Científicos, investigadores y docentes universitarios tomaron la sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología que encabeza Lino Barañao, en el barrio porteño de Palermo, en rechazo a los recortes en el Conicet que impulsó el gobierno de Mauricio Macri, política que dejó afuera a unos 500 científicos. Este miércoles habrá una nueva asamblea para resolver cómo continúa la protesta.

Según los científicos, se está incumpliendo el documento que subscribieron en diciembre, después de la toma de cinco días del Ministerio de Ciencia, cuando lograron la extensión de las becas por un año para los 500 empleados despedidos y la reinserción de los afectados en el Conicet en universidades nacionales o en otros organismos públicos descentralizados.

Organizaciones de trabajadores piden que el Ministerio garantice la continuidad laboral de los despedidos y que se refuercen las líneas de financiamiento para llevar adelante las investigaciones en el Conicet. Hasta el momento, la repartición que comanda Barañao no hizo lugar a los reclamos. La única respuesta del gobierno nacional fue enviar agentes policiales a las puertas del edificio tomado.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General
Comentarios cerrados

Sugerencia

La elección que vale

Unos 2,7 millones de santafesinos están habilitados para votar este domingo, cuando se eli