costera en un intento de obligar a la organización islamista a disolver un comité político que formó para gobernar el territorio, en desafío a la autoridad de Abbas.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Por su “tendencia anti israelí”, EEUU abandona la Unesco

Estados Unidos anunció su retiro de la Unesco porque considera que tiene una tendencia ide